En 'Todo es verdad'

Risto volvió a Cuatro tras su positivo en COVID con mensaje a los negacionistas: "Mi único síntoma ha sido el miedo"

Risto Mejide, en 'Todo es verdad'

Redacción

Risto Mejide reapareció este martes en Todo es verdad, desde casa, días después de haber dado positivo en covid-19. Tanto el presentador como Marta Flich permanecen en cuarentena y, mientras que la periodista regresó este lunes a Todo es mentira liderando el formato desde su hogar, el publicista le tomó el relevo en el programa de la noche de Cuatro.

'Todo es mentira' sorprende con Marta Flich desde casa y Carme Chaparro como copresentadora inesperada

'Todo es mentira' sorprende con Marta Flich desde casa y Carme Chaparro como copresentadora inesperada

Nada más arrancar la emisión, Risto aprovechó para lanzar un mensaje a la audiencia, relatando cómo se había sentido tras haber dado positivo 24 horas después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna Pfizer. "Sabéis que no me gusta hablar de mi vida privada", advirtió, "sin embargo, esta noche voy a saltarme esa norma porque después de pensarlo mucho, creo que es necesario compartir según qué cosas".

El presentador explicó que fue el pasado martes cuando, tras presentar el programa, se "encontraba regular". "Lo achaqué a los efectos secundarios de la vacuna", comentó , "me fui del plató tan tranquilo y esa noche fue complicada".

Al día siguiente, le realizaron una PCR como parte del protocolo seguido por Mediaset, que fue como conoció que tenía coronavirus. "Hay varios de esos momentos en la vida que uno va a recordar para siempre", reconoció "ese es uno de ellos, básicamente por la incertidumbre que se te viene encima".

"Se te viene el mundo encima"

"Después de un año sabemos que esto es mucho más que una gripe", continuó, "recibes la noticia de que te has contagiado y se te viene el mundo encima". En ese instante, se encerró en el cuarto de baño, y comenzó a pensar tanto en él como en su familia. "¿Y ahora qué?", se planteó, "con 46 años, si esto se complica...". "Lo que seguramente mucha gente de mi edad habrá pensado", reconoció, "es un momento que no le deseo a nadie".

A partir de entonces, se aferró "a lo que me ha venido consolando todo este año, que es mi única religión: la ciencia". Durante la semana, "gracias precisamente a la ciencia y a la vacuna, no he sufrido los síntomas que podría haber sufrido, que hemos visto en miles y miles de personas este año, que desgraciadamente no han tenido la suerte que yo he tenido".

Mensaje para los negacionistas

Otro estadio por el que ha pasado es echarse la culpa. "Empiezas a rebuscar intentando ver por de dónde ha salido ese contagio", algo que calificó como "inútil", dado que "lo importante es que estás contagiado y que tiene que protegerte y proteger a tu familia".

Además de agradecer los numerosos mensajes de apoyo recibidos, también lamentó los de "gente que te desea la muerte, la de tus seres queridos. Gente que te desea que el virus haga su trabajo. Gente que curiosamente es negacionista". A través de ellos, recordó que "todavía hay gente que no se cree que esto vaya en serio". "Mi único síntoma ha sido el miedo", reveló. "Cuando lo has sufrido y sufres, tienes la obligación moral y profesional de cargarte todos los argumentos de los negacionistas".

Etiquetas