Análisis

Se acaban las vacaciones: los puntos fuertes y débiles de las cadenas antes de comenzar la temporada 20-21 en TV

Ferreras, Pepe Rodríguez, Sandra Golpe y Jorge Javier Vázquez
Ferreras, Pepe Rodríguez, Sandra Golpe y Jorge Javier Vázquez Fotos: RTVE / Atresmedia / Mediaset

Mañana martes, coincidiendo con la llegada de septiembre, dará comienzo el curso televisivo 2020-2021 en televisión. Aprovechamos la antesala de esta nueva temporada para analizar los puntos fuertes de La 1, Telecinco, Antena 3, Cuatro y laSexta y qué problemas del curso anterior deberán solventar para mejorar en audiencias

· ESPECIAL | La televisión 'recupera' sus presentadores: el calendario de su 'desescalada' para volver a los platós

· ESPECIAL | Cuando la TV tira de imaginación para hacer que lo difícil y aburrido sea fácil y entretenido

El final de las vacaciones de verano ya está aquí, y con él, el inicio de una nueva temporada televisiva. El curso 2020-2021 está a punto de comenzar con un factor que promete seguir influenciando a las cadenas a la hora de realizar y programar sus grandes apuestas de este año. Nos referimos, claro está, al coronavirus, que ya ha marcado los últimos meses de la temporada anterior y que promete hacer lo propio con los primeros de este curso.

Empezando por septiembre, mes por antonomasia para conocer algunas de las novedades de las cadenas para su parrilla. Cambios, más o menos significativos según el caso, que llegarán para reforzar los puntos fuertes de los canales o, en su defecto, para intentar solventar aquellos problemas que no tuvieron solución la temporada anterior. 

Es por ello por lo que aprovechamos la antesala del inicio del curso para repasar, en base a las audiencias, el panorama actual de las cinco principales cadenas generalistas y los principales retos a los que se enfrentan este curso. Es decir, los puntos fuertes con los que cuentan actualmente y esas debilidades que buscarán eliminar a golpe de novedad.

Por su condición de cadena pública, con TVE siempre existe el debate sobre si debe anteponer la calidad a la audiencia o la audiencia a la calidad. Y la realidad es que La 1 tiene formatos que combinan ambas cosas. El problema es que no son demasiados. A priori, parte un año más con MasterChef, MasterChef Celebrity y Cuéntame como grandes valores seguros de su programación. A los que hay que añadir Maestros de la costura y sobre todo La caza, cuya segunda temporada debería funcionar bien tras la gran acogida que tuvo la primera. 

Más allá de estos espacios y los Telediarios -que no son líderes de audiencias, pero están bien cubiertos con dos presentadores de garantías como Ana Blanco y Carlos Franganillo-, el resto de la parrilla se presenta como un problema en sí mismo en términos cuantitativos, como demuestra que acabara la temporada pasada por debajo del 9% de cuota y en julio igualara su peor registro histórico

La 1 es, por tanto, la cadena que más necesita mejorar en audiencias. Empezando por la franja matinal, que lleva años sin funcionar y que este curso, finalmente, experimentará una profunda remodelación con La hora de La 1, nuevo magacín presentado por Mónica López que cubrirá el hueco de Los desayunos y La mañana

El jurado de 'MasterChef'
El jurado de 'MasterChef' RTVE

De su rendimiento depende que empiece la mejoría de TVE, que también tiene otra cuenta pendiente con el mediodía, donde dos apuestas recientes como Cocina al punto con Peña y Tamara y Bloqueados por el muro no han ofrecido grandes prestaciones por el momento. También en la tarde, donde solo Servir y proteger y Aquí la Tierra suelen superar la media de TVE, aunque Mercado Central, la longeva Acacias 38 y El cazador no desentonan dentro de los maltrechos registros en los que se mueve la cadena pública. No así España Directo, el espacio de La 1 que más sufre en esta franja. 

En prime time, salvo los mencionados MasterChef, MasterChef Celebrity y Cuéntame, TVE carece de formatos potentes que atraigan a la audiencia. Otra excepción podría ser OT, pero el bajón de su última edición dificulta que vaya a regresar este curso a la cadena pública. Así las cosas, series como HIT o Inés del alma mía -ya estrenada en Amazon- serán las que intenten llamar la atención en el horario estelar, aunque la ficción en abierto atraviesa una crisis de audiencia extensible al resto de cadena.

Por último, señalar que La 1 tiene pendiente de estreno su nuevo programa de debate para la noche de los sábados, La Pr1mera pregunta. Apriori, un formato adecuado para una cadena pública y, por tanto, merecedor de ser analizado por su tratamiento informativo y no tanto por sus datos de audiencia.  

Los puntos fuertes de Telecinco los podríamos resumir diciendo que la práctica totalidad de su parrilla funciona a las mil maravillas. Solo así se explica que la primera cadena de Mediaset lleve 24 meses consecutivos -sumando agosto- como el canal más visto del país.

Por la mañana domina con El programa de Ana Rosa, a continuación se mantiene a buen ritmo con Ya es mediodía -aunque sin alcanzar a La ruleta de Antena 3- y por la tarde disfruta del éxito de las tres ediciones de Sálvame, si bien la versión Tomate se ha visto superada en las últimas semanas por un Pasapalabra que ha aprovechado a la perfección la ausencia de Jorge Javier Vázquez. Una vez regrese el presentador, -lo hará este martes- quizás Sálvame Tomate empiece a recuperar terreno y vuelva a mandar a partir de las 20:00. Algo que agradecerá el informativo de Pedro Piqueras, que la temporada pasada ya perdió en alguna que otra ocasión contra Vicente Vallés

Jorge Javier en una imagen de archivo
Jorge Javier en una imagen de archivo GTRES

En el horario estelar, Telecinco también lleva años reinando gracias a sus ofertas de entretenimiento y a sus realities. Con el exitoso Got Talent y el inédito Idol Kids encabezando el primer grupo, Mediaset buscará seguir aprovechando el tirón de la telerrealidad con las nuevas ediciones de La isla de las tentaciones y Supervivientes, dejando la marca GH"en barbecho" tras el caso de Carlota Prado. De lo que ocurra en estos programas se nutrirán el resto de formatos de la cadena. También los de fin de semana, donde Telecinco presume de músculo con el tridente Socialité-Viva la vida-Sábado Deluxe

Así las cosas, las noches más débiles de la cadena suelen ser las del martes, donde renuncia a competir con la entrega del reality de turno cedida a Cuatro. También las del viernes, donde ni Mi casa es la tuya ni Volverte a ver consiguen superar a Tu cara me suena cada vez que hay una nueva gala del talent de Antena 3, cuyo regreso está previsto para octubre. Veremos si Telecinco se atreve entonces a dar continuidad a La última cena, que rindió bien en dicha noche entre mayo y julio, y apuesta por este spin-off de Sálvame para competir contra los imitadores de Antena 3. 

Con respecto a las series, ya decimos que la ficción en abierto está en horas bajas. Aun así, las de Telecinco han aguantado mejor el tipo que las de sus competidores. Sobre todo gracias a La que se avecina y El pueblo, que volverán este curso con nuevos capítulos -ya disponibles en Amazon, eso sí-. De momento, la primera que apunta a ver la luz es Madres, también estrenada ya en Prime Video. 

Antena 3 y Telecinco son como el Barça y el Madrid: su éxito no solo se mide en virtud de sus triunfos, también en base a los tropiezos del rival. Y como Telecinco lleva dos años liderando, la sensación es que Antena 3 no está rindiendo al nivel que debería. Y aunque es verdad que hay puntos de su parrilla que necesitan una importante mejora, en otros está ofreciendo buenas prestaciones. El problema es que no tan buenas como las de su principal competidor. 

Aun así, la primera cadena de Atresmedia tiene unos puntos fuertes muy definidos que se extienden a lo largo de su programación. Al menos hasta que llegamos al prime time, su gran laguna. Por la mañana tiene dos marcas como Espejo Público (que vuelve con novedades) y Karlos Arguiñano que, si bien no consiguen liderar, están más que consolidadas entre el público. Igual que La ruleta de la suerte, con la diferencia de que el concurso de Jorge Fernández sí lidera su franja gracias a vivir el mejor momento de su historia. 

Por la tarde ocurre algo parecido. Amar es para siempre es la serie diaria más vista, pero no puede con Sálvame. Tampoco dos concursos tan queridos como ¡Ahora caigo! y ¡Boom!, que no pasan precisamente por su mejor momento. El nuevo Pasapalabra, sin embargo, sí está dando el do de pecho en audiencias, ganando este verano a Sálvame Tomatelo que no consiguió ganar durante sus primeros enfrentamientos en mayo y junio. Veremos cómo se desarrolla el duelo a partir de septiembre, con la vuelta de Jorge Javier y de los realities de los que Sálvame se nutre tanto. 

Sandra Golpe en Antena 3 Noticias 1
Sandra Golpe en Antena 3 Noticias 1

El Hormiguero en access prime time, el imbatible informativo de sobremesa con Sandra Golpe y el de las 21:00 horas con Vicente Vallés -al alza durante la última temporada en su duelo con Piqueras-, también se presentan como bastiones de la programación de Antena 3. Sin olvidar Tu cara me suena y El Millonario, los únicos formato de la cadena que lideraron la temporada pasada en el horario estelar y que intentarán mantenerse en lo más alto este otoño, cuando regresen con nuevas entregas.

El talent de Manel Fuentes y el concurso de Juanra Bonet son, pues, excepciones dentro de una parrilla que a menudo tira la toalla y programa cine o series extranjeras contra los realities de Mediaset, lo que lastra sin duda su media mensual. Otras veces apuesta por formatos como La Voz o series originales que, aun siendo productos cuidados, no consiguen acercarse a los datos de Telecinco.

Un mal menor en el caso de las series -la estrategia del grupo pasa por emitirlas primero en su plataforma ATRESplayer Premium-, pero mayor en el entretenimiento a la espera de lo que pase con el prometedor Mask Singer, su gran apuesta para esta temporada. Un curso en el que Mujer debería seguir ocupando un importante lugar tras su buen desempeño en verano. 

Decíamos al principio que la cadena que más necesita mejorar en audiencias es La 1, aunque a Cuatro tampoco le vendría mal una alegría tras unos años complicados para el canal. Eso sí, la hermana pequeña de Mediaset empezó a dar síntomas de mejora desde que Telecinco le cedió la emisión de los martes de su reality -ya fuese Supervivientes o GH-. El sorprendente éxito de La isla de las tentaciones también ayudó en esta línea, pero lo que más ha contribuido a la leve mejoría diaria del canal ha sido la franja de tarde, que durante años fue un agujero negro para la cadena. La dupla Todo es mentira-Cuatro al día no alcanza para ganar diariamente -sí en alguna ocasión- a la dupla Zapeando-Más vale tarde, aunque al menos ha conseguido sacar a Cuatro de esa etapa de apuestas fallidas y datos paupérrimos por debajo incluso del 2% de share. 

Los programas de Risto Mejide y Joaquín Prat han dado estabilidad a la tarde de la cadena, que aun así sigue necesitando un tercer formato que eleve los datos entre las 20:00 horas y el inicio de First Dates, su programa diario más sólido. A priori, ese programa podría ser Mujeres y hombres y viceversa, que estrenará etapa en septiembre con Jesús Vázquez al frente, aunque el dating lleva tiempo lejos de sus días de gloria. Igual que Deportes Cuatro en la sobremesa, sin el brillo de la época de 'Los Manolos' y por detrás de Jugones (laSexta). 

First Dates, el programa diario más solido de Cuatro
First Dates, el programa diario más solido de Cuatro

Por la mañana, las reposiciones de Alerta Cobra rinden al nivel propio de unas reposiciones matinales, y El concurso del año sí suele moverse sobre ese 5% de media que tiene Cuatro. Un dato que se presenta insuficiente si recordamos que hace dos años la cadena tenía en ese mismo horario un programa como Las mañanas de Cuatro que competía de tú a tú con Al rojo vivo

Sin la tertulia política, la franja matinal de Cuatro es la más débil de las cinco grandes cadenas generalistas. Situación a la que no llega su prime time gracias a los martes de reality -donde lidera sin oposición-, los viernes de El debate de las tentaciones -y en menor medida Gipsy Kings- y los domingos de Jesús Calleja y Cuarto Milenio. En el resto de días, salvo reportajes puntuales de En el punto de mira y emisiones puntuales de cine, los tropiezos se imponen a los aciertos. 

Acabamos nuestro repaso con la segunda cadena de Atresmedia, que una temporada más tendrá en la información en directo el principal eje de su programación. Empezando por su franja más fuerte, la matinal, donde la dupla Aruser@s-Al rojo vivo rindió la temporada pasada a un nivel altísimo con promedios que duplicaban o casi triplicaban a los del canal, que suele moverse en torno al 7% de cuota media. 

Los informativos -sobre todo el de las 14h- y el binomio de tarde que forman Zapeando y Más vale tarde también suelen estar por encima de la media del canal y de Cuatro, su principal adversario, con El Intermedio poniendo la guinda a diario en el access prime time.

Antonio García Ferreras, en 'Al rojo vivo'
Antonio García Ferreras, en 'Al rojo vivo' ATRESMEDIA

De esta forma, el principal punto a mejorar de laSexta es su prime time, donde carece de grandes ofertas. No tanto los viernes -hace tiempo que laSexta Columna y Equipo de investigación encontraron su público ahí-, pero sí en el resto de días, donde solo emisiones puntuales de El Taquillazo y programas como Pesadilla en la cocina -cuando emite nuevas entregas- ofrecen un rendimiento destacable.

Otra historia es el fin de semana, donde los domingos conÉvole y el Salvados de Gonzo y, en menor medida, los sábados con laSexta Noche, rinden por encima de lo normal para el canal. El Objetivo se queda atrás en este sentido, aunque también lo consigue cuando tiene entre manos una entrega con una relevancia especial.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba