"Pero yo seguiré jugando", advierte

Trump arremete contra la moderadora del próximo debate presidencial: "Es terrible e injusta"

Trump / Kristen Welker

Redacción

No sería noticia que Donald Trump arremeta contra los periodistas si no fuera porque esta vez se ha referido a Kristen Welker, la mujer que moderará el debate presidencial del 22 de octubre, una cita que se celebrará a pocos días de que los estadounidenses acudan a votar para elegir al próximo presidente del país.

Dani Mateo "entrevistó" a Donald Trump en 'El Intermedio': "He superado la covid con chupitos de lejía y limón"

Dani Mateo "entrevistó" a Donald Trump en 'El Intermedio': "He superado la covid con chupitos de lejía y limón"

"Ella siempre ha sido terrible e injusta, al igual que la mayoría de los reporteros de Fake News, pero yo seguiré jugando. La gente lo sabe", comentó el mandatario en su cuenta de Twitter este sábado 17 de octubre para responder a una noticia que afirma que la periodista tiene "profundos lazos" con el partido demócrata, adversario de Trump. Welker trabaja en NBC News como corresponsal política desde la Casa Blanca.

Las críticas del presidente contrastan notablemente con los elogios de su asesor principal de campaña, Jason Miller, que dice tener una buena opinión sobre la periodista. "Tengo una opinión muy elevada de Kristen Welker. Creo que va a hacer un excelente trabajo como moderadora del tercer debate. Creo que es una periodista cuyo enfoque es muy justo. Y creo que será una muy buena opción para este tercer debate", aseguró el funcionario que trabaja para Trump, según informa Variety.

El comentario crítico de Trump contenía, además, una segunda referencia. El candidato republicano mencionaba a Steve Scully, editor político de C-SPAN, que ha sido despedido tras haber admitido que mintió cuando dijo que alguien había hackeado su cuenta de Twitter para publicar un comentario que se podía interpretar como una critica velada hacia Trump. Scully iba a moderar el segundo debate que nunca llegó a celebrarse y también acabó en la diana del presidente.

Etiquetas
stats