En "Conexión Honduras"

Adrián Rodríguez, sobre la multa por dejar Supervivientes: “Como si tengo que poner cafés a todo Telecinco”

Adrián Rodríguez, en el plató de Supervivientes

El actor Adrián Rodríguez, que anunció el pasado domingo su decisión de abandonar voluntariamente Supervivientes 2018, acudió por primera vez al plató de “Conexión Honduras” y fue recibido por la presentadora Sandra Barneda.

Supervivientes es un portento, la isla del tesoro para Telecinco con 22.4%

Supervivientes es un portento, la isla del tesoro para Telecinco con 22.4%

Lo primero que quiso es agradecer la nueva oportunidad que le había dado Telecinco, recordando que desde muy pequeño siempre le han tratado muy bien y confiado en él, aunque en esta ocasión “la culpa la tengo yo. Yo he sido el que ha tirado esta oportunidad por la borda”.

Con los ojos vidriosos y muy emocionado, también le agradeció su defensa a su amigo y ganador del reality Abraham García, tras lo que el programa repasó en un vídeo su evolución en los 18 días de concurso en los que había participado.

“Estoy dispuesto a pagar hasta el último céntimo”

Al volver de ese vídeo, Sandra Barneda le reconoció que parte del equipo que hace el programa estaba “muy afectado por las medidas que tienen que tomar cuando abandonáis, pero tienes que entender que si no todo el mundo abandonaría”, ante lo que Adrián Rodríguez intervino para dejar claro que lo aceptaba: “Por supuesto, por supuesto”.

“Estoy totalmente dispuesto a pagar hasta el último céntimo, porque es una decisión mía, y como si tengo que ponerme aquí en Telecinco a serviros cafés a todos. Es que me da igual”, aclaró el actor, que a continuación reconoció que se había precipitado al tomar la decisión de irse: “Estoy arrepentido por todas las consecuencias que conlleva todo esto, por esta oportunidad que se me había dado de nuevo”.

Mientras el programa mostraba cómo Abraham lloraba desconsolado, Adrián Rodríguez explicaba que “el coco me ha fallado totalmente. Esta profesión es altibajos constantemente. La primera semana yo estaba a tope, y el no comer, el no dormir, a mí me baja. 24 horas ahí es una semana”.

Mientras seguía hablando de pie junto a Barneda, Adrián tuvo que acercarse a abrazar a un desconsolado Abraham, y fue cuando rompió a llorar desconsoladamente. Ya en el centro del plató, Abraham lamentó que “me da mucha pena, porque sé que lo iba a hacer muy bien y ha perdido la oportunidad de vivir la experiencia más grande de su vida”.

Etiquetas
stats