Tom Hanks confundió a Arturo Valls con un hipnotizador: “¿Ganas dinero con tu trabajo?”

Arturo Valls y Tom Hanks, en 'El Hormiguero'

Paula Hergar


Hollywood regresó a El Hormiguero este lunes, 12 de diciembre, con la visita de Tom Hanks y Mariana Treviño. Ambos actores acudieron para promocionar su nueva película El peor vecino del mundo que se estrena el próximo día 28.

Vanesa Martín revela en 'El Hormiguero' sus ataques de pánico en conciertos: "La ambulancia estaba preparada"

Vanesa Martín revela en 'El Hormiguero' sus ataques de pánico en conciertos: "La ambulancia estaba preparada"

Los invitados explicaron que el film cuenta la cómica historia de Otto Anderson, un viudo cascarrabias y muy obstinado. Cuando una alegre joven se muda a la casa de al lado, Otto encuentra la horma de su zapato en la espabilada, y muy embarazada, Marisol, lo que conlleva a una muy improbable amistad que pondrá su mundo patas arriba.

Además de hacer la promoción, Hanks demostró el showman que es levantando al público en varias ocasiones. Solo arrancar la entrevista explicó la frase en español que le enseñaron en el colegio: “¿Dónde está la biblioteca?” y “albóndigas”, “¿podría sobrevivir con esto?”, preguntaba entre risas.

También recordó cómo al filmar Forrest Gump, el estudio se había quedado sin dinero que se negó a pagar el seguro de la escena en la que el protagonista corría por Monument Valley. Pero el director y él acordaron que aquello debía salir y lo pagaron ellos mismos. “Costó unos 2 millones de dólares una escena de una hora y media”, aseguró.

Arturo Valls, cómplice de un juego de El Hormiguero

Como es habitual, El Hormiguero propuso a sus invitados el juego de adivinar la profesión de cinco desconocidos a través de su primera impresión, prejuicios y alguna pregunta.

Pero si en esta ocasión llamó la atención la prueba, fue porque entre todos ellos apareció Arturo Valls, a quien Hanks y Treviño no conocían, pero el resto de presentes sí. Por lo que debían adivinar que era presentador, antes que enterrador, gladiador, alcalde o hipnotizador.

Sin embargo, fue esta última profesión la que el actor americano creyó que desempeñaba Valls: “¿Ganas dinero con tu trabajo?”, preguntó el actor y el presentador primero dijo que no, para después confesar que sí. Y el intérprete añadió: “¿Lo ganas hipnotizando a gente?”, algo que él negó.

FInalmente fue Mariana la que intuyó que era prsentador por su forma de desenvolverse. “Nos hacía ilusión tener a alguien que todo el mundo supiera quién era, menos Mariana y Tom”, confesaron las hormigas.

Etiquetas
stats