Crónica de la entrega en Telecinco

'Secret Story' ya tiene a su tercer finalista tras un “comunicado oficial” que agitará la casa

Carlos Sobera, en 'Secret Story: cuenta atrás'

Paula Hergar


En la entrega 14 de Secret Story: cuenta atrás descubrieron al tercer finalista de la edición. Luca y Cristina fueron los primeros, tras las nominaciones del pasado jueves en las que quedaron exentos. Y esta noche de martes, los salvados fueron Gemeliers, que juegan como uno solo, por lo que automáticamente se unieron a la lista de finalistas. A la vez, Sandra y Luis Rollán se jugarán la expulsión el próximo jueves.

Belén Esteban se ofrece a participar en el próximo reality de encierro de Telecinco

Belén Esteban se ofrece a participar en el próximo reality de encierro de Telecinco

Durante la noche, la casa estalló por los aires, con varias salas de la verdad en las que todos los concursantes se enfrentadron contra todos. Lo mismo que en plató, con colaboradores totalmente fuera de sí.

Además, Carlos Sobera anunció en un “comunicado oficial” que el próximo jueves Lucía Pariente, Adara, Miguel Frigenti y Julen subirán a la casa para “finiquitar sus cuentas pendientes”.

La audiencia salva a los Gemeliers ante la indiferencia de Luca

Luis, Sandra y los gemelos esperaban de pie el veredicto de la audiencia que anunció Carlos Sobera: “El público ha decidido con sus votos que debe continuar en la casa: Gemeliers”. Al escuchar su nombre, ambos se emocionaban y Sandra y Luis les abrazaban felicitándoles.

Mientras Luca y Cristina ni se levantaban del sofá, mostrando una indiferencia absoluta ante la noticia: “Estoy escuchando cosas que no quiero escuchar. Me parece bien que estén salvados pero que no me llamen más machista porque es lo más alejado a lo que soy”, decía el italiano. “No lo ha entendido porque no ha querido entenderlo”, decía uno de los cantantes defendiéndose.

Luis y Sandra, enfrentados por un tuit

Los primeros en protagonizar un careo fueron Sandra y Luis que se habían visto enfrentados en la casa por un tuit que mandó Julen, en el que aseguraba que el colaborador no estaba cuidando de su novia.

Ella se sorprendió, porque no era lo que había sentido, pero quiso creer al viceverso. Por ello, Rollán se había mostrado hundido en las últimas horas. Antes de empezar a ver vídeos, ella le tranquilizaba diciendo que ya había entendido la razón del tuit de Julen: “Fue por los puntos en la nominación”. Y añadió que entendía que él se sintiera decepcionado, pero ella no porque “lleva semanas nominándome”.

Luis se excusó explicando que aquella noche había sido todo improvisado porque estaba seguro de que iba a ser el expulsado del reality y no había pensado bien las nominaciones. Lo que sí tenía claro era que no iba a nominar a Luca porque había sido un gran apoyo y le quedaban pocas opciones.

Sandra y Cristina aclaran su papel en el concurso

Las siguientes en aclarar rencillas fueron Sandra y Cristina. La primera se quejaba de que la periodista le hubiera tildado de “mueble” su concurso asegurando que hacía mucho más que dormir y estar con Julen. A lo que Cristina respondió: “Tú dijiste que creías que te ibas tú porque decías que eras una bici estática y yo te dije que no dijeras eso, que cada uno aporta algo diferente a este concurso. Yo estoy tranquila con lo que he aportado”.

Mientras Porta se mostró en desacuerdo con las afirmaciones de Sandra sobre que su relación con Luca era por interés: “Pienso que se está acabando esto y ya no te necesita”, decía la ex tentadora en uno de los vídeos. Pero Cristina se reafirmaba en sus sentimientos hacia el italiano: “Estoy muy contenta con él y llevo tres meses viviendo esta bonita relación”. Y pedía que dejaran de opinar sobre ellos, porque ellos no lo hacían sobre el resto.

Cristina, Luca, los Gemeliers y el insulto de la discordia

Otro de los grandes malestares de la casa, en las últimas horas, fue provocado por una palabrota pronunciada por Jesús a Luca: “Hijo de puta”. Una expresión que, según los Gemeliers, han utilizado durante los tres meses de concurso y nadie se había enfadado, hasta que ahora están en la recta final y Luca la utiliza contra ellos.

Por su lado, el italiano se reafirmaba en su molestia: “He dicho ya muchas veces que yo en contra de ellos no tengo nada. Únicamente he dicho que nadie me llama con ese insulto. A mí nadie me llama así ni de broma ni en serio”.

Para acabar el enfrentamiento, Jesús aseguró que se quedaba con la amistad de su hermano, de Sandra y de Luis. Mientras Cristina lamentaba escuchar eso: “Yo si te puedo decir que te quiero mucho, como a tu hermano y eso a mí me duele”, expresó la periodista.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats