Vídeo

'Sálvame' asaltó el despacho de Vasile: “Me picó la araña y soy como Spiderman”

Víctor Sandoval y Chelo García Cortés

Los colaboradores de Sálvame asaltaron este viernes el despacho de Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España. Lydia Lozano, Víctor Sandoval, Chelo García Cortés y Carmen Alcayde fueron los elegidos para llevar a cabo esta 'difícil' misión que el programa había organizado para promocionar la película Way Down, en la que Freddie Highmore, Luis Tosar y José Coronado se ven implicados en el robo al Banco de España.

'Got Talent' se dejó 'engañar' por el protagonista de un famoso anuncio

'Got Talent' se dejó 'engañar' por el protagonista de un famoso anuncio

El sabotaje de Sálvame se grabó desde todos los ángulos como si también se tratara de una gran producción cinematográfica. Enfundados en sus trajes negros, los tertulianos recorrieron las instalaciones de Mediaset para abrirse paso hacia el despacho del empresario, que está “muy vigilado” y es “imposible acceder a él”, según advirtió Lydia, que tomó el rol de cabecilla.

“Da igual, imaginemos que estamos en Sálvame. Hagámoslo sin plan, sin guion...”, sugirió Alcayde. Y así fue como se hizo. Accedieron por el parking esquivando a los guardias de seguridad hasta que se toparon con una puerta cerrada que pudieron abrir gracias a que Víctor siempre lleva un hacha encima. Mientras tanto, Carmen y Chelo se hicieron pasar por el personal de limpieza y lograron coger las llaves... de Basilio. “¡Te dije las de Vasile!”, reprochó Carmen a su compañera de misión.

Así pues, no quedaba otra alternativa que entrar por la ventana del despacho, algo que Víctor pudo hacer con tremendo desparpajo: “Menos mal que desde que me picó la araña soy como Spiderman”, bromeó el tertuliano en referencia al grave problema de salud que sufrió por culpa de un arácnido. Se puso la braga para ocultar su rostro y se descolgó por la fachada de Mediaset, pudiendo así burlar todas las medidas de seguridad. “¡Lo hemos logrado!”, celebraron los elegidos cuando pudieron entrar en el despacho de Vasile, en el que les esperaba un pequeño cofre con algunos doblones de oro.

Etiquetas
stats