Vídeo

Una soltera de 'First Dates' se pide un Errejón: “Con esa carita de nada, flaquito, pero muy peleón”

Rocío, en el restaurante de 'First Dates'

La relación entre First Dates y la política vivió este jueves un nuevo capítulo. A lo largo de sus más de seis años de vida, por el dating de Cuatro han pasado multitud de solteros y solteras que han declarado su pasión o animadversión por partidos políticos e, incluso, por algunos de sus dirigentes. El último caso es el de Rocío, una argentina de 29 años que sorprendió a Carlos Sobera cuando él preguntó por su prototipo de hombre y ella empezó a hablar de Íñigo Errejón.

'Para toda la vida: The Bachelorette', relegado de Telecinco a Cuatro tras sus cinco desastrosas emisiones

'Para toda la vida: The Bachelorette', relegado de Telecinco a Cuatro tras sus cinco desastrosas emisiones

“Hubo una época en la que me calentaba mucho Íñigo Errejón. Me parecía muy atractivo ese hombre porque era así medio carita de nada, flaquito, pero muy peleón y muy guerrero”, dijo sobre el líder de Más País. “Yo soy grandota. Entonces, el contraste (...). Ese tipo de chico, y más si es un poquito tímido, porque yo soy muy extrovertida, tiene un puntito que me gusta más”, añadió nuestra protagonista, que por si fuera poco, descartó salir con alguien “que vote a Vox o tenga ideas anticuadas”.

A cambio, acudió al restaurante con la esperanza de encontrar una persona inteligente e interesada en dos de sus pasiones: la filosofía y la historia del arte. De hecho, pilló por sorpresa a su cita, Javier, cuando le preguntó qué opinión tenía de Nietzsche. Un giro de guion que el soltero superó con nota, pues le habló de la teoría del superhombre y de matar a Dios. “”Me humecta más la panocha un tipo culto e inteligente“, aseguró Rocío, que acabó satisfecha con la respuesta.

La pregunta sobre Nietzsche no fue la única sorpresa que la soltera dio a su cita. Antes, Rocío recibió a Javier haciendo el pino mientras bailaba twerking. Un “super poder”, como así lo definió la argentina, que dejó en shock al soltero, que para nada se esperaba algo así cuando apenas llevaban hablando un par de minutos.

La cita entre ambos dio, pues, para mucho. Aunque el balance final de ambos no fue el mismo. Rocío acabó encantada con Javier, al que definió como “un bombazo” que quería seguir conociendo en una segunda cita. Él, en cambio, reconoció que había sentido “más un rollo amistad que una atracción”. Quizá “porque me gustan más las rubias y surferas”, dijo este profesor de surf de 28 años. “En la próxima vida voy a nacer rubia, con ojos celestes y surfera. Yo te lo prometo”, bromeó Rocío para demostrar que se había tomado de buen grado este rechazo.

Etiquetas
stats