Un soltero de 'First Dates' pide matrimonio a su cita solo verla entrar por la puerta: “¡Qué bellezura!”

La pedida de matrimonio express en 'Firs Dates'

Paula Hergar


El restaurante de First Dates vivió otro momento icónico este lunes, 16 de enero, cuando Óscar se arrodilló ante Valentina solo verla entrar por la puerta.

El asombro de Sobera y Matías ante las exigencias de una soltera: "Los feos para las feas"

El asombro de Sobera y Matías ante las exigencias de una soltera: "Los feos para las feas"

Segundos antes, el soltero, de 42 años, había confesado a Carlos Sobera que era muy enamoradizo y que había tenido ya varias relaciones serias. Pero lo que nadie esperaba es que las flechas de Cupido fueran tan rápidas.

“¡Guau!” exclamó solo verla saludando al presentador. “¡Qué bellezura, Dios mío! A tus pies, ¿quieres casarte conmigo, mi amor?” soltó arrodillándose ante la risa nerviosa de ella, que casi no había pronunciado palabra.

En los totales, a solas frente a la cámara, Óscar explicaba que la había “encantado y llegado al corazón”. Hasta juró a los redactores que había sentido que era “la mujer (la tercera ya) de mi vida, ya para hacernos viejitos”. Y no dejó de halagarla: “Eres preciosa y se te ve cara de buena persona”, decía - curiosamente- mirando a sus pechos. “Valentina, qué nombre más precioso tienes, tienes el nombre de la Diosa del amor. Tienes el amor en la frente tatuado”, repetía.

A Valentina no le disgustó la reacción de él al verla: “Me gustó, es un hombre que viste muy bien, huele bien y es un caballero. Me gusta que se preocupen de hacerme sentir bien”, aseguró. Pero intentó conocerle más y que le conociera ella: “Soy de Colombia, tengo 35 años y soy esteticista. Algo que compatibilizo con ser bailarina de twerking”.

Esa última afición pudo demostrarla al bailar en mitad del restaurante cuando sonó la música y Óscar se quedó aún más embelesado: “Me encantaría dormir cada noche abrazado a tu pecho. ¿Eres todo natural o algo de silicona?”, quiso saber y ella le respondió que “natural”.

La mentira de Óscar que tambaleó la cita

Y cuando parecía que habían conectado, se trasladaron a la habitación para jugar a las preguntas y él leyó el primer cartón: “Daros un apasionado beso”, dijo pero ella le pidió leerlo y descubrió que no ponía eso. “Empezamos muy mal porque no me gustan las mentiras” aseguró enfadada.

Al reencontrarse frente a las cámaras, él se disculpó por la mentira y ella agradeció ese “gesto de valentía” al reconocerlo. Como era de esperar, Óscar pidió una segunda cita: “Ahora que te he conocido bien, ha habido un antes y después de conocerte en mi vida”, respondió él.

Y ella también aceptó: “Tendría otra cita no me gustó que me mintieras pero todos nos equivocamos, te diste cuenta del error y estoy deseando conocerte, Granada y que me des un masaje japonés”.

Etiquetas
stats