'Supervivientes 2022' desterró a una de sus protagonistas y dejó en el aire la existencia de una pareja escondida

Paula Hergar

La sexta gala de Supervivientes 2022 vivió dos de los reencuentros más esperados para sus concursantes: el de Tania y Alejandro que hasta acabó en pedida de mano, y el de Anabel Pantoja y Yulen, de los que sembraron algunas dudas.

Además, la audiencia decidió desterrar a Desy y dejar, una semana más, a Marta Peñate y Nacho Palau en el reality. Una noticia que alegró a Kiko Matamoros que minutos antes había tenido un rifirrafe con la ex gran hermana.

Tras los juegos de localización, llegaron las apneas para escoger al nuevo líder. Algo que lograron Yulen e Ignacio de Borbón, en sus respectivos equipos. Eso sí, esta noche no hubo nominaciones - como la semana anterior- porque las dejaron para el viernes.

Desy, al destierro pero con ganas de más

Tras la salvación de Kiko Matamoros, el pasado martes, los nominados que quedaban en la cuerda floja eran Marta Peñate, Nacho Palau y Desy. De los tres, la primera en salir de la lista negra fue la ex gran hermana que había estado llorando segundos antes porque no quería marcharse.

Y, minutos después, Jorge Javier Vázquez sacaba de dudas a los dos últimos: “Los espectadores han decidido que el concursante salvado sea Nacho”. De forma que Desy se convirtió en la nueva desterrada. Una marcha que dejaba a sus compañeros destrozados: “Anabel y Marta sed fuertes. Sobre todo que pueden cambiar de director porque parece Kiko Matamoros, que lo sabe todo”, soltó al marcharse refiriéndose a que en el juego anterior, en el que había ganado al colaborador, él le había deseado la expulsión.

Por supuesto, él no se quedó callado ante el ataque: “Tienes mal estilo para ganar y para perder”, a lo que Desy respondió: “Lo mismo que tú”.

Se subió al barco y se marchó hasta el Palafito donde se reencontró con Juan Muñoz. Allí, ella pidió que la dejaran sobrevivir sola, mientras que el humorista prefirió pedir la expulsión definitiva.

Tania y Alejandro aclaran las palabras que criticó Marta Peñate

El programa dejó que Tania y Alejandro se reencontraran tras haberse separado durante una semana, por un destino que no quiso dejarles en el mismo equipo. Al verse, ambos se abrazaron, besaron y emocionaron. Tanto que ella le prometió pedirle matrimonio de forma privada. Pero Jorge Javier quiso que lo hiciera, de una forma algo más resumida, ante las cámaras.

“Me encantaría pasar el resto de mi vida contigo. Aquí te das cuenta de que con poco eres feliz y me encanta vivir esta experiencia con él”, dijo ella y, aunque lamentó hacerlo de forma improvisada, él no dudó la respuesta: “Sí quiero, Jorge, quiero pasar toda mi vida con ella”, exclamó.

En plató el padre de Tania se emocionó y pidió disculpas a la madre de Alejandro por sus “formas” el pasado domingo, al escuchar la discusión en la que Marta Peñate le tildaba de faltar el respeto a su novia.

Eso mismo hicieron en la palapa, poner el audio de la discusión para que Tania lo escuchara, pero él quiso aclarar todo. “Yo dije que había echado un kiki yse lo dije a Mariana y Desy en la intimidad y sin cámaras”. Algo que la novia se creyó porque todas lo respaldaban: “Hacer el amor es lo más bonito del mundo, qué tontería con hacerlo o no”, zanjó la modelo.

Yulen y Anabel, ¿son pareja ya?

El otro reencuentro de la noche lo protagonizaron Anabel y Yulen. Ella se quedó sola en Cayo Paloma, lamentando no tener a ningún compañero al lado, cuando sin esperarlo él apareció. Ambos se abrazaron y alegraron y confesaron haberse echado de menos.

Después, en la Palapa, Kiko Matamoros aseguró que “algunos piensan que ya son pareja” solo que ella se esconde por su reciente separación. Incluso, el colaborador aseguró que Yulen había dicho que soñaba con Anabel y que tenía sentimientos por ella: “Yo también le quiero a él”, dijo para echarle un capote.

Pero varios de los compañeros dejaron en el aire su sospecha de que fueran pareja realmente y lo estuvieran ocultando.

La sexta gala de Supervivientes 2022 vivió dos de los reencuentros más esperados para sus concursantes: el de Tania y Alejandro que hasta acabó en pedida de mano, y el de Anabel Pantoja y Yulen, de los que sembraron algunas dudas.

Además, la audiencia decidió desterrar a Desy y dejar, una semana más, a Marta Peñate y Nacho Palau en el reality. Una noticia que alegró a Kiko Matamoros que minutos antes había tenido un rifirrafe con la ex gran hermana.

Tras los juegos de localización, llegaron las apneas para escoger al nuevo líder. Algo que lograron Yulen e Ignacio de Borbón, en sus respectivos equipos. Eso sí, esta noche no hubo nominaciones - como la semana anterior- porque las dejaron para el viernes.

Desy, al destierro pero con ganas de más

Tras la salvación de Kiko Matamoros, el pasado martes, los nominados que quedaban en la cuerda floja eran Marta Peñate, Nacho Palau y Desy. De los tres, la primera en salir de la lista negra fue la ex gran hermana que había estado llorando segundos antes porque no quería marcharse.

Y, minutos después, Jorge Javier Vázquez sacaba de dudas a los dos últimos: “Los espectadores han decidido que el concursante salvado sea Nacho”. De forma que Desy se convirtió en la nueva desterrada. Una marcha que dejaba a sus compañeros destrozados: “Anabel y Marta sed fuertes. Sobre todo que pueden cambiar de director porque parece Kiko Matamoros, que lo sabe todo”, soltó al marcharse refiriéndose a que en el juego anterior, en el que había ganado al colaborador, él le había deseado la expulsión.

Por supuesto, él no se quedó callado ante el ataque: “Tienes mal estilo para ganar y para perder”, a lo que Desy respondió: “Lo mismo que tú”.

Se subió al barco y se marchó hasta el Palafito donde se reencontró con Juan Muñoz. Allí, ella pidió que la dejaran sobrevivir sola, mientras que el humorista prefirió pedir la expulsión definitiva.

Tania y Alejandro aclaran las palabras que criticó Marta Peñate

El programa dejó que Tania y Alejandro se reencontraran tras haberse separado durante una semana, por un destino que no quiso dejarles en el mismo equipo. Al verse, ambos se abrazaron, besaron y emocionaron. Tanto que ella le prometió pedirle matrimonio de forma privada. Pero Jorge Javier quiso que lo hiciera, de una forma algo más resumida, ante las cámaras.

“Me encantaría pasar el resto de mi vida contigo. Aquí te das cuenta de que con poco eres feliz y me encanta vivir esta experiencia con él”, dijo ella y, aunque lamentó hacerlo de forma improvisada, él no dudó la respuesta: “Sí quiero, Jorge, quiero pasar toda mi vida con ella”, exclamó.

En plató el padre de Tania se emocionó y pidió disculpas a la madre de Alejandro por sus “formas” el pasado domingo, al escuchar la discusión en la que Marta Peñate le tildaba de faltar el respeto a su novia.

Eso mismo hicieron en la palapa, poner el audio de la discusión para que Tania lo escuchara, pero él quiso aclarar todo. “Yo dije que había echado un kiki yse lo dije a Mariana y Desy en la intimidad y sin cámaras”. Algo que la novia se creyó porque todas lo respaldaban: “Hacer el amor es lo más bonito del mundo, qué tontería con hacerlo o no”, zanjó la modelo.

Yulen y Anabel, ¿son pareja ya?

El otro reencuentro de la noche lo protagonizaron Anabel y Yulen. Ella se quedó sola en Cayo Paloma, lamentando no tener a ningún compañero al lado, cuando sin esperarlo él apareció. Ambos se abrazaron y alegraron y confesaron haberse echado de menos.

Después, en la Palapa, Kiko Matamoros aseguró que “algunos piensan que ya son pareja” solo que ella se esconde por su reciente separación. Incluso, el colaborador aseguró que Yulen había dicho que soñaba con Anabel y que tenía sentimientos por ella: “Yo también le quiero a él”, dijo para echarle un capote.

Pero varios de los compañeros dejaron en el aire su sospecha de que fueran pareja realmente y lo estuvieran ocultando.

La sexta gala de Supervivientes 2022 vivió dos de los reencuentros más esperados para sus concursantes: el de Tania y Alejandro que hasta acabó en pedida de mano, y el de Anabel Pantoja y Yulen, de los que sembraron algunas dudas.

Además, la audiencia decidió desterrar a Desy y dejar, una semana más, a Marta Peñate y Nacho Palau en el reality. Una noticia que alegró a Kiko Matamoros que minutos antes había tenido un rifirrafe con la ex gran hermana.