Vídeo

'Sálvame' persiguió a Sonsoles Ónega para ceder el testigo a 'Ya son las ocho'... y le pasó su “gafe”

Sálvame está viviendo una semana feliz con su Fashion Week. O al menos sus colaboradores, que este jueves lo demostraron al ceder el testigo a Ya son las ocho de una manera que será recordada tanto como sus famosos pases a Pedro Piqueras para el informativo.

Chelo García Cortés abandonó la 'Sálvame Fashion Week' al romperse la muñeca

Saber más

La entrega del magacín de tarde estuvo principalmente dedicada a hablar de la noche anterior, con victoria de María Patiño y accidente de Chelo García Cortés que le ha provocado una fractura del radio. Pero también incluyó un desfile inédito que no dio tiempo a celebrar en la gala. Y al acabar, cuando tocaba dar paso al programa de Sonsoles Ónega, todos se propusieron incluirla en su fiesta.

Todos los colaboradores, vestidos para ese desfile, decidieron dejar el plató de Sálvame cinco minutos antes de su final y literalmente irse a buscar a la presentadora por los pasillos de Telecinco. Terelu Campos lo explicó así: “Lo que está pasando es que no tenemos la cámara que se llama mochila para salir del plató, y como no se pueden sentar y estamos cansados de ayer, han salido corriendo. No llegas nunca a las ocho de la tarde Sonsoles, hija de mi vida, llega ya de una vez”.

Ónega, sorprendida al ver a todos los de Sálvame esperándola mientras bailaban el tema 'Ríe y llora' de Celia Cruz, se retrasó por la interacción mientras sus compañeros le gritaban “¡Que ya son las ocho!”, haciendo referencia al nombre de su programa... y a que llegaba tarde.

Y esas mismas prisas le provocaron otro pequeño accidente, siguiendo el “gafe” que parece estar sufriendo Sálvame, pasándose a Ya son las ocho. Al entrar en plató tras presentar a Gloria Camlia, Sonsoles Ónega sufrió un tropezón que le hizo incluso perder el zapato: “¡No te digo que me mato! Esto es muy fuerte, de verdad... como Chelo García Cortés. Voy a empezar a pensar que algunas cosas son verdad, dijo, haciendo referencia a la “maldición de Sálvame” tras los accidentes de Belén Esteban, Lydia Lozano y Chelo García Cortés.

Al ver que no había sucedido nada grave, sus propios colaboradores bromearon con que “le habían puesto trampas”, pero la presentadora no tardó en ponerse seria para introducir el primero de sus temas.

Sálvame está viviendo una semana feliz con su Fashion Week. O al menos sus colaboradores, que este jueves lo demostraron al ceder el testigo a Ya son las ocho de una manera que será recordada tanto como sus famosos pases a Pedro Piqueras para el informativo.

Chelo García Cortés abandonó la 'Sálvame Fashion Week' al romperse la muñeca

Saber más

La entrega del magacín de tarde estuvo principalmente dedicada a hablar de la noche anterior, con victoria de María Patiño y accidente de Chelo García Cortés que le ha provocado una fractura del radio. Pero también incluyó un desfile inédito que no dio tiempo a celebrar en la gala. Y al acabar, cuando tocaba dar paso al programa de Sonsoles Ónega, todos se propusieron incluirla en su fiesta.

Todos los colaboradores, vestidos para ese desfile, decidieron dejar el plató de Sálvame cinco minutos antes de su final y literalmente irse a buscar a la presentadora por los pasillos de Telecinco. Terelu Campos lo explicó así: “Lo que está pasando es que no tenemos la cámara que se llama mochila para salir del plató, y como no se pueden sentar y estamos cansados de ayer, han salido corriendo. No llegas nunca a las ocho de la tarde Sonsoles, hija de mi vida, llega ya de una vez”.

Ónega, sorprendida al ver a todos los de Sálvame esperándola mientras bailaban el tema 'Ríe y llora' de Celia Cruz, se retrasó por la interacción mientras sus compañeros le gritaban “¡Que ya son las ocho!”, haciendo referencia al nombre de su programa... y a que llegaba tarde.

Y esas mismas prisas le provocaron otro pequeño accidente, siguiendo el “gafe” que parece estar sufriendo Sálvame, pasándose a Ya son las ocho. Al entrar en plató tras presentar a Gloria Camlia, Sonsoles Ónega sufrió un tropezón que le hizo incluso perder el zapato: “¡No te digo que me mato! Esto es muy fuerte, de verdad... como Chelo García Cortés. Voy a empezar a pensar que algunas cosas son verdad, dijo, haciendo referencia a la “maldición de Sálvame” tras los accidentes de Belén Esteban, Lydia Lozano y Chelo García Cortés.

Al ver que no había sucedido nada grave, sus propios colaboradores bromearon con que “le habían puesto trampas”, pero la presentadora no tardó en ponerse seria para introducir el primero de sus temas.

Sálvame está viviendo una semana feliz con su Fashion Week. O al menos sus colaboradores, que este jueves lo demostraron al ceder el testigo a Ya son las ocho de una manera que será recordada tanto como sus famosos pases a Pedro Piqueras para el informativo.

Chelo García Cortés abandonó la 'Sálvame Fashion Week' al romperse la muñeca

Saber más

La entrega del magacín de tarde estuvo principalmente dedicada a hablar de la noche anterior, con victoria de María Patiño y accidente de Chelo García Cortés que le ha provocado una fractura del radio. Pero también incluyó un desfile inédito que no dio tiempo a celebrar en la gala. Y al acabar, cuando tocaba dar paso al programa de Sonsoles Ónega, todos se propusieron incluirla en su fiesta.