Planeta Calleja

Rossy de Palma reveló a Calleja el infierno vivido con el padre de sus hijos: “No sé si me arrepentiré de contarlo”

Rossy de Palma en 'Planeta Calleja'

Planeta Calleja emitió este miércoles 4 de mayo una nueva entrega en Cuatro. Tras el emocionante viaje de Ara Malikian a sus orígenes, esta vez fue el turno de Rossy de Palma, que se lanzó a la aventura con Jesús Calleja en Ruanda para recordar sus primeros pasos en la interpretación y ahondar en algunos episodios personales desconocidos para la audiencia.

'Planeta Calleja' vuelve a Cuatro como buque insignia de su "relanzamiento" en Mediaset

'Planeta Calleja' vuelve a Cuatro como buque insignia de su "relanzamiento" en Mediaset

Entre lo más llamativo de su entrevista con el presentador de Mediaset se encuentran sus confesiones en el terreno personal y familiar. Y es que aunque Rossy lleva años en la primera plana mediática, poco se conoce sobre su vida, y en concreto, sobre sus momentos más complicados.

La artista conoció al padre de sus dos hijos mientras trabajaba en París, y aunque al principio todo fue bonito y hasta hablaron de ser padres antes de ponerse cara, las cosas empeoraron y terminó viviendo un auténtico infierno en el que tuvo que intervenir la policía.

“En el embarazo las cosas empezaron a ir mal. Empezó a ser más posesivo y quería dominar. Me sentía angustiada porque era de esas personas que petan y montan un pollo arbitrariamente. No sabía cuándo le iba a dar el telele”, rememoró. “Mis hijos me daban mucha fuerza y yo quería estar bien para ellos”, contó al presentador.

Finalmente, todo se rompió cuando las cosas fueron a peor y sufrió “un suceso violento” con intervención policial: “Tuve miedo porque me vi a mí misma desde arriba. Fui al hospital, al médico forense. Me aconsejaron que cogiese a mis hijos y me escapase con ellos a Madrid”, reveló, al tiempo que admitió: “No sé si me arrepentiré de contar todo esto”.

Desmintió “la leyenda” de cómo la descubrió Almodóvar

Antes de dar el salto al cine, Rossy de Palma se inició en el mundo del espectáculo con el grupo de música Peor imposible en plena movida madrileña. Fue gracias a sus shows musicales que el reputado cineasta puso el ojo en ella para La ley del deseo.

“Existe la leyenda de que me descubrió en un bar, pero no fue así. Él venía a nuestros conciertos y una vez que vino al bar donde estábamos, estaban preparando el personaje transexual para Carmen Maura. Yo tenía 19 años y un cuerpazo, entonces me preguntaron dónde podían encontrar la ropa que llevaba y les dije que me lo había hecho yo todo. Pedro me dijo que si quería hacer un papel en la película y le dije que sí”, desveló.

De hecho, tal fue su confianza en ella desde el primer día que “cuando llegué al rodaje, Pedro pidió que no me maquillasen, peinasen ni vistiesen porque quería que me lo hiciese yo todo”. Sin embargo, sí fue él quién le propuso su primer nombre artístico con el que apareció en los créditos de la mencionada película: Rossy Von Dona. “No me gustaba mucho. En Mujeres al bode de un ataque de nervios le dije que me iba a cambiar el nombre. Y menos mal que me lo cambié”.

Etiquetas
stats