'Supervivientes' vive una fuerte división entre los 'Royales': “Esto es una guerra”

Yulen Pereira y Kiko Matamoros, en la isla de 'Supervivientes'

Se avecina una “semana calentita en Playa Royale” tras lo ocurrido en las últimas nominaciones de Supervivientes 2022. Esas palabras, pronunciadas por Yulen Pereira, resumen a la perfección la fuerte división interna que hay ahora mismo en su grupo, fragmentado en dos partes después de que Mariana Rodríguez nominara por sorpresa a Kiko Matamoros y la polémica pasara a estar servida.

'Supervivientes 2022' empieza su dinámica de 'tendiendo puentes' y decide sobre el futuro de Desy como parásito

'Supervivientes 2022' empieza su dinámica de 'tendiendo puentes' y decide sobre el futuro de Desy como parásito

Las versiones sobre lo sucedido con su voto son dos, ambas muy diferentes entre sí. El minigrupo formado por Yulen, Anua Beno y Tania Medina sostiene que Mariana echó por tierra los planes de Matamoros y Nacho Palau de nominar conjuntamente a Tania para que fuese la nominada de los 'royales'. Y la venezolana asegura que fue coaccionada por Yulen a no nominar a Tania, pues de hacerlo, el esgrimista utilizaría su poder de líder para nominarla a ella directamente, según su versión.

La disputa, como decimos, ha dejado Playa Royale dividida en dos y con una tensión en el ambiente irrespirable. Anuar se lo dejó bien claro a sus, muy a su pesar, compañeros en el momento de compartir medio coco con ellos: “Vosotros por un lado y nosotros por el nuestro. Y te lo partes tú, que tienes manitas también. A ver si encima que nos tratáis como las putas mierdas cuando os habéis puesto de acuerdo en joder a alguien de aquí y os ha salido mal...”

“Creo que a Nacho nos los hemos cargado”

Supervivientes: Última hora emitió este lunes estas imágenes y otras tantas sobre el debate que hay en ambos grupos. En ellas se pudo ver a Matamoros lamentándose de la oportunidad perdida tras la no nominación de Tania: “Cómo hemos perdido la isla, que la teníamos ganada si hubiéramos sido inteligentes”. Con ello, dio por hecho que Nacho Palau es carne de palafito: “Creo que a Nacho nos lo hemos cargado”. Algo que su compañero también asume, aunque sus ganas de quedarse en la isla “por mis hijos” y hacer que se sientan “orgullosos” de él siguen intactas.

A todo esto, Mariana afirmó sentirse “sucia” por haber nominado a Matamoros “y por no haber sido leal, sobre todo conmigo misma”. Todo ello, mientras en el otro grupo, Yulen, Anuar y Tania seguían apuntando contra ella. “Has fallado a la palabra de tu equipo, te has vendido y ahora te has quedado mal porque te has quedado con una mano delante y otra detrás. Has salvado tu culo, que es lo lógico porque estás en un concurso”, afirmaba Anuar antes de llamar “falsa” a Mariana porque, según él, a la cara va de buenas con Tania, pero a su espalda va diciendo que la exconcursante de La isla de las tentaciones es “Alejandro con las tetas operadas”.

“Estas mismas prótesis que tengo yo las tienen ella y muchas mujeres. Y ese comentario hacia otra mujer es muy feo”, respondió la modelo, a la vez que Yulen prometió devolvérsela a Mariana: “Se la voy a clavar directa”.

“Esto es una guerra”

Al día siguiente, las dos facciones de Playa Royal se vieron las caras, como es lógico. Y no para darse los 'buenos días', precisamente. “Kiko, te han traicionado. Estabais intentando hacer una estrategia y no os ha salido”, le dijo a la cara Yulen a Matamoros, aunque tanto éste como Nacho Palau no hablaron de estrategia, sino de “chantaje” por parte del esgrimista hacia Mariana.

Los nervios estaban tan a flor de piel que Nacho Palau prefirió alejarse de la zona para no tener que ver a Yulen, pero sobre todo a Anuar, su particular archienemigo. Sin embargo, las aguas, lejos de calmarse, se revolvieron aún más. Sobre todo cuando Anuar reaccionó a la marcha de Nacho con palabras como “vete a tomar por culo” o “niñato”, las cuales forzaron que su compañero se diera la vuelta, se encara con él y le dijera lo siguiente: “No te pases tampoco”. “”Relajadito, ¿vale, guapo? No te acerques tanto que te doy un besito“, respondió Anuar antes de que fuese Nacho Palau el que le diera un beso en la mejilla.

Un beso cargado de ironía, claro está, pues ahora mismo los 'royales' no están ni para besos ni para gestos de cariño. Porque como dijo el propio Anuar la noche anterior: “Esto es una guerra que han querido abrir, y ha salido así”.

Etiquetas
stats