Cuatro

Tensión en 'Todo es mentira' por los comentarios negativos de Celia Villalobos sobre Almudena Grandes

Verónica Fumanal y Celia Villalobos en 'Todo es mentira'

Todo es mentira ha comenzado la semana con el ambiente caldeado en su plató, y no se ha debido precisamente a la temprana ola de calor que azota la península. El programa satírico, conducido este lunes por Marta Flich en solitario, comentaba la ausencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y su vicealcaldesa, Begoña Villacís, en el acto homenaje a la escritora madrileña Almudena Grandes, donde se le concedía a título póstumo la distinción de Hija Predilecta de la capital.

Toni Cantó pide perdón a Risto tras dejarle plantado por Ayuso: "Os debía unas disculpas"

Toni Cantó pide perdón a Risto tras dejarle plantado por Ayuso: "Os debía unas disculpas"

Como tertulianas del espacio, se encontraban Verónica Fumanal y Celia Villalobos. Mientras la primera ha criticado la actitud del regidor madrileño, al faltar a la cita, la que fuera ministra de Sanidad y Consumo en la era de Aznar aprovechó para cuestionar a la homenajeada. La ahora colaboradora del programa justificaba la ausencia de Almeida con el hecho de que en otros actos similares habían sido dirigentes de izquierdas los que habían declinado asistir, antes de afirmar: “No he entendido el final de la vida de Almudena Grandes. Ese sectarismo brutal”.

Villalobos calificó a Grandes de “excesivamente sectaria”

Fumanal reaccionaba con vehemencia y le reprochaba a su interlocutora “hablar así de una persona que ya no está”. “Te vas a arrepentir de hablar así de Almudena Grandes”, le decía, advirtiéndole de la repercusión que tendrían sus palabras, ante lo que Villalobos replicaba: “No me amenaces”, y se reincidía en sus críticas, asegurando que era indiferente “si están o no están”.

Villalobos aprovechaba para anteponer su admiración por la obra literaria de la escritora, fallecida el pasado año a causa de un cáncer, pero reincidió en sus mismas palabras, sosteniendo que “en los últimos momentos” se volvió “excesivamente sectaria” y dijo “cosas muy salvajes”. Usó como ejemplo no declaraciones de Grandes, sino las palabras que en su día pronunció Almodóvar sobre “poner un cordón sanitario al PP” para determinar que una gran figura de la cultura como esta “no tiene derecho” a decir algo así.

Hablar así de una persona que ya no está refleja muy mal tono”

A continuación, le expolítica criticó a Fumanal de forma directa: “Tú puedes decir que el alcalde de Madrid o la presidenta de Madrid son unos impresentables, y yo no te puedo decir nada. Eso es lo que os molesta a la izquierda, que creéis que estáis en posesión de la verdad y no es cierto”. Fumanal, que recalcó que se “representaba a sí misma”, insistió a Villalobos sobre sus comentarios sobre la fallecida: “Hablar así de una persona que ya no está refleja muy mal tono, y no te pega en absoluto”.

Fue entonces cuando Villalobos acusó a su compañera de “sentenciar de buenas o de malas a la gente”. “Una cosa es la Almudena Grandes escritora, y otra es una persona que llega un momento que utiliza un lenguaje que parte de la población rechaza. Y eso no es bueno. Puedes defender tus ideas sin ofender a nadie”. “Hoy no lo estás haciendo tú”, respondió Fumanal.

Villalobos llegó a comparar a su compañera “con los de Vox” y propició que Flich tuviera que pedir que se dirigieran “con respeto”.

Etiquetas
stats