Análisis

'Ya son las ocho', su vía al “éxito” y la gran decisión para Telecinco

Vídeo promocional de 'Ya son las ocho' en Telecinco

Marcos Méndez


Este lunes 15 de noviembre no es un día más para Telecinco. Siempre que una cadena retoca su parrilla diaria, esos programas "fijos" que se emiten de lunes a viernes desde primera hora de la mañana hasta antes del prime time, merece un análisis y una explicación. Más aún si ello supone cambiar un modelo anunciado hace apenas dos meses.

Telecinco desiste con su nueva estrategia de prime time y prepara 'Ya son las ocho' contra 'Pasapalabra'

Telecinco desiste con su nueva estrategia de prime time y prepara 'Ya son las ocho' contra 'Pasapalabra'

Sí, el pasado 9 de septiembre, Telecinco anunció como una revolución su "nueva estrategia" de prime time, basada literalmente en "adelantar a las 20:00 el inicio de sus contenidos estelares de la noche". Ya entonces suscitó dudas, y pronto pudimos analizar en qué había quedado en realidad esa "nueva estrategia", traducida simplemente en una tira diaria de Secret Story antes del informativo de Piqueras.

El objetivo era obvio: intentar hacer frente a Pasapalabra en Antena 3 con el contenido estrella por antonomasia de Mediaset: sus reality shows. Pero no ha funcionado, y Secret Story ha tenido audiencias insuficientes entre el 11% y el 12% de cuota en esa franja, sumándose a la lista de formatos impotentes contra el concurso de Roberto Leal que ya nutrían Se sumará a una lista que ya es bastante larga, en la que figuran El Precio Justo, La Campos Móvil, Alta Tensión y Sálvame Tomate. Así que Mediaset ha dado marcha atrás a su "nueva estrategia" y a partir de este lunes apuesta de 20:00 a 21:00 horas por Ya son las ocho.

'Ya son las ocho', la nueva apuesta de Telecinco

Telecinco dice desde este lunes adiós a su supuesto "adelanto del prime time" para volver a apostar por un formato fijo y propio para esa franja de competencia contra Pasapalabra. Ya son las ocho se anunció mediante un comunicado remitido el pasado jueves 4 de noviembre, y explicando que es la "edición vespertina de Ya es mediodía presentada por Sonsoles Ónega". Sobre sus contenidos, la cadena ha adelantado que se concibe como "una nueva ventana a la actualidad" que "abordará tanto asuntos de actualidad como contenidos de su sección Fresh".

Sin presentarse a los medios para saber más sobre cómo va a ser, Mediaset sólo ha avanzado quiénes acompañarán a Sonsoles Ónega mediante dos vídeos promocionales que han sido muy comentados por cómo se presenta su estilo, entre bailes y en ambiente festivo. En el segundo de esos vídeos podía verse a los colaboradores que ya participan en Ya es mediodía Fresh (Alexia Rivas, Rosa Benito, Miguel Ángel Nicolás y Jorge Pérez) junto a una novedad llamativa por ser personaje de actualidad: Marta Riesco.

Para promocionar su primera entrega de estreno, Mediaset amplía que se "vertebrará en torno a tres ejes: el seguimiento a la última hora de la crónica social, el repaso de la actualidad informativa de la jornada y una entrevista a un invitado que se verá inmerso en la dinámica más desenfada del programa". Y desvela a su equipo completo: los periodistas Beatriz Cortázar, Paloma García-Pelayo, Ángela Portero, Miguel Ángel Nicolás y Antonio Rossi; los reporteros Adriana Dorronsoro, Nuria Chavero, Marta Riesco y Leticia Requejo; y los colaboradores Alexia Rivas, Rosa Benito y Jorge Pérez. También estarán como tertulianos Iván García, Valeria Vegas, Iván González y Tom Brusse. 

Aunque tanto en su texto de presentación como en los vídeos el nuevo programa insiste en que reflejará la "actualidad", es más que evidente su alineación con el "Fresh", su parte de corazón en Ya es mediodía, que centra toda la promoción. De hecho, ni se sabe si a lo largo de su hora de duración tendrá otro tipo de tertulianos más relacionados con la actualidad política y social, alejados del mundo del corazón.

Apostar por el corazón, una posibilidad de "éxito"

Sin embargo, esta forma de anunciarse apuntando únicamente a la crónica rosa puede ser acertada por varios motivos:

  • Aunque quizás ya no se recuerde, Ya es mediodía empezó centrándose sólo en la actualidad. Pero sus audiencias no acompañaban, así que se abrió al corazón y creó su sección Fresh. En la actualidad, buena parte de sus contenidos se producen en esa sección. Por lo tanto, el nuevo Ya son las ocho no parte de cero, sino con la base del trabajo ya realizado en Ya es mediodía Fresh, y sabiendo qué gusta a los espectadores de Telecinco.
  • En ese sentido es muy claro que el "universo Mediaset", sus realities y sus personajes, gustan a los seguidores de la cadena. Por eso contar con los mismos colaboradores que Ya es mediodía Fresh puede ser una garantía de fiabilidad, y por eso se apuesta por un fichaje como el de Marta Riesco (que da el salto de reportera a colaboradora en plena actualidad por ser relacionada con Antonio David). Como ya demostró con Alba Carrillo, Rosa Benito, Rocío Flores, Miguel Frigenti, Marta López y otros tantos, a Telecinco siempre le ha ido bien convertir en colaboradores a los protagonistas de las noticias de sus programas.
  • Si efectivamente el nuevo Ya son las ocho apuesta más por los contenidos de Ya es mediodía Fresh que por los de actualidad, Telecinco estaría siguiendo la línea que mejor le ha funcionado contra Pasapalabra: la de Sálvame Tomate. De los cinco formatos que la cadena de Mediaset ya ha probado contra el concurso, el magacín ha sido el único que ha mantenido el tipo. Eso no quiere decir que ganase ni tan siquiera que se quedase cerca de Pasapalabra (porque si no habría seguido siendo la opción de Telecinco), pero sí al menos mantenía al público de sus versiones Limón y Naranja, y evitaba que la ventaja del concurso se disparase hasta casi los 10 puntos, como ha ocurrido con Secret Story. Así que los contenidos del corazón parecen la mejor vía.
  • La llegada del formato -producido por Unicorn Content como El programa de AR y Ya es mediodía- al último tramo de la tarde permitirá además acrecentar el "juego entre productoras" que ya marca la parrilla de Mediaset abonada al conflicto. En la lucha por las audiencias mensuales, a Telecinco le renta el "todos contra todos" de sus programas, y Ya son las ocho supondrá una nueva ventana "contraria" a Sálvame -producido por La Fábrica de la tele, como Socialité- después de que éste se emita cada día.
  • Por si fuera poco, y pensando en una estrategia más global de Mediaset como grupo, que Ya son las ocho se centrase en el corazón y el "universo Mediaset" le permitiría cubrir un espacio al que no se dedica Cuatro al día, el programa de actualidad que presenta Joaquín Prat, que también es producido por Unicorn Content, y que de 20:00 a 21:00 horas emite su edición Cuatro al día a las 20h. Por productora y por grupo, cabe pensar que uno se podría centrar en la actualidad (Cuatro al día), y el otro más en su propio universo (Ya son las ocho). Pero habrá que ver si la cadena principal, Telecinco, está dispuesta a no abrirse tanto a la atracción de la actualidad y lo social.

Todas estas consideraciones pueden animar a que Ya son las ocho tome la vía del corazón y del "universo Mediaset" para parecer a su versión Fresh y así intentar hacerse un hueco contra Pasapalabra, pero no deben ocultar lo principal: parece una misión casi imposible. El concurso de Roberto Leal en Antena 3 es el programa más visto de la televisión, incluso por encima de El Hormiguero (con el que construye la autodenominada "Milla de oro" que garantiza el liderazgo del prime time al canal). Lo que hace dos años perdió Telecinco, ahora lo goza Antena 3, y no parece que ningún formato vaya a poder hacerle sombra.

Si Ya son las ocho consigue reanimar los datos de Telecinco en esa franja, situándose al nivel de los que lograba Sálvame Tomate si apuesta por una línea similar en sus contenidos, Telecinco volverá a tener ante sí la gran duda: conformarse con reducir la diferencia y aceptar que no puede hacerle frente a Pasapalabra (como no hizo con Sálvame Tomate), o seguir buscando un formato que le permita dar la vuelta a la situación e igualarse (o incluso pensar en imponerse) al concurso. De momento, Ya son las ocho es el sexto capítulo de esa utopía.

Etiquetas
stats