Crónica de la Gala 6

'Tu cara me suena' tuvo pleno de “4” y de “12”, y premió a su robo perfecto

'Tu cara me suena' - Gala 6

Lucía Ortega


Tu cara me suena 9 vivió este viernes su Gala 6 en un plató muy navideño, y alzó a Rasel como ganador, por segunda vez, gracias a su interpretación de J. Balvin. El cantante, quien interpretó In da getto, consiguió colar en la cima del ranking a otro artista de reggaeton, después de la victoria de la semana pasada de Agoney como Rauw Alejandro.

Lydia Bosch no estuvo en 'TCMS' por un "grave problema de salud" de su madre

Lydia Bosch no estuvo en 'TCMS' por un "grave problema de salud" de su madre

Curiosamente, al final de esa quinta gala en El Pulsador, Rasel le “robó” J. Balvin a Agoney, puesto que le tocó al extriunfito pero el sevillano aprovechó su casilla de “te lo robo”. Así que su apuesta se ha consagrado como el robo perfecto, siendo premiada con la victoria en la Gala 6.

En esta gala, se vivió la vuelta de Lydia Bosch como un regalo de Navidad, después de su ausencia la semana anterior que fue explicada por ella misma. Raúl Gómez fue el amigo invitado de David Fernández y acompañó a los concursantes durante el programa, como es habitual con el 'Trae un amigo'. Además, fue una noche llena de polvorones, gorros de navidad e invitados, como la actriz Teresa Rabal, quien contó anécdotas propias y de su padre, Paco Rabal.

Por si fuera poco, volvió al formato como estrella invitada Nina, quien dio vida a la gran eurovisiva Paloma San Basilio. El programa presentado por Manel Fuentes también homenajeó a Yanira, una de sus bailarinas, que actualmente está embarazada y salió con el sobre de las puntuaciones del público.

Agoney clavó a Lady Gaga e hizo pleno de “12” sin victoria

Agoney fue el primero en actuar. El ganador de la anterior gala clavó la excentricidad de Lady Gaga, siendo este el primer “cambio de sexo” del triunfito: “Ser mujer es muy complicado”, adelantaba el cantante. Los numerosos cambios de vestuario del concursante interpretando Aplause dejaron de piedra al jurado y “a nivel vocal no hay ni un 'pero'”, aseguró Chenoa, remarcando del cantante que hace “lo que pocos saben hacer”.

Los Morancos se enfrentaron a la interpretación del grupo Símbolo, con Jorge como Frank Madero y César cambiando de sexo para ponerse en la piel de una bailarina rubia. El dúo consiguió con su divertida actuación poner a todo el mundo de pie moviendo la cintura con Levantando las manos que dejó en el suelo a César, sin respiración después de la actuación. Eso sí, recibieron críticas por parte del jurado. “Decías las mitad de las palabras”, señaló Ángel Llacer el vocalista. Por ello, intentaron “sobornar” al jurado con una cesta de polvorones, y pidiendo otro doce. Luego, César animó tras cada actuación como si de una animadora se tratara.

A la coplera Gracia Montes le dio vida María Peláe, una actuación que solo recibió halagos por la implicación y el trabajo de la cantaora. Lolita Flores destacó que había conseguido el “gorgojito” natural en la voz de la coplera, y aseguró que “a parte de los Morancos” ella era una de sus concursantes favoritas.

David Fernández y Raúl Gómez se enfrentaron a Mocatriz de Ojete Calor, con el objetivo de transmitir la turbidez del dúo formado por Carlos Areces y Aníbal Gómez. Fernández tuvo que hacer frente al inconveniente de dejarse el micro en su soporte, y disimuló buscando el de su compañero. El jurado no les dedicó muchas palabras, pero jugaron al “modelo, cantante o actriz”, donde pusieron a Chenoa de modelo, acertaron la profesión de Penélope Cruz y no tuvieron dudas con la silueta de Lolita.

Nía imitó a Tina Turner con una máscara de caballo “durante toda la semana”. La fuerza era el mayor reto de la cantante. Sus compañeros vocearon el nombre de Nia, y Chenoa remarcó que en muchas partes calcó a la reina del rock, algo muy difícil de conseguir. “Estoy convencido de que en unos años cantarás con la energía y la fuerza con la que canta Tina Turner”, le auguró Carlos Latre.

Loles León interpretó a Teresa Rabal, la artista invitada que la vio junto al jurado. La actriz interpretó a la cantante que más discos infantiles ha vendido en España, desatando la risa de la verdadera Rabal: jugando a los oficios puso a todo el mundo de pie y los volvía a sentar. La intérprete confundió la letra en algunas partes de la canción, pero la cantante original elogió a su imitadora y la abrazó con cariño.

Tras la infantil actuación de Loles León, Rasel contrastó esta atmósfera dando vida a J. Balvin con la canción In da getto. El artista robó a su personaje en la gala anterior, y gracias a su interpretación “del hurto” se alzó como ganador. Dedicó la canción a sus hijos, fans del cantante de Medellín. El sevillano levantó a todo el plató y recibió las felicitaciones de todos los miembros del jurado, con el grito de fondo de sus compañeros: “¡Huele a doce!”.

Manel Fuentes manifestó la alegría por ver a Lydia Bosch volver en esta gala 6. La actriz se enfrentó a la imitación de Judy Garland, actuación que fue muy aplaudida. “Yo te doy un doce, más doce, más doce”, decía Loles León colándose entre el jurado. “En la segunda parte te has sentido mucho más cómoda, y ha sido maravilloso ver cómo caminas, cómo te mueves...”, le señalaba un emocionado Latre.

Por su parte, Eva Soriano “sintió la piel” y “retozó” con la interpretó Danna Paola, otra diva más del panorama musical a la que le tocó defender, aspecto que destacó Ángel Llácer, quien adelantó que le iba a poner muy buena nota. Fue la última en actuar, pero no perdió el acento mexicano tras su actuación. César Cadaval no perdió la oportunidad de comentar el gran parecido estético entre él y su compañera: “Me voy con mi amiga a Magaluf”.

Segunda victoria para Rasel gracias al público

Tras una muy emotiva interpretación de Nina en la piel de la emblemática Paloma San Basilio, las votaciones arrancaron con una sorpresa: el 12 colectivo del jurado para Agoney como Lady Gaga. El extriunfito no podía mostrarse más asombrado: “Es la primera vez en esta edición que sucede, pero hay unanimidad en la mesa”, apuntó Manel Fuentes. El jurado valoró el gran esfuerzo de interpretar a la cantante, y Chenoa dijo que lo había hecho “de matrícula de honor”.

En contraposición, Los Morancos se llevaron notas muy bajas: dos cincos y dos seises. “Un 6 es un bien”, intentó defender Chenoa. “Yo tengo una debilidad por María, porque siempre te pongo las mejores notas”, comentó Ángel Llácer, sobre María Peláe, quien recibió un 10 de su parte. El dúo de David Fernández y Raúl Gómez recibió un pleno de 4, y aún así se alegró y se abrazó por habérselo pasado tan bien.

“Eres muy buena cantante, pero me ha faltado la fuerza”, afirmó Lolita Flores sobre la Tina Turner de Nía, quien recibió “prácticamente una escalera” desde el 6 hacia arriba, con la admiración habitual de Llácer. Loles León obtuvo notas también bajas, pero fue aprobada por todos los miembros del jurado. La media de Rasel, sin embargo, se la bajó Ángel Llácer, poniéndole un 8. Por otro lado, se premió “la elegancia” de Lydia Bosch, quien recibió un sobresaliente de Carlos Latre. Eva Soriano cerraba los votos del jurado, que la valoró con tres onces y un 10. Todas estas notas dejaron la siguiente clasificación según la valoración del jurado:

  • Agoney: 12
  • Eva Soriano: 11
  • Rasel: 10
  • María Peláe: 9
  • Lydia Bosch: 8
  • Nia: 7
  • Loles León: 6
  • Los Morancos: 5
  • David Fernández: 4

Pero a pesar de ese pleno de 12, los votos del público cambiaron totalmente la clasificación: el 4 fue para Los Morancos, el 5 para David Fernández, el 6 para Loles León; 7 puntos para Lydia Bosch, el 8 para María Peláe, 9 puntos para Eva Soriano, el 10 fue para Agoney, el 11 para Nía y el 12 para Rasel. De esta forma, el extriunfito y el sevillano empataban en primera posición con 22 puntos en total, pero como siempre el voto del público predominó, por lo que Rasel ganó a Agoney en la clasificación de la gala. Se alzó así de nuevo con el primer puesto, después de hacerlo en el primer programa con su interpretación de Maneskin.

En cuanto a la clasificación global, solo hubo un cambio: el de Lydia Bosch, que adelantó un puesto. Así queda ahora:

  • Agoney: 125
  • María Peláe: 119
  • Nia: 114
  • Rasel: 113
  • Eva Soriano: 109
  • Lydia Bosch: 76
  • Los Morancos: 74
  • Loles León: 71
  • David Fernández: 63

El Pulsador: Las actuaciones de la Gala 7

Como cada final de gala, los concursantes descubrieron en el Pulsador sus retos para la gala 7. Eva Soriano pidió estar sentada o, al menos, frente al piano, y en su lugar le tocó Isabel Pantoja. Loles León exclamó de alegría cuando le tocó la Orquesta Mondragón, y se asignó ya el intérprete: “¡Me encanta Gurruchaga!”.

Dos 'Trae un amigo' salieron en el Pulsador, de la mano de Agoney y Nia, a quien Manel Fuentes intentó convencer sobre que trajera a Ricky Merino. Además, el temido botón sorprendió también a Los Morancos, que tendrán que dar vida al propio Rasel y Keen Levy con el privilegio 'Training VIP'.

  • Los Morancos: Rasel y Keen Levy ('Trainning VIP')
  • Loles León: Orquesta Mondragón
  • David Fernández: Franco Battiato
  • María Peláe: Gloria Trevi
  • Nia: Ricky Martin y Jennifer López (Trae un amigo)
  • Eva Soriano: Isabel Pantoja
  • Agoney: Bruno Mars y Anderson Paak (Trae un amigo)
  • Rasel: Juan Luis Guerra
  • Lydia Bosch: Marilyn Manson

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats