Análisis especial

Cuando la TV tira de imaginación para hacer que lo difícil y aburrido sea fácil y entretenido

Cuando la TV tira de imaginación para hacer que lo difícil y aburrido sea fácil y entretenido
Cuando la TV tira de imaginación para hacer que lo difícil y aburrido sea fácil y entretenido

Con ingenio y tecnología, la televisión ha cambiado su lenguaje para retener al público y evitar que huya cuando los temas son poco atractivos. Terrenos pantanosos como la ciencia, la economía y la política se abordan ahora con nuevas técnicas narrativas que ya se han extendido tanto a los programas de entretenimiento como a los informativos

· RECORDAMOS | 'laSexta Noche' convirtió su plató en un "botellón de puretas" para ilustrar los riesgos ante el coronavirus

Una sociedad hiperestimulada se aburre con facilidad si no se le suministran altas dosis de acción. Los espectadores ya no aguantan como antes que un presentador aparezca en la pantalla de sus televisores leyendo un texto durante más de 30 segundos. Quieren imágenes, secuencias cortas y ningún silencio. Necesitan un bombardeo de estímulos para permanecer atentos, y eso tiene ventajas e inconvenientes.

Si el medio es más importante que el mensaje, la calidad del contenido pasa a un segundo plano, lo que supone un ahorro nada desdeñable. Pero cuando toda la atención se centra en el 'envoltorio' se requiere una innovación constante para que la 'cascara' siga siendo atractiva.

Huelga decir que el lenguaje es muy importante en televisión, el medio de masas por excelencia, la ventana con la que conecta más del 80% de la población. Ante la necesidad de abordar cuestiones que son complicadas y/o aburridas, los equipos creativos se ponen manos a la obra para convertirlas en un producto que sea entretenido e interesante para la audiencia. Los vaivenes de la economía, el cambio climático, la propagación del coronavirus y los pactos políticos están entre los temas que mayor atención han acaparado en los últimos años.

Posiblemente no fue fácil explicar hace una década qué era la prima de riesgo y por qué estalló la burbuja inmobiliaria. Como tampoco lo fue poner orden en las negociaciones políticas para la formación de gobierno y trasladar a los espectadores que España había dejado atrás el bipartidismo. Con ayuda de las nuevas tecnologías y algo de imaginación, la televisión ha cambiado su lenguaje para seguir siendo el medio de referencia en el que todos puedan encontrar una explicación atractiva para todo aquello que interesa.

'laSexta Noche' recurre a las pizarras y los 'viruñecos'

El coronavirus ha impactado con tanta fuerza en la vida de miles de millones de personas que merece muchas explicaciones en profundidad. Es un tema complejo que ha dejado una avalancha de nuevos conceptos que requieren un lenguaje sencillo para que sean fácilmente comprendidos por los ciudadanos. 

Eso debió de pensar el científico Alfredo Corell cuando el pasado mes de mayo intervino en laSexta Noche para dar algunas claves sobre la inmunización frente a la Covid-19. Corell, profesor de la Universidad de Valladolid, apareció en pantalla acompañado por dos muñecos: uno de ellos representaba al coronavirus, y el otro era una célula. Lo que parecía complicado acabó siendo entretenido, así que el presentador del programa, Iñaki López, agradeció esta "fantástica explicación" del profesor, que volvió a laSexta Noche en las siguientes semanas para seguir impartiendo 'lecciones' con estos métodos poco ortodoxos pero muy televisivos. Y al hilo de los rebrotes y contagios en fiestas multitudinarias, el programa organizó un botellón en su plató para poner de manifiesto la facilidad con la que se puede propagar el virus en eventos sin control como estos.

En sus siete años de vida, laSexta Noche ha puesto en marcha otras iniciativas que buscaban, precisamente, ampliar su lenguaje, y un clásico del programa son las pizarras transparentes con las que los invitados pueden plasmar ante la audiencia razonamientos que, a priori, suelen ser complejos. Cuando la televisión quiere ofrecer datos para transmitir credibilidad, es de imperiosa necesidad ordenar la información para que sea comprendida por el público.

Realidad aumentada en 'El Tiempo' y 'Antena 3 Noticias'

Aunque a Mónica López le sobra pedagogía para explicar de viva voz lo que es una ciclogénesis explosiva, la que fuera presentadora de El Tiempo de La 1 –ahora en la franja matinal de la cadena– también se ayudó de las nuevas tecnologías para condensar mejor ese chorro de datos que a veces llega con las nubes o las sequías. La realidad aumentada permitió a los espectadores de TVE imaginar cómo subirá el nivel del mar si el planeta sigue calentándose, e incluso viajar a Marte para conocer cuáles son las condiciones meteorológicas del 'planeta rojo'.

Pero esta técnica se ha ido perfeccionando no solamente en el plató de El Tiempo. También Al rojo vivo la utiliza frecuentemente y es todo un clásico de Antena 3 Noticias, que recurre a ella casi para cualquier tipo de información al margen de que el tema en cuestión sea más o menos complejo. Los seguidores de Vicente Vallés o Sandra Golpe están más que acostumbrados a que el plató del informativo se llene de elementos surgidos de la nada que, si no distraen la atención, hacen más ameno y espectacular el relato de la actualidad.

El 'pactometro' de las noches electorales de laSexta

La política española era más fácil de seguir cuando PP y PSOE se repartían casi todo el pastel. Pero la irrupción de Podemos, Ciudadanos y Vox acabó con el bipartidismo y trajo consigo algo que hasta entonces había sido poco habitual: la negociación. Ante las dificultades para formar gobierno, el interés de los medios se centró casi exclusivamente en los pactos políticos, así que Al rojo vivo puso en marcha en 2015 lo que dio a conocer como el 'pactómetro', que no es más que una aplicación que suma los diputados de cada partido y los introduce en una coalición para comprobar si esta podría formar gobierno.

El pactómetro, idea que laSexta atribuye al director de sus informativos, César García Antón, ha sido un recurso habitual en todas las citas electorales tanto de laSexta como de otras cadenas de televisión.

Los dibujos animados de 'El Españolisto' de 'El Objetivo'

Los dibujos de Aleix Saló sobre la crisis económica de Españistán se hicieron muy populares en 2011. La sencillez de las explicaciones y el humor con el que se trataban crearon una fórmula perfecta que funcionó a este dibujante y que se extendió rápidamente entre los programas informativos de análisis y opinión.

Quizá el mejor ejemplo sea El Objetivo. El espacio que presenta Ana Pastor en laSexta incluso creó la sección El Españolisto para analizar con dibujos animados y algo de comedia los programas electorales de los partidos políticos, el sistema de pensiones, la desigualdad de género, e incluso los vericuetos legales del referéndum de los independentistas catalanes. El Españolisto se encarga de ordenar la información y presentarla de manera atractiva para que los asuntos que revisten cierta complejidad sigan interesando a los espectadores.

Ciencia para las masas en 'El Hormiguero'

La ciencia es uno de los temas que conviene tratar con mucho cuidado si no se quiere aburrir al público. En El Hormiguero parecen haberlo tenido claro desde un primer momento, así que el equipo de comanda Pablo Motos se las ingenia cada noche para realizar los experimentos que Marron se encarga de explicar a la audiencia.

El lenguaje utilizado no es cualquiera sino aquel que mejor comprendan los espectadores, y la puesta en escena no deja ningún detalle al azar para que el proceso sea más esquemático y espectacular. En apenas cinco minutos, la ciencia centra toda la atención del público en un programa de humor que siguen millones de espectadores. 

Los experimentos de 'Más vale tarde' para digerir temas ásperos

A lo largo de tres horas Más vale tarde tiene tiempo de sobra para informar de las noticias de última hora y referirse a otras cuestiones menos urgentes que requieren una explicación más detallada. El precio de la luz, por ejemplo, es algo que afecta a todos los consumidores, aunque no todos sepan por qué varía con tanta facilidad y a qué se debe. El magacín que presenta Mamen Mendizábal recurre cada tarde a varios expertos que pueden responder con solvencia ante las dudas que suscitan los temas que se tratan en el programa.

Sin necesidad de profundizar mucho en la hemeroteca, recientemente se utilizó un experimento para ilustrar lo fácil que se propaga el coronavirus al compartir un bol de aperitivos en la terraza de un bar. El nutricionista Luis Alberto Zamora y la presentadora se mancharon las manos con un producto naranja para evidenciar que todo lo que tocaban a continuación quedaba manchado por esa sustancia, de manera que el 'virus' acababa repartido por todos aquellos utensilios que ambos estaban compartiendo.

Los 'electrojueves' con Jorge Morales son otro claro ejemplo de cómo se utiliza otro lenguaje para que resulte sencillo y entretenido un tema que, como la energía, es poco atractivo para buena parte de los espectadores.

'Aquí la Tierra': un lenguaje apto para todos los públicos

La sencillez con la que se abordan los temas en Aquí la Tierra es posiblemente una de las claves de su éxito. El programa que conduce Jacob Petrus es amigo de la ciencia, la teconología, la meteorología y la naturaleza, pero no de los tecnicismos, así que recurre a todo tipo de explicaciones para encandilar a los espectadores y despertar su curiosidad.

El presentador no duda en disfrazarse para la ocasión y redecorar el plató para convertirlo en una granja o un bosque, en lo que haga falta para crear ambiente. Pero además de cuidar la puesta en escena, Aquí la Tierra pone a prueba sus propias recetas con trucos y explicaciones que pretenden ofrecer un producto de calidad a base de información y entretenimiento, como cuando Jacob Petrus demostró, ayudado por una pequeña bolsa de té, que el aire caliente tiene a ascender. 

Este jueves 27 de agosto, poco antes de que se publicara este artículo, el programa que lidera las tardes de La 1 ofreció un nuevo ejemplo de su apuesta por combinar educación, espectáculo y humor, y lo hizo transformándose en un quirófano en el que Petrus y sus compañeros, cubiertos hasta las cejas como buenos cirujanos, pudieron salvar la vida de una pequeña planta que llegó agonizante a las puertas del hospital Aquí la Tierra.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba