Los espectadores de Telecinco volvieron a pasar este lunes de la fiesta al drama con la enésima transición abrupta entre Sálvame y los Informativos de prime time, cuyos relevos diarios están generando noticias suficientes como para armar un noticiario completo.

Después de que el viernes Roberto Fernández fuese testigo en pantalla partida del fiestón de Nuria Marín y los colaboradores del magacín mientras esperaba el momento de arrancar su entradilla, el presentador de Informativos Telecinco asistió ayer lunes a otra juerga a cargo de Carlota Corredera y compañía.

En esta ocasión, El Tomate acababa de realizar un polígrafo a todos sus colaboradores para descubrir quién de ellos es el topo que ha filtrado a los paparazzi la pizarra de las vacaciones veraniegas de sus compañeros. Jesús Manuel era el sospechoso número uno para todos, por lo que la resolución de su última pregunta se quedó para el final del programa.

De la croqueta de Jesús Manuel a las noticias

Ya pasadas las 21 horas, la famosa Conchita determinaba que el colaborador decía la verdad, provocando que este se lanzara el suelo a celebrarlo haciendo la croqueta por el plató. En ese momento, Carlota acertaba al interrumpir el jolgorio para dar paso a toda prisa al presentador de Informativos Telecinco, que ya estaba preparado para empezar con el sumario.

También fue rápido el realizador, que cambió en cuestión de décimas de segundo el plano del plató para evitar una imagen como la que ofreció el pasado viernes y otros tantos días pasados.

Estos cambios abruptos entre el magacín vespertino y el informativo nocturno son consecuencia de la estrategia de la cadena de Mediaset, que con el objetivo de retener a la audiencia de la tarde une ambos espacios sin que estén separados por un bloque de publicidad que pueda provocar una fuga de espectadores.

Etiquetas
stats