Análisis

'Sálvame' vs. 'Tierra Amarga': así ha ido la batalla tras el "Canalesgate"

'Sálvame' y 'Tierra amarga'

Tierra amarga llegó el pasado 5 de julio a la tarde de Antena 3 con dos grandes preguntas por responder. La primera, si sería capaz de justificar el histórico adiós de ¡Ahora caigo! mejorando sus datos de audiencia. Y la segunda, si su rendimiento se traduciría en un nuevo acierto de Atresmedia dentro de su exitosa apuesta por las series turcas. Pasado un mes, Tierra amarga ya había respondido a ambas cuestiones. Y además de manera afirmativa.

El "repaso" de Antonio Canales a 'Sálvame' al ser despedido en directo: "Nos están ganando hasta las teleseries"

El "repaso" de Antonio Canales a 'Sálvame' al ser despedido en directo: "Nos están ganando hasta las teleseries"

La ficción otomana solo necesitó dos semanas para superar las cinco emisiones más vistas de ¡Ahora caigo! en todo el 2021, dando así la razón a Antena 3 en su cambio de fichas, tal y como analizamos entonces. No contenta con ello, Tierra amarga siguió encadenando un récord tras otro hasta agitar la franja de tarde, como también analizamos en su momento. Un logro al que contribuyó lo ocurrido el miércoles 11 de agosto, día en el que la serie superó por primera vez a Sálvame Naranja en estricta competencia.

Batir al hasta entonces imbatible programa de Telecinco colocó a la ficción turca en otro nivel. Uno en el que se ha ido asentando con cada nueva victoria y que ahora obliga a plantear un interrogante impensable aquel 5 de julio de su debut: ¿será Tierra amarga la oferta que acabe para siempre con la hegemonía de Sálvame Naranja? El simple hecho de que esta pregunta tenga sentido ya es un triunfo en sí mismo para la apuesta de Antena 3, pero lo es aún más que la duda se haya instalado en la competencia gracias a la inestimable ayuda de Antonio Canales.

El pasado miércoles 18, Carlota Corredera comunicó al tertuliano que no se le renovaría el contrato al no haber cumplido las "expectativas", a lo que el bailaor reaccionó dedicando un ataque frontal al propio programa. "Lo que no hay que hacer es un programa aburrido como el que estamos haciendo últimamente. Hay que reinventarse, hay que escuchar a la audiencia para no agotarla. Los directores deben empezar a darle al público alegría y no mirarse el ombligo. Cuando baja la audiencia y la gente hace zapping es porque algo no estaremos haciendo muy bien. Y no seré yo todo el culpable, que llevo tan poco...", dijo el 'superviviente 2021', que fue más allá y añadió lo siguiente: "Ahora [Sálvame] no está siendo el número uno. Nos están ganando las teleseries".

Los datos de 'Sálvame' y 'Tierra amarga' tras la tormenta Canales

Con "teleseries", Canales se refería, claro está, a Tierra amarga, que entre el miércoles 11 (día del sorpasso) y el martes 17 (día previo al estallido del 'Canalesgate') sumó tres victorias y dos récords de audiencia. Desde las palabras del bailaor, el duelo entre ambas ofertas ha arrojado los siguientes datos:

Miércoles 18

  • 'Tierra amarga': 16.8% y 1.521.000 (récord)
  • 'Sálvame Naranja': 16.5% y 1.481.000

Jueves 19

  • Tierra amarga': 18.1% y 1.626.000 (récord)
  • 'Sálvame Naranja': 15.6% y 1.405.000

Viernes 20

  • 'Tierra amarga': 17.9% y 1.575.000
  • 'Sálvame Naranja': 14.4% y 1.246.000

Lunes 23

  • 'Tierra amarga': 18% y 1.580.000
  • 'Sálvame Naranja': 16.4% y 1.437.000

Cierto es que Sálvame Naranja (17:00 -20:00h) dura casi dos horas más que Tierra amarga (17:45-19:00h), pero aun así las cifras anteriormente expuestas llaman la atención por sí solas. Eso sí, yendo a la franja de estricta competencia, que coincide con la emisión de la serie turca de Antena 3, cabe destacar que Tierra amarga ganó a Sálvame el jueves y el viernes con una ventaja considerable (2.8 y 3.9 puntos de margen, respectivamente) pero que, sin embargo, perdió en competencia directa el miércoles (-0.4) coincidiendo con el gran cebo del despido de Canales y su posterior reacción.

Es decir, que anunciar el cese en directo de un colaborador hizo que Sálvame subiera en audiencias ese mismo día, pero no los siguientes, donde sufrió dos contundentes derrotas consecutivas.

En el marco intersemanal, la evolución de ambos programas es la siguiente:

Semana del 9 al 13 de agosto:

  • 'Sálvame Naranja': 16.1% y 1.388.000
  • 'Tierra amarga': 16% y 1.393.000

Semana del 16 al 20 de agosto:

  • 'Sálvame Naranja': 15.7% y 1.414.000
  • 'Tierra amarga': 16.5% y 1.498.000

Del 18 al 23 de agosto ('Canalesgate'):

  • 'Sálvame Naranja': 15.7% y 1.392.000
  • 'Tierra amarga': 17.7% y 1.575.000

Por tanto, Tierra amarga ha aventajado en 8 décimas y 84.000 espectadores a Sálvame durante la última semana en el dato global. Diferencia que ha aumentado hasta los 2 puntos y 183.000 seguidores desde el "repaso" de Antonio Canales, cuya importancia no se limita únicamente a los datos de audiencia.

'Sálvame' no esconde el tema de su posible final

Gracias al ataque frontal del bailaor contra Sálvame, los seguidores menos atentos a los datos diarios de audiencia habrán descubierto que el programa de Telecinco últimamente está perdiendo la partida contra una "teleserie" de Antena 3. Algo que habrá pillado por sorpresa a aquellos espectadores instalados en la idea -cierta hasta hace no mucho tiempo- de que Sálvame era el número uno de la tarde y, al mismo tiempo, habrá dado la razón a aquellos que, como Canales, piensan que el programa ha perdido la frescura de sus mejores días.

Sea o no cierto esto último, la realidad es que Sálvame ha aprovechado las palabras de Antonio Canales para rellenar horas de contenido desde entonces. El jueves, por ejemplo, destapó los audios del bailaor fuera de cámara e incluso contactó con la psicóloga Sonia Cervantes para que analizara la actitud del tertuliano durante la tormenta. Pero no solo eso. Además, los propios rostros del formato, lejos de eludir el tema, han estado hablando durante los últimos días sobre un posible final del programa.

"No sé cuánto tiempo nos queda, pero el que nos quede lo vamos a intentar hacer siempre lo mejor posible", dijo con ironía ese mismo jueves Carlota Corredera, que además señaló que en las audiencias "no hay ni trampa ni cartón", aunque no le toca a ella analizarlas. Más contundente fue Kiko Hernández a la hora de tratar el asunto. "El final de Sálvame no lo deciden ni los que están en contra, porque ya no están, porque están reventados o por lo que sea, ni los que están a favor y dicen 'dios mío, que no me quiten Sálvame'. Esto lo decide la audiencia. Es tan fácil como un mando a distancia: tú decides ver La 1, Antena 3, Telecinco o Cuatro. Tú lo decides, y si nos tenemos que ir nos iremos, pero porque lo ha dicho la audiencia, no porque lo hayan dicho cuatro reventados o porque lo digas tú, Rosa Benito", comentó el tertuliano en relación a su excompañera, que horas antes había echado más leña al fuego al dar la razón a Canales desde el plató de Ya es mediodía.

En resumen, que en lugar de reflexionar de puertas para dentro, Sálvame ha llevado a su escaleta de contenidos el debate sobre su actual situación. Una estrategia que por ahora ha dado un resultado dispar a nivel de audiencias, pero que demuestra, una vez más, que lo importante de Sálvame no son los famosos ni las noticias y rumores que sobre ellos se cuentan, sino lo que ocurre entre las paredes de su plató. Y de ahí que el posible final del programa sea un tema a tratar como otro cualquiera.

Etiquetas
stats