Tras meses de negociaciones entre los organizadores y el gobierno israelí

La UER confirma a Tel Aviv como sede y pone fecha a Eurovisión 2019

Eurovisión 2019

Redacción

Eurovisión 2019 ya tiene sede. Tras meses de tensiones y negociaciones entre la UER y el gobierno israelí por lograr un acuerdo satisfactorio para todas las partes, finalmente la organización ha anunciado que será Tel Aviv la ciudad que acoja el festival musical el próximo mes de mayo.

La prensa de Israel apunta a Tel Aviv como sede de Eurovisión 2019

La prensa de Israel apunta a Tel Aviv como sede de Eurovisión 2019

Será concretamente la tercera semana del mes, tal como han comunicado oficialmente en el anuncio. Las semifinales de Eurovisión 2019 se celebrarán el 14 y el 16 de mayo, mientras que la final será el sábado 18 de mayo en el Centro Internacional de Convenciones de Tel Aviv.

A través de un vídeo publicado en las redes oficiales del festival, Jon Ola Sand, Supervisor ejecutivo de Eurovisión, ha agradecido su interés a las demás ciudades participantes en la preselección -Jerusalén, Haifa y Eilat-, y ha justificado la elección de Tel Aviv por ser "la más preparada para acoger el mayor espectáculo de entretenimiento de todo el mundo".

Los problemas para designar la sede en Israel

La incertidumbre en torno al próximo Festival de Eurovisión llega así a su fin, después de meses de importantes tensiones entre el certamen y el gobierno del país. Hay que recordar que tras la victoria de Netta en Lisboa, el primer ministro Benjamin Netanyahu señaló como la sede de la próxima edición a Jerusalén, su capital, aunque no reconocida como tal por la comunidad internacional.

Además de esto, el gobierno exigía que la final se trasladase al domingo para respetar el shabat, el día sagrado de la semana judía, a fin de no molestar a los ultrarreligiosos judíos, contrarios a la realización de trabajos en esta jornada.

Estas exigencias no gustaron a la UER, que siempre ha abogado por despolitizar el concurso, más aún debido al conflicto con Palestina por la ocupación de la parte oriental de este territorio. "Si Eurovisión no se puede celebrar en Jerusalén, no seremos los anfitriones", llegó a afirmar la ministra de Cultura y Deporte del país, Miri Reguev, a modo de ultimátum. Diversos países reaccionaron amenazando con boicotear el festival si el festival se plegaba a estas peticiones.

Finalmente, Israel rebajó sus exigencias y propuso cuatro opciones a la organización: Tel Aviv, Jerusalén, Haifa y Eilat, siendo la primera de ellas la elegida finalmente. Será la primera vez que la ciudad acoja el festival, cuyas ediciones de 1979 y 1999 se celebraron en Jerusalén.

Etiquetas
stats