En 'Conexión Honduras'

'Supervivientes' oficializó a Carlos Alba, mostró un robo de comida y enfadó a Alejandro Albalá

Agustín Bravo y Carlos Alba en el helicóptero de 'Supervivientes'

Redacción

A la tercera fue la vencida para Carlos Alba en Supervivientes. Tras quedarse en el helicóptero en dos ocasiones, el ex de MasterChef pudo al fin rubricar su salto y convertirse en concursante de pleno derecho del reality. Ocurrió en la cuarta gala de Conexión Honduras, donde además de su elección como 'robinson', se vivieron dos mudanzas importantes.

'Supervivientes: Última hora' alarga su emisión del lunes y recurre a Jorge Javier Vázquez

'Supervivientes: Última hora' alarga su emisión del lunes y recurre a Jorge Javier Vázquez

La decisión más relevante de la noche estuvo, una vez más, en manos de la audiencia. Los encallados votaron a Agustín Bravo como su favorito para cambiar de grupo, y los supervivientes oficiales tuvieron en sus manos el poder de seleccionar el otro nombre que se enfrentaría al televoto para ser su nuevo compañero. El elegido fue Carlos, que se subió al helicóptero con la esperanza de saltar desde él tras dos ocasiones fallidas.

La audiencia decidió que fuese el cocinero el que pasase al grupo de los concursantes oficiales, mientras que el presentador tuvo que volver con el equipo encallado. Lo hizo, eso sí, feliz por su compañero: "Me alegro por ti y por tu familia. Por todos los que te queremos", le dijo Bravo antes de ver cómo su amigo saltaba al agua.

Agustín no volvió a alta mar, ya que los antiguos habitantes del Barco Encallado recibieron la mejor noticia posible: abandonan alta mar para instalarse en Playa Cabeza de León, una localización en tierra firme. Hay un 'pero': Lara Sajén, Sylvia Pantoja, Alexia Rivas y el propio Agustín Bravo se han convertido en nominados y se desconoce cuántos de ellos tendrán que decir adiós a la aventura, y cómo.

El enfado de Alejandro Albalá tras quedarse sin recompensa

El resto de la gala transcurrió entre sorpresas especiales y emotivas por el Día de la Madre, como las que recibieron Olga Moreno y Marta López, y entre un nuevo juego de recompensa que provocó el enfado de Alejandro Albalá. Los supervivientes oficiales se enfrentaron en dos grupos por una suculenta ensaladilla rusa. En primer lugar tenían que deshacer un lío de telas en una cucaña vertical para conseguir pasar al siguiente nivel. Después, por turnos, se lanzarían al agua en busca de unas piezas de un puzle gigante. Tras trasladarlas a la playa, uno de ellos debía realizar el puzzle resolviendo así la prueba con un mejor tiempo que sus contrincantes. 

Los ganadores fueron Tom, Valeria, Omar y Marta, por lo que Alejandro, Melyssa, Gianmarco y Olga se quedaron sin probar bocado de la ensaladilla. Albalá, abatido, sorprendió manifestando un fuerte enfado: "Estoy harto. Estoy todo el día viendo comer, y encima veo que sobra comida. Me comería lo que hay en el suelo. Tenemos mucha hambre... es pescado, arroz, pescado, arroz, pescado arroz... no puedo más. Me pesan las piernas. Me dan ganar de llorar viendo a los demás comer", dijo visiblemente molesto.

El robo de la hamburguesa

Otra recompensa, aunque en esta ocasión de una prueba anterior, fue objeto de robo en la playa de los robinsones oficiales. Recordemos que Gianmarco ganó el jueves una hamburguesa doble tras protagonizar un duelo histórico con Carlos Alba. Todo un "manjar" para los isleños que decidió racionar para poder alimentarse durante más tiempo.

Sin embargo, el plato no pasó desapercibido para sus compañeros en la Isla del Pirata Morgan. Especialmente para Marta López y Tom Brusse, que aprovecharon un momento de despiste del italiano para saquear su bolsa y apropiarse de un trozo de la burger que este tenía guardada entre sus cosas. Omar, Olga y Alejandro prefirieron contenerse y respetar el premio de su compañero, que poco más tarde se sorprendía al ver que no le quedaba tanta comida como él tenía en mente.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas