Análisis

Los cuatro "fuegos" internos de RTVE bajo la calma política con la Corporación

José Manuel Pérez Tornero y Esteve Crespo

"La situación no es mala, en general. De verdad que no", tranquilizó el presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, en una entrevista concedida la semana pasada en la que repasó el presente y el futuro de la Corporación pública. Y es cierto que, 234 días después de su nombramiento, su nueva etapa está dotando a la Corporación de una mayor tranquilidad institucional que la eterna "provisionalidad" en la que se instaló el mandato de Rosa María Mateo. Aunque también sufre terremotos.

Dimiten los responsables de Internacional de RTVE por el veto de la dirección al viaje a Tinduf

Dimiten los responsables de Internacional de RTVE por el veto de la dirección al viaje a Tinduf

Para hacer navegar un transatlántico como RTVE, y así lo ha reconocido el mismo Tornero, es necesario "soporte político y de la ciudadanía". El primero de ellos es básico para lograr su estabilidad y poder plantear un proyecto que permita a la Corporación seguir adelante y responder a su mandato de servicio público.

En este sentido, la nueva etapa arrancó mal. En verTele ya reflejamos la decepción que generó la elección política del nuevo Consejo. Lo que nació como un deseado concurso público de méritos, acabó "volviendo a lo de siempre" como un acuerdo político para designar al nuevo Consejo de la Corporación pública alcanzado entre PSOE, PP, Unidas Podemos y PNV. Los partidos se "repartieron" los consejeros, con algunos viejos conocidos de la época marcada por la manipulación del PP como Jenaro Castro o Carmen Sastre, demostrando que la nueva etapa no nacía como una renovación, sino como la reafirmación de los "consejeros de partido".

Ya entonces la figura de Pérez Tornero aparecía como una esperanza. Se alabó su perfil transversal y moderado, frente a la polarización de su Consejo, y gracias a ello y a que los partidos se han mostrado satisfechos con tener representación (a excepción de Vox y Ciudadanos, precisamente los únicos que se muestran más críticos con el presidente en sus comparecencias mensuales en el Congreso o el Senado), hay un respeto a su figura y una paciencia con su labor inexistente hasta la fecha, sobre todo al referirse a las maltrechas audiencias de La 1.

Su buena sintonía con los partidos ha sido reconocida por el propio Tornero, que desde su primer encuentro con la prensa ya explicó que daría prioridad a lograr una financiación estable. Precisamente esta semana el Gobierno ha anunciado los Presupuestos Generales para el año 2022, que en general arrojan un recorte del 6.3% para la Corporación, pero RTVE ha lanzado un comunicado oficial en el que excluyen la aportación extraordinaria por los JJ.OO. de Tokyo y valoran que "continúan apostando por RTVE" con lo que en realidad es un aumento del 6.2%.

Tornero ya había pedido más financiación, comparando la menor partida presupuestaria que recibe RTVE respecto a otras cadenas públicas europeas. Y también, aunque dejando claro que no es su cometido ni su decisión, ha dejado claro que la vuelta de la publicidad no es indispensable, señalando que lo verdaderamente importante es lograr una financiación estable en base al mandato marco de la Corporación y al acuerdo entre partidos.

1) Denuncias de injerencias políticas

Si a nivel externo y político la situación es mucho más tranquila, a nivel interno la nueva etapa de RTVE vive su primera gran marejada. La dimisión de los responsables de Internacional por el veto de la dirección al viaje al Sáhara Occidental se encontró con el apoyo de todo el sector periodístico y con un nuevo comunicado público del Consejo de Informativos, el segundo porque ya había manifestado su "completo rechazo" a la decisión de la dirección.

La Corporación se defendió explicando que no se pueden aceptar viajes pagados por fuentes informativas, argumento que fue rechazado por los periodistas recordando que es "una práctica de viaje para profesionales de la información que es común y en la que RTVE ha participado y participa activamente con normalidad". El intercambio de comunicados también pone de manifiesto que mientras los directores de informativos de TVE (Pau Fons) y RNE (Mamen del Cerro) "realizaron esfuerzos" para reconsiderar la decisión, el director de Contenidos Informativos de RTVE (Esteve Crespo) fue el que les dijo que "el viaje no se iba a hacer", y se encargó de justificar la decisión.

Esa diferencia de criterio ha hecho que los profesionales de RTVE directamente denuncien las "interferencias políticas" y vuelvan a reclamar un periodismo libre e independiente. La controversia, lejos de haberse solucionado, ha llegado a este mismo viernes, día en el que los periodistas se han concentrado para mostrar su apoyo a los responsables de internacional que han dimitido agrupados bajo el hashtag #NoInjerenciasRTVE.

2) Nuevos nombramientos en el área de informativos

Esteve Crespo, el director de Contenidos Informativos de RTVE, mantuvo hace un mes un encuentro con la prensa en el que aseguró que su relación con el Consejo de Informativos era buena. Una consideración que fue luego confirmada por fuentes de ese órgano de representación de los periodistas que consultó verTele. Lo que no impide para que éste realice su labor, y surjan fricciones.

La última de ellas, además de ese enfrentamiento abierto por el veto al viaje al Sáhara Occidental, tiene que ver con el "engordamiento de la estructura directiva" de los informativos. Aunque no se ha comunicado públicamente, se han creado nuevas subdirecciones que para el Consejo de Informativos tienen "una difícil justificación funcional". Ascensos que además no han sido comunicados previamente al CdI, como obligan los estatutos de RTVE.

Pepa Sastre, editora del Telediario 1 en la época que acabó provocando los 'Viernes negros' y hermana de la consejera Carmen Sastre, es la nueva jefa de Planificación y Contenidos de los Servicios Informativos de TVE, la "segunda" de Esteve Crespo. Y Luis Javier Alcalá, quien fuera jefe de Nacional con Gundín en esa misma época, asume una labor similar en el Canal 24H.

En su anterior etapa, ambos recibieron informes desfavorables del Consejo de Informativos, que ahora ha advertido por ello del "importante malestar" que han generado sus ascensos. En respuesta, Esteve Crespo ha pedido que "no se estigmatice a compañeros".

Otras fuentes de la Corporación consultadas por verTele son más directas y menos políticamente correctas, denunciando que el área de informativos también se ha "repartido" políticamente, con profesionales afines a partidos (o al menos próximos a sus líneas ideológicas) situados en puestos de dirección y responsabilidad.

Recordemos que antes de la designación de Esteve Crespo, la reestructuración del organigrama de informativos de RTVE ya sufrió un traspiés por la negativa de Mamen del Cerro, que se quedó como directora de informativos de RNE. Un traspiés que generó la primera disensión pública de la dirección con el Consejo de Informativos, cuando RTVE desmintió un comunicado del órgano de representación de sus periodistas.

3) La lucha de los interinos

No es un problema único de RTVE, sino que se repite en muchos estamentos e instituciones públicas. Pero en el caso de la Corporación, afecta a 300 trabajadores interinos de los cuales la mitad lleva más de 10 años encadenando contratos temporales. Un centenar del total lleva más de 13 años en esa situación de temporalidad, lo que se traduce en precariedad, ya que en ocasiones ni tan siquiera saben cuándo se acabará su contrato. Afecta incluso a algunos de los principales rostros de la cadena, y tanto el Consejo de Informativos como sus presentadores se han unido para reclamar soluciones.

Esta situación se explica en el hecho de que la Corporación no ha convocado oposiciones en más de 13 años, lo que ha provocado que la bolsa de trabajadores temporales de RTVE siga creciendo. En este sentido, Tornero no ha dudado en defenderles, llegando a afirmar que "ya deberían ser fijos". De hecho, el presidente hace referencia a las oposiciones de este año recordando que "habrá unas 500 plazas y si no entran todos, una buena parte podrá". Es decir, este "fuego" interno afecta a RTVE, pero parece tener a su propio presidente alineado con los trabajadores, especialmente con los interinos.

4) Fichajes externos y externalizaciones

Uno de los grandes caballos de batalla de los profesionales de RTVE desde hace años es pedir que la Corporación emplee sus propios recursos para las producciones, sin recurrir a productoras externas. En el caso de los programas informativos, esa petición se transforma en exigencia puesto que la ley establece que los formatos informativos deben ser responsabilidad total de RTVE.

El propio Esteve Crespo afirmó ser "indudablemente" defensor de ese mandato legal, que la cadena pública anteriormente había "toreado" denominando como "info-entretenimiento" programas en los que se mezclase información y actualidad, como La hora de La 1 o el cancelado Las cosas claras de Jesús Cintora. Al aceptar su puesto, Pérez Tornero ya declaró que TVE no iba a tener más formatos de info-entretenimiento. En su parrilla actual, TVE sigue apostando por programas que están coproducidos por empresas externas, con una difusa línea entre la información y la actualidad.

El Consejo de Informativos ha recordado este requerimiento legal, y también ha "lamentado" que RTVE recurra al fichaje de profesionales externos como Silvia Intxaurrondo o Javier Ruiz. En referencia a Javier Ruiz, Pérez Tornero explicó al ABC que "no tenemos todo el talento capturado en nuestra empresa y que de vez en cuando, igual que contratamos a un actor para una serie de ficción, podemos contratar a un periodista", y Esteve Crespo defendió su fichaje explicando que "suma a RTVE".

Esta incorporación generó también otro "malentendido" entre la dirección y el Consejo de Informativos. Primero, en su comunicado, el órgano citó directamente a la Dirección de Informativos para asegurar que Javier Ruiz "abandonará la Cadena Ser próximamente. Esperamos que sea así" (tras mostrar su "sorpresa" porque "un profesional con un cargo en un medio privado como la Cadena Ser, sea el elegido para pilotar un programa de debate en RTVE y su nombramiento se anuncie antes de cesar"). Luego, sin embargo, Esteve Crespo desmintió ese contenido, explicando que sí se desvincularía de otra cadena como es Mediaset, pero que podrá compatibilizar su programa en TVE con la Cadena SER como jefe de Economía porque "es una decisión personal de él", aclarando que desde TVE "no le hemos pedido" que abandone esa función.

La nueva RTVE de Pérez Tornero vive, por lo tanto, una etapa de aparente tranquilidad externa sobre todo en la esfera política. Un período de calma que, a nivel interno, se relaciona directamente con la conformidad de los partidos por haber podido acceder al Consejo y a algunos de los puestos claves del área de informativos. Razón por la que sus profesionales mantienen el desánimo con el recuerdo lejano del concurso público que pudo ser y no fue.

A finales de marzo, tras iniciar su mandato, en verTele ya recogimos los seis principales retos en RTVE de su nuevo presidente, José Manuel Pérez Tornero. Siete meses después, la hoja de ruta está yendo más lenta de lo que los trabajadores esperaban, y todos los "fuegos" internos responden exactamente a algunos de esos retos que se planteaban y se siguen planteando. Ojalá, por el bien de RTVE, para ser superados.

Etiquetas
stats