Crónica de la gala

'Supervivientes 2021': Lola sacó a la luz el acoso y la depresión que sufrió tras 'La isla de las tentaciones'

Lola, en 'Supervivientes 2021'

"Tenemos por delante el último Tierra de Nadie" empezó anunciando Carlos Sobera a la audiencia al arrancar la entrega. Por lo que, todo apunta a que la final de Supervivientes 2021 podría ser el próximo miércoles, 21 de julio.

La transformación física de los 'Supervivientes 2021': el antes y después a vivir de robinsones en la isla

La transformación física de los 'Supervivientes 2021': el antes y después a vivir de robinsones en la isla

En el programa se vivieron dos de los puentes de las emociones más chocantes de la edición, con Tom pero sobre todo con las confesiones de Lola sobre los difíciles últimos meses que ha vivido.

En plató estaba sentada Rocío Flores con un peinado en trenza que recordaba al mismo que su madre, Rocío Carrasco, había lucido en su estreno en Sálvame esta misma tarde: "Ella es muy guapa, así que encantada", respondió la hija al escuchar que le decían que se parecía a ella.

Además, la prueba de la noche alzó a Gianmarco y Tom como posibles líderes de la próxima gala y, como consecuencia, uno de ellos volverá a plató como semifinalista.

Puente de emociones de Lola acoso en las tentaciones

En el puente estabas escritas las palabras "traición, pecado, culpa y perdón" y Lola empezó a caminar, una a una, para reflexionar sobre lo que significaban en su vida. "Traición es lo peor que he hecho respecto a parejas y a mí misma. Me considero una persona fiel y traicioné la confianza de una persona, de mi familia y de mi propia moralidad. No me siento orgullosa", empezó confesando refiriéndose a su paso por La isla de las tentaciones donde rompió con el que era su pareja, Diego.

"Fue una etapa en la que necesitaba sentirme mujer, tenía la autoestima por los suelos. Me acostumbré a no recibir nada y dar el 100% y cuando vi que podía ser libre me tiré por la ventana. Me disculpo con mi ex por haber destrozado la casa que teníamos", reiteró aunque señaló que ya todo era pasado.

En cuanto al "Pecado", explicó que toda aquella vivencia "derivó en un odio que sentía por mí. Se me machacó muchísimo. Caí en depresión, estaba en terapia y mis padres no lo sabían porque no quería preocuparles. Si no fuera por mi actual pareja no habría ni venido a Supervivientes que es lo mejor que me ha pasado en la vida. Me sentí mala persona porque me lo hicieron creer", recordó.

Y en ese momento empezó a desvelar los mensajes que había recibido en redes sociales durante la emisión del reality: "Me decían que me querían pegar palizas, hacer de todo, que no merecía la pena vivir, que me suicidara porque era lo peor y llegó un punto que me lo acabé creyendo. Que todo el acoso me lo merecía. Hice terapia de pareja también porque él llegó a odiarme", explicó dejando a Lara anonadada.

La presentadora no pudo callarse y subrayó: "Ojalá que esto sirva para hacer una reflexión importante del juicio gratuito en las redes sociales".

Por todo ello, Lola acabó concluyendo: "Quiero pedirme perdón a mí misma, porque muchas veces me he perdido, nunca me he querido, ni a mi físico, ni intelectualmente. Me gustaría salir y seguir estudiando y no ser una bala perdida".

La confesión de Tom sobre otra infidelidad

Tom también se subió al puente para reflexionar sobre los mismos conceptos. Solo al leerlos se echaba a llorar: "Me arrepiento de muchísimas cosa en mi vida. He sido tonto muchas veces".

Y arrancaba con la traición: "En mis relaciones amorosas he traicionado a Melyssa por Sandra, ella había dado todo por mí y yo le he traicionado frente a millones de personas. He traicionado a Sandra también cuando ella también me daba todo. No entiendo mi cabeza. Le fui infiel con Melyssa al volver de la isla y hace poco", explicó desvelando algo que pocos sabían.

En cuanto a sus pecados, explicó que "había sido una segunda vez, durante una noche en Madrid" y que se lo confesó "unos días después".

Se sentía culpable con su familia "por mis actos, por no estar tanto con mi madre al fallecer. Salía siempre de fiesta, no hacía caso, no estudiaba. Nunca estaba con ellos. Cuando pierdes a tu madre y no has estado al 100% con ella, no paro de culparme por todo, he hecho cosas feas en mi vida. Con mis novias, con mi familia, no me siento orgulloso de mí mismo. Lo tengo todo pero no tengo corazón. Aquí me he dado cuenta que podía cambiar muchas cosas porque no soy feliz", señaló.

Para acabar con el perdón: "He hecho tanto daño que no sabría con quien empezar. Necesito perdonarme por todo lo que he hecho. Tengo que estar con mi familia y ser leal con mi pareja".

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats