Especial

Telecinco da el giro definitivo a 'Pesadilla en El Paraíso': así se verá el reality tras sus últimos cambios

El plató de 'Pesadilla en El Paraíso'

Laura Pérez


Un mes después de su estreno en Telecinco, y tras una sucesión de cambios en lo que a estructura y programación se refiere, Pesadilla en El Paraíso se enfrenta a su enésima reformulación. El llamado a ser el reality estrella de Mediaset en este inicio de temporada, y elegido para convertirse en el adalid de un futuro encaminado a los realities grabados -como la propia cadena expresó durante su presentación-, pasará ahora a ser un formato de convivencia cien por cien en directo.

Esta semana sí: Telecinco "intercambia" sus realities para proteger a las 'Tentaciones' de Joaquín

Esta semana sí: Telecinco "intercambia" sus realities para proteger a las 'Tentaciones' de Joaquín

De este modo, y tal como anunció Sobera este domingo, el programa dejará el modelo de galas con contenido grabado para ahora replicar el estilo de Supervivientes y Gran Hermano, formatos en los que el desarrollo de las tramas va al ritmo de la emisión, y a la postre, los realities que históricamente siempre le han funcionado a Telecinco. Una decisión motivada por los insuficientes datos de audiencia de una apuesta que, por otro lado, no ha tenido estabilidad desde su debut a principios de septiembre, cuando ya sufrió su primera reformulación apenas unas horas antes de estrenarse.

Este cambio obligará a la producción de Fremantle a acelerar la emisión de todo el contenido grabado, cuyo desfase con el presente es de tres semanas. Además, conllevará una reestructuración casi total del formato para adecuarlo a las galas en directo, y permitirá, como nota positiva, la participación del público en busca de una mayor implicación de los espectadores.

Así emitirá 'Pesadilla En El Paraíso' el contenido ya grabado

Según ha podido confirmar verTele, Pesadilla en El Paraíso será en directo desde la gala principal de la semana del 10 de octubre, que contará con Carlos Sobera desde plató y Lara Álvarez en conexiones desde la granja.

Para entonces, el reality tendrá dos concursantes menos y el desarrollo de la convivencia habrá avanzado notablemente. Sin embargo, esto no ocurrirá a espaldas de la audiencia, ya que entre el lunes 3 y el jueves 6 se ofrecerá todo el contenido necesario para ajustar lo grabado con el directo.

Tras pisar el acelerador este domingo con la expulsión de Marina Ruiz, cuya salida estaba previsto que se emitiese el próximo miércoles y no en el Debate, el reality corona este lunes en access prime time a un nuevo capataz. El martes 4, también en el programa 'telonero' del horario estelar, se emitirá más contenido de estas semanas y se mostrará la elección de un nuevo inmune.

Será el miércoles 5 cuando se precipitará todo con una doble expulsión que dejará el número de 'granjeros' en diez (de los doce que hay actualmente), y que se “alineará” con el presente para asumir, ya desde la próxima semana, la emisión en directo. El jueves 6, en el access previo a La isla de las tentaciones, se emitirá más contenido inédito y complementario a lo visto la noche anterior en la gala.

Todos estos cambios, y este “salto” del grabado al directo, implicarán también que el reality vea recortada sus semanas de emisión, ya que los contenidos que iban a alargarse durante dos-tres semanas quedarán condensados solo en una para poder cambiar al directo.

El público, de no participar a ser pieza clave

Esta reformulación definitiva de Pesadilla en El Paraíso, que recordemos se concibió y encargó a la productora como un reality grabado, no solo afecta a la hora de emitir todo el contenido que está pendiente en la actualidad. También implica una reestructuración casi completa del programa a nivel de mecánica, puesto que el hecho de que el público ahora sí que vaya a tener participación lo cambia todo.

Aún sin detalles específicos de cómo va a ser el nuevo día a día del reality, se entiende que la participación de los espectadores provocará la modificación de prácticamente todas las dinámicas, especialmente las relacionadas con las nominaciones y las expulsiones. Cabe puntualizar que hasta ahora estas se decidían por juegos y retos, y a partir de la semana que viene las decidirán los espectadores.

De este modo, y tal y como ha informado Telecinco, la votación de la audiencia se realizará de forma gratuita, como ocurría en el último Supervivientes y Secret Story 2, a través de la aplicación de Mitele.

Cronología de una auténtica 'Pesadilla'

Para intentar entender algo de este caso hay que remontarse al 6 de septiembre de este mismo año, cuando, solo dos meses después de anunciar que adquiría los derechos de The Farm para hacer una adaptación diferente al Acorralados que ya se vio en Telecinco, Mediaset presentó ante los medios su Pesadilla en El Paraíso. Ese día, el grupo de comunicación detalló la mecánica y se mostró seguro de su nueva apuesta, llegando a afirmar que iba a marcar el inicio de una nueva era en la telerrealidad en TV: “La tendencia es ir a los realities grabados”, dijo Manuel Villanueva, director general de contenidos.

Apenas 24 horas después de esa afirmación, y solo un día antes de su estreno en prime time, el grupo de comunicación dijo aquello de “Dónde dije digo...” y reformuló por sorpresa el formato. Los programas grabados con Lara Álvarez como presentadora titular ya no iban a ser tal, y el contenido pasaría a emitirse en galas presentadas por Carlos Sobera desde el plató, intentando parecerse más a un Supervivientes que a una Isla de las tentaciones -en lo que respecta a la concepción y formato de las galas-.

Con este cambio de última hora, que alargaba notablemente la emisión hasta entrado el late night, Telecinco buscó tener una buena carta de presentación en audiencias, ya que de madrugada siempre se engrosa el share. Sin embargo, su 13.5% del estreno fue insuficiente, y propició el segundo cambio importante en solo una semana: las galas y Debates pasarían a grabarse con anterioridad y a emitirse en falso directo, para abaratar costes.

Poco después, y en busca de dinamizar los programas y atraer a más público, la cadena volvió a emitir las galas y Debates en directo con una novedad: se abría la comunicación entre el plató y la granja, 'compensando' el riesgo de spoilers con los beneficios que supone para las tramas el hecho de tener feedback, como por ejemplo la conexión de la concursante Gloria Camila con su padre, Ortega Cano.

Ahora, y tras la emisión de cuatro galas principales, Telecinco da a Pesadilla el giro definitivo y lo convierte en un reality en directo, a pesar del desfase con las grabaciones. Un cambio radical con el que busca, esta vez sí, avivar la convivencia e implicar al público con un formato con el que, tras tantas vueltas, ha sido complicado identificarse. La esperanza es que la respuesta de la audiencia sea rápida, puesto que la previsión es que el reality se alargue hasta el mes de diciembre... si no hay más cambios.

Etiquetas
stats