'Supervivientes 2022' expulsó a su “alegría” y asombró con una Noria Infernal “histórica” de Marta e Ignacio

Alejandro, Ignacio y Ana, en 'Supervivientes 2022'

Paula Hergar


Este jueves, 15 de julio, Marta Peñate, Alejandro Nieto, Ignacio de Borbón, Nacho Palau, Ana Luque y Anabel Pantoja cumplieron 85 días de aventura en Supervivientes 2022. No fue la única celebración, también era el cumpleaños de la sobrinísima que, como regalo, el programa le prometió una fiesta con sus compañeros.

Kiko Hernández se postula para 'Supervivientes 2023' tras saber que es la "preferencia absoluta" de la productora

Kiko Hernández se postula para 'Supervivientes 2023' tras saber que es la "preferencia absoluta" de la productora

Aunque no todo fueron buenas noticias. “Se nos va la alegría”, lamentó Lara Álvarez al saber que la expulsada de la semana era la mejor amiga de Olga Moreno. Que volverá directamente a España porque ya no existe la condición de “parásita”.

Todo ello en una noche, en la que Palau se hirió en la cabeza, le tuvieron que poner puntos y cancelaron el juego de recompensa. A la vez que Marta e Ignacio se jugaron el liderazgo en una Noria Infernal que fue histórica por superar el tiempo récord de anteriores ediciones.

El adiós definitivo a Ana Luque: “Os I Love you a todos”

Alejandro, Ignacio y Ana Luque eran los nominados de la semana. En una semana más crítica que las anteriores porque ya no habrá más concursantes que se conviertan en parásitos, ya no habrá más segundas oportunidades. La expulsión será definitiva.

De esta manera, los tres concursantes en la línea roja se levantaban en la Palapa para escuchar a Sobera pronunciar el nombre del primer salvado: Alejandro. Minutos más tarde llegaba la siguiente salvación: “Los espectadores han decidido salvar a Ignacio de Borbón”.

Por lo que era Ana Luque la que se convertía en la primera expulsada definitiva. Lejos de llorar y lamentar su marcha, la concursante se ponía a cantar el 'Cumpleaños feliz' a Anabel Pantoja. Tras ello, se dirigía al resto :“Decirle a mi salvaje [Alejandro] que eres el ganador y una máquina, Ignacio aunque me enfade le quiero un montón. Palau me ha dado mucho cariño y amor y se lo agradezco. Me ha encantado conocer a Marta y me llevo a una amiga”.

“Se nos va la alegría de Supervivientes”, decía Lara Álvarez y era entonces cuando Luque se echaba a llorar. “Gracias, os I love you”, decía entre lágrimas. Cogía sus cosas y se iba, pero el resto de compañeros se abalanzaban sobre ella para abrazarla y no dejarle ir.

La lesión de Nacho Palau tuvo “recompensa”

El juego de recompensa que propuso el programa, consistía en meterse en el barro, pasar por debajo de un tronco y mover una ficha para hacer 'Tres en raya'. Así lo hicieron hasta que Nacho Palau cogió demasiada velocidad en el barro y se dio tal golpe en la cabeza, contra el tronco, que se hizo una herida que le sangraba.

Aunque él quiso continuar, Lara Álvarez se lo impidió porque debía ver al médico: “Le están limpiando la herida, pero está perfectamente, le van a dar un punto o dos de sutura”, informó la presentadora.

Eso sí, al ser impares en el juego, con la ausencia de Palau, el programa decidió cancelarlo pero... a cambio, todos pudieron disfrutar de la recompensa. Algo que celebraron por todo lo alto.

Minutos más tarde, el concursante lastimado volvió a la Palapa con el resto y explicó que le habían cosido tres puntos, pero que se encontraba perfectamente.

Marta e Ignacio hacen historia en la Noria infernal

Marta Peñate e Ignacio de Borbón se jugaron la condición de líder batiéndose en una de las pruebas más duras del programa: la noria infernal. Ganarla era clave a estas alturas del reality en la que ya solo quedan cinco jugadores.

Para ella era la primera vez que la sufría, para él la segunda (y la anterior la había ganado contra Alejandro). Ambos se agarraron a los dos palos y no se soltaron durante más de 13 minutos. Algo histórico, según Lara. Y como ninguno caía, la presentadora les pidió que aguantaran un minuto y medio más porque si lo hacían se convertirían en líderes los dos.

“¡Esto es histórico!”, clamaba mientras hacía la cuenta atrás y al lllegar los dos se lanzaban al agua, rompían a llorar y se abrazaban. “Yo solo pensaba en que cuando murió mi abuelo, ahora le estaba abrazando. Así que esto se lo dedico a él”, dijo derrumbada Marta. Mientras Ignacio también dedicaba su triunfo a su familia: “Estoy muerto pero aquí seguimos”.

Etiquetas
stats