En el último capítulo

Rocío Carrasco explicó la razón por la que no acudió a la llamada de su hija en 'Supervivientes'

Rocío Carrasco, al ver a su hija en 'Supervivientes'

Telecinco emitió el capítulo 12 de Rocío, contar la verdad para seguir viva. La última entrega del documental, que llevaba por título 'Punto de partida' y que se centró en cómo afectaron las apariciones mediáticas de su hija en GH VIP para defender a su padre y más tarde como concursante de Supervivientes 2020.

No, Rocío Carrasco no será jueza de 'Got Talent' como sustituta de Paz Padilla

No, Rocío Carrasco no será jueza de 'Got Talent' como sustituta de Paz Padilla

Fue ese programa el que más removió a Rocío Carrasco cuando le mostraron las imágenes de su hija pidiendo una llamada suya para saber si estaba bien por la pandemia, donde la envió una felicitación de cumpleaños, donde dijo haber vivido un calvario en su casa y donde aseguró no tener nada de lo que arrepentirse.

Preguntada por todo ello, la hija de Rocío Jurado dio la razón por la que nunca concedió esa llamada al reality: "Me extraña que dijera que había vivido un calvario en mi casa y después llore porque no la llamo. Ahí es víctima y verdugo. Habla igual que su padre, no se parece en nada a mí", empezó diciendo refiriéndose al desprecio con el que habló de ella ante la madre de Adara.

Y continuó señalando las contradicciones de su hija: "No me hace bien verlo porque sé que no es real, muy a mi pesar. De repente, ¿aquí los 7 años su madre es Olga y cuando se va a Supervivientes su madre soy yo? Llevaba 7 años sin saber nada de ella, en los que no ha tenido ninguna preocupación sabiendo cómo estaba y todo lo que había pasado. Nunca me ha felicitado mi cumpleaños, nunca jamás desde que se fue de mi casa, y sí lo hizo por la tele. Tuvo que irse a un programa a miles de kilómetros y tenía que de alguna manera, que ganarse el favor de la gente. Si hubiera querido hacerlo en privado lo hubiera hecho. Eso no es verdad", señaló sobre los sentimientos reales de Rocío Flores.

"Detrás de eso hay unos intereses creados. Quedó tercera. La imagen de niña maravillosa, de niña desamparada, de niña buena. Fue con la instrucción de hacer lo que hizo, sabiendo que yo públicamente no iba a decir nada. Todo se dice por algo y siempre con un beneficio económico, aparte del beneficio que a él le supone destruirme. Ella fue con un guion supervisado y organizado por su padre", sentenció.

Para acabar concluyendo: "Rocío no se ha preocupado de cómo he estado. Yo me he preocupado por mi madre, los hijos se tienen que preocupar por los padres también que somos los que damos vida. Y protegemos y educamos". Aún así reiteró que a quien culpabiliza es a "ese ser, a ese desecho".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas