Crónica de la semifinal en Telecinco

'Secret Story' expulsó a un cuarto finalista “subestimado” y entregó la esfera premiada

Los cinco finalistas de 'Secret Story'

Paula Hergar


La semifinal de Secret Story arrancó con el 'No dejes de soñar' de Manu Carrasco que emocionó a Luca Onestini, Cristina Porta, Luis Rollán y los Gemeliers, unos finalistas que llegaban a la última semana de concurso con rencillas sin resolver.

Desvelados los 17 secretos de 'Secret Story': lista completa por concursante

Desvelados los 17 secretos de 'Secret Story': lista completa por concursante

Para ello celebraron un Debate electoral en el que pusieron todas sus cartas sobre la mesa y aún así acabaron sin ponerse de acuerdo. Eso sí, antes de escuchar al nuevo expulsado todos se dieron la mano y desearon suerte entre todos ellos. Una dicha que no tuvo Luis, al quedarse en cuarto puesto por decisión de la audiencia, antes de la final del jueves.

Y una suerte que sí tuvo Sandra Pica que se alzó con los 50.000 euros de la esfera de los Secretos. Una bola que había ganado en contra de su voluntad ya que ella le pidió otra a Luca, pero él le entregó esa. La número 2. Que resultó finalmente premiada.

Luis se convierte en el cuarto finalista de la edición

Luca, Cristina, los Gemeliers y Luis estaban sentados en cada una de sus mesas del Debate electoral, dispuestos a escuchar la decisión de una audiencia que solo dejaba entre tres concursantes las votaciones para el jueves.

Finalmente, pasada la 1:00 de la madrugada, Carlos Sobera anunciaba: “El público ha decidido con sus votos que el cuarto finalista de La casa de los secretos, que por tanto se queda fuera de la gran final, sea Luis”. Todos lamentaron la marcha del compañero que mediaba entre las dos parejas, mientras él agradecía su paso: “He vuelto a tener 15 años, he aprendido muchísimo de gente más joven que yo. Espero que la gente se lo haya pasado, como mínimo, igual de bien que yo. Quiero darle las gracias a todos mis compañeros por esta experiencia única e irrepetible y al equipo que la gente no ve. Muchísimas gracias por esta oportunidad”.

De esta forma, Luis se marchaba siendo el cuarto finalista y uno de los pocos concursantes sin enemigos dentro de la casa. Una casa que dejaba totalmente dividida en dos bandos: el de Cristina y Luca, frente al de los Gemeliers. “No os enfadéis”, les aconsejaba a todos al despedirse. Mientras en plató, Isabel Rábago lamentaba que en la casa subestimaran constantemente a su amigo.

Sandra Pica se llevó doble premio con la esfera y Julen

María Mercedes, la notaria del programa, regresaba a plató tres meses después de aparecer en él para decidir el número de la esfera premiada y guardarla en un sobre. Esta noche volvía para entregar dicho sobre y desvelar al ganador de los 50.000 euros.

Antes de conocer al afortunado, el programa recordó quién tenía y cuántas esferas en su poder: los Gemeliers, Luca, Luis y Sandra tenían una cada uno y Julen hasta 12.

Para cantar el número premiado escogieron a Miguel Frigenti y Adara que aparecieron vestidos de los niños de San Ildefonso. A él le tocó decir los números y a ella el dinero ganado. Así fueron desvelando antes, las esferas no premiadas.

Para acabar anunciando: “La esfera premiada con 50.000 euros corresponde al número 2”, que correspondía a Sandra Pica. Una noticia que celebró por todo lo alto con abrazos y besos a Julen. Ella no se lo creía, sobre todo porque la tenía en su poder en contra de su voluntad y así lo recordó: “Ha sido la mejor experiencia de mi vida. Le daré las gracias a Luca porque yo quería el 13 y me dio el 2, así que ya se lo agradeceré cuando salga”.

Un último Debate Electoral sin consenso

El programa intentó saldar las cuentas pendientes de los finalistas con un último Debate Electoral que podía servir para lograr un acercamiento entre ellos y también para que la audiencia indecisa acabara de votar por quien más le convenciera para ganar el próximo jueves.

Los Gemeliers y Luca volvieron a recordar su malentendido por la palabra “hijo de puta” que al italiano le sentó mal y los cantantes seguían sin entenderlo después de tres meses de convivencia en la que nunca le había molestado. La discusión se calentó más cuando se acusaron mutuamente de machismo y homofobia, teniendo que intervenir Sobera para pedirles que si estaban todos en la misma línea en contra de todo eso, se unieran en vez de enfrentarse. Pero fue imposible.

La audiencia también les envió mensajes a los Gemeliers sobre si se sentían solos en la casa. A Luis agradeciendo su sentido del humor. A Cristina por ser “auténtica” y a Luca por un concurso en el que había sido protagonista. Esa palabra también fue polémica ya que cada uno de ellos se sentía así, por una u otra razón.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats