Detalla su mal estado

Telecinco insiste en convertir la salud mental de Isabel Pantoja en un show promocional

Telecinco lleva meses informando del mal estado anímico de Isabel Pantoja, mientras sus programas no han dejado ni una sola semana de profundizar y hurgar en la herida de la mala relación que mantiene con sus hijos, en la que fue clave la docuserie Cantora, la herencia envenenada que emitió la propia cadena de Mediaset.

'Sálvame' hurga en la herida de Isabel Pantoja, mientras Ángela Portero confirma el pago a Julián Muñoz

Saber más

Pese a ello (o más bien por la audiencia que ello le procura), el grupo anunció recientemente que Julián Muñoz, el ex de la cantante condenado por corrupción, tendrá su propia miniserie documental, un poco al estilo de Rocío, contar la verdad para seguir viva, para contar “su verdad” de su relación con Isabel Pantoja en la cadena. Se titulará 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad'.

Este proyecto, que para empezar supone “premiar” a un condenado por cohecho, malversación de fondos públicos, prevaricación urbanística y fraude, al que (como era de esperar) ya se ha confirmado que Telecinco le pagará por ello, sirve también para comprobar la importancia real que Telecinco le da a la salud mental, como analizamos desde el primer momento en verTele.

A la mañana siguiente, quedó claro que los programas de Telecinco iban a poner el foco en la reacción de Isabel Pantoja, convirtiendo la novedad más alarmante sobre su salud mental en un show. Su hija Isa Pantoja reconoció en El programa de AR estar preocupada por su madre y cómo le pueda afectar la miniserie: “Para mi madre ha sido un calvario todo esto y ahora es volver a removerlo”, dijo, como destacó la misma web de Telecinco.

Poco después el mismo programa aseguró que Isabel Pantoja y su hermano Agustín habían puesto el asunto en manos de sus abogados, y sin prácticamente detenerse la maquinaria fue Sálvame el que hurgó en su herida recogiendo testimonios contra la cantante, a la vez que insistía en su mal estado anímico.

Este miércoles día 5, El programa de AR ha logrado superarse dando una información sobre la salud mental de Isabel Pantoja aún más alarmante. Ha sido Marisa Martín Blázquez la que ha asegurado que cuando la cantante se enteró de la emisión de la docuserie “entró en pánico, su hermano tuvo que llamar a su médico de confianza”, añadiendo que “parece ser que hubo una especie de ataque de ansiedad”, como de nuevo destaca la web de Telecinco.

Sin evitar los detalles, la colaboradora ha asegurado que “hubo gritos, momentos de ansiedad y además algo que a ella le afecta especialmente, que se vuelva a recordar el momento cárcel con respecto al caso Malaya”, y ha desvelado que la cantante “no paraba de decir que qué más le puede pasar, se acaba de morir mi madre, no tengo a mi hijo, tengo una ruina por todo lo alto y ahora este señor vuelve a salir a remover cosas”.

Telecinco y sus programas siguen, dicho con toda la ironía del mundo, muy preocupados tanto por el creciente foco en la salud mental, como por la defensa feminista de las voces de las mujeres por la que tanto pecho sacó el grupo con la docuserie de Rocío. Por eso inciden en detallar lo más posible lo mal que está Isabel Pantoja, y para “ayudarla” han decidido que la mejor promoción de la docuserie de Julián Muñoz es enterrar aún más su estado anímico. Como dijimos en nuestra primera noticia al respecto, una iniciativa que sin duda afectará a la cantante y que ya está empeorando su estado, esperemos que no de forma peligrosa.

Telecinco lleva meses informando del mal estado anímico de Isabel Pantoja, mientras sus programas no han dejado ni una sola semana de profundizar y hurgar en la herida de la mala relación que mantiene con sus hijos, en la que fue clave la docuserie Cantora, la herencia envenenada que emitió la propia cadena de Mediaset.

'Sálvame' hurga en la herida de Isabel Pantoja, mientras Ángela Portero confirma el pago a Julián Muñoz

Saber más

Pese a ello (o más bien por la audiencia que ello le procura), el grupo anunció recientemente que Julián Muñoz, el ex de la cantante condenado por corrupción, tendrá su propia miniserie documental, un poco al estilo de Rocío, contar la verdad para seguir viva, para contar “su verdad” de su relación con Isabel Pantoja en la cadena. Se titulará 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad'.

Este proyecto, que para empezar supone “premiar” a un condenado por cohecho, malversación de fondos públicos, prevaricación urbanística y fraude, al que (como era de esperar) ya se ha confirmado que Telecinco le pagará por ello, sirve también para comprobar la importancia real que Telecinco le da a la salud mental, como analizamos desde el primer momento en verTele.

A la mañana siguiente, quedó claro que los programas de Telecinco iban a poner el foco en la reacción de Isabel Pantoja, convirtiendo la novedad más alarmante sobre su salud mental en un show. Su hija Isa Pantoja reconoció en El programa de AR estar preocupada por su madre y cómo le pueda afectar la miniserie: “Para mi madre ha sido un calvario todo esto y ahora es volver a removerlo”, dijo, como destacó la misma web de Telecinco.

Poco después el mismo programa aseguró que Isabel Pantoja y su hermano Agustín habían puesto el asunto en manos de sus abogados, y sin prácticamente detenerse la maquinaria fue Sálvame el que hurgó en su herida recogiendo testimonios contra la cantante, a la vez que insistía en su mal estado anímico.

Este miércoles día 5, El programa de AR ha logrado superarse dando una información sobre la salud mental de Isabel Pantoja aún más alarmante. Ha sido Marisa Martín Blázquez la que ha asegurado que cuando la cantante se enteró de la emisión de la docuserie “entró en pánico, su hermano tuvo que llamar a su médico de confianza”, añadiendo que “parece ser que hubo una especie de ataque de ansiedad”, como de nuevo destaca la web de Telecinco.

Sin evitar los detalles, la colaboradora ha asegurado que “hubo gritos, momentos de ansiedad y además algo que a ella le afecta especialmente, que se vuelva a recordar el momento cárcel con respecto al caso Malaya”, y ha desvelado que la cantante “no paraba de decir que qué más le puede pasar, se acaba de morir mi madre, no tengo a mi hijo, tengo una ruina por todo lo alto y ahora este señor vuelve a salir a remover cosas”.

Telecinco y sus programas siguen, dicho con toda la ironía del mundo, muy preocupados tanto por el creciente foco en la salud mental, como por la defensa feminista de las voces de las mujeres por la que tanto pecho sacó el grupo con la docuserie de Rocío. Por eso inciden en detallar lo más posible lo mal que está Isabel Pantoja, y para “ayudarla” han decidido que la mejor promoción de la docuserie de Julián Muñoz es enterrar aún más su estado anímico. Como dijimos en nuestra primera noticia al respecto, una iniciativa que sin duda afectará a la cantante y que ya está empeorando su estado, esperemos que no de forma peligrosa.

Telecinco lleva meses informando del mal estado anímico de Isabel Pantoja, mientras sus programas no han dejado ni una sola semana de profundizar y hurgar en la herida de la mala relación que mantiene con sus hijos, en la que fue clave la docuserie Cantora, la herencia envenenada que emitió la propia cadena de Mediaset.

'Sálvame' hurga en la herida de Isabel Pantoja, mientras Ángela Portero confirma el pago a Julián Muñoz

Saber más

Pese a ello (o más bien por la audiencia que ello le procura), el grupo anunció recientemente que Julián Muñoz, el ex de la cantante condenado por corrupción, tendrá su propia miniserie documental, un poco al estilo de Rocío, contar la verdad para seguir viva, para contar “su verdad” de su relación con Isabel Pantoja en la cadena. Se titulará 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad'.