Salen los reproches y las "envidias"

'Sálvame' airea el "mal rollo" y "celos" entre sus reporteros: "Cuando hay que coordinar las vacaciones, nos matamos"

Sergi Ferré en 'Sálvame'

Redacción

La endogamia ha sido uno de los rasgos identitarios de Sálvame desde sus inicios: las tramas de los tertulianos, sus problemas internos y sus desavenencias, han sido un generador continuo de contenido, más incluso que el de los personajes a los que invitan o de cuyas vidas comentan. Sin embargo, hasta la fecha los reporteros se habían mantenido en un perfil bajo, alejados de ese foco. Podían tener mayor o menor protagonismo en ocasiones, pero quedaban ajenos a convertirse en estrellas del programa. Hasta ahora.

La pulla por sorpresa de Jorge Javier a las Mellis en 'Sálvame': "Para lo que habláis en el programa..."

La pulla por sorpresa de Jorge Javier a las Mellis en 'Sálvame': "Para lo que habláis en el programa..."

La reciente boda de José Antonio León, uno de los corresponsales más mediáticos del magacín, y las ausencias en el plantel de invitados al evento, ha servido para que el formato de La Fábrica de la Tele aborde las relaciones entre unos y otros en la escaleta. No solo eso: Sergi Ferré ha pasado de buscar declaraciones de famosos a darlas él, en este caso, a Paz Padilla, para revelar las tensiones entre sus compañeros de micrófono.

"José Antonio últimamente está muy arriba"

Este empezaba con fuerza su intervención, descubriendo el calificativo de "estrellita" que algunos reporteros han puesto a León. Aseguraba que no había "mal rollo" entre el andaluz y él por el hecho de que no se le hubiese invitado al enlace: "Yo no esperaba una invitación. No soy amigo de José Antonio", dijo, y explicó que su colega de profesión "tuvo un detalle" tiempo atrás consistente en dejar de seguir a todas sus amistades en redes sociales. "José Antonio últimamente está muy arriba".

Sobre la ausencia de algunos amigos de León en la ceremonia nupcial, abundó en detalles y habladurías: "A mucha gente se le puso la excusa del covid, de que había que invitar a poca gente por eso... Pero es verdad que había mucha gente de relleno y con la que él no tiene ningún tipo de relación", dijo y citó a José Antonio AvilésLas Mellis y Gonzalo Montoya. Estas acusaciones no fueron bien recibidas en plató, pues María Patiño o Kiko Jiménez, así como la propia Padilla, recalcaron que este último, participante de La isla de las tentaciones, trabó tiempo atrás amistad con León.

"Entiendo y daba por hecho que esto iba a salir", exclamaba Patiño, y Gema López apostillaba: "Los celos iban a salir". La primera daba su argumentación: "Todos somos colegas cuando estamos en la misma línea, pero en un momento determinado si José Antonio ha salido en prensa porque tiene amigos conocidos y por ese carácter que tiene, provoca un recelo", proseguía la periodista. "Pero a mí me la bufa", interrumpió Ferré, que elevó el tono.

"A mí José Antonio cuando me dejó de seguir en Instagram me hizo un favor. Porque menudo coñazo su Instagram cuando empezó con la niña esta", dijo en tono despectivo sobre la ahora esposa del reportero. "Le hice un unfollow con una tranquilidad y una paz... Es súper pesado".

"Cada vez que hay que coordinar las vacaciones, nos matamos"

"Ahora todo el mundo se está preguntando: ¿tienes envidia de José Antonio?", lanzó Kiko Hernández. "Sí, bueno, un montón", ironizó el reportero, que reconoció que ni había felicitado por su boda a León ni le había hecho ningún regalo. Pero eso sí, quiso dejar claro que las tensiones son grupales y no individuales.

"Nosotros aquí, cuando salió lo del Gran Hermano Okupa [Sálvame Okupa era el nombre de aquella sección] pensé que si metieran a los reporteros... tendrían para siete temporadas. Cada vez que hay que coordinar las vacaciones, nos matamos. Sale lo peor de cada uno, somos incapaces de poner de acuerdo por las buenas", aseguró, introduciendo en la conversación a Kike Calleja y Omar Suárez. "Siempre tiene que haber sorteo y acaba fatal".

La cosa fue a más: Kiko le preguntó al reportero a cuál de sus compañeros invitaría a una hipotética boda, a lo que respondió tajante: "A nadie". Aseguró tener "una relación cordial" con el resto de sus compañeros, pese a todo. "Es una relación de trabajo, no somos amigos. Yo con Omar tengo muy buena relación, pero nunca me he ido a tomar nada"

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas