La UER se reafirma en descartar a Ucrania como sede de Eurovisión 2023 y pide “no politizar” su decisión

La Unión Europea de Radiodifusión ha publicado un nuevo comunicado para justificar su decisión de no realizar Eurovisión 2023 en Ucrania, aduciendo los peligros provocados por la guerra abierta desde finales de febrero en el país ganador de la última edición. Del mismo modo, descarta plantear la edición en países vecinos.

Ucrania y Boris Johnson, unidos contra la decisión de la UER de organizar Eurovisión 2023 en Reino Unido

Saber más

A través de un comunicado en redes sociales, la organización dice “entender plenamente la decepción” que generó su determinación, pero recuerda que la tomó por “responsabilidad”, para asegurar “que las condiciones garantizasen el bienestar y seguridad de todos los trabajadores y participantes en el evento, cuya planificación ha de comenzar de forma inmediata en el país que lo acoja”.

“Las decisiones las toman profesionales y no se politizan”

Fue el pasado viernes cuando la UER comunicó que descartaba la posibilidad de realizar la próxima edición del festival en suelo ucraniano, e indicó que iniciaba conversaciones con BBC para encontrar sede en Reino Unido, segundo clasificado. El gobierno de Zelenski se mostró muy crítico y exigió “nuevas negociaciones para acoger Eurovisión 2023”. Pero no solo desde Ucrania se criticó la decisión, sino que el propio primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró en contra de la posibilidad de que su país organizasen el certamen.

Casi una semana después, la organización insiste en sus consideraciones y recalca: “Las decisiones en relación a un evento tan complejo en directo son tomadas por profesionales de las retransmisiones y no se politizan”. 

El bienestar de los asistentes, “nuestra preocupación principal”

De hecho, recuerda los números que se manejan en el festival, con “al menos 10.000 personas acreditadas” para trabajar en la producción o para cubrir el evento, y la previsión de más de 30.000 fans que esperan asistir al evento. “Su bienestar es nuestra preocupación principal”, dicen, y hacen suyas las palabras del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que pronosticó que la guerra durará años.

Para sostener su decisión, la UER también explica que en el cuestionario previo cumplimentado por Ucrania, se hablaba de los “graves riesgos” de hipotéticos ataques aéreos y acometidas con drones y misiles, “que podrían provocar bajas significativas”, y señala como “insuficientes” las medidas para mitigar las amenazas. Además, advierte de que el conflicto abierto ha hecho que las delegaciones se muestren “reticentes” a viajar a Ucrania.

La UER no alude a Reino Unido en este comunicado

“Tomando todo esto en consideración, la UER con pesar tomó su decisión de trasladar el evento a otro país y continuará en negociaciones para encontrar una ubicación que encaje para Eurovisión”, concluye el comunicado, donde esta vez no se hace alusión a Reino Unido.

Cabe recordar que en los últimos días, Escocia se mostró interesada a celebrar el festival. Fue la misma primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, quien sugirió a través de Twitter la posibilidad de organizar la próxima edición en Glasgow.

La Unión Europea de Radiodifusión ha publicado un nuevo comunicado para justificar su decisión de no realizar Eurovisión 2023 en Ucrania, aduciendo los peligros provocados por la guerra abierta desde finales de febrero en el país ganador de la última edición. Del mismo modo, descarta plantear la edición en países vecinos.

Ucrania y Boris Johnson, unidos contra la decisión de la UER de organizar Eurovisión 2023 en Reino Unido

Saber más

A través de un comunicado en redes sociales, la organización dice “entender plenamente la decepción” que generó su determinación, pero recuerda que la tomó por “responsabilidad”, para asegurar “que las condiciones garantizasen el bienestar y seguridad de todos los trabajadores y participantes en el evento, cuya planificación ha de comenzar de forma inmediata en el país que lo acoja”.

“Las decisiones las toman profesionales y no se politizan”

Fue el pasado viernes cuando la UER comunicó que descartaba la posibilidad de realizar la próxima edición del festival en suelo ucraniano, e indicó que iniciaba conversaciones con BBC para encontrar sede en Reino Unido, segundo clasificado. El gobierno de Zelenski se mostró muy crítico y exigió “nuevas negociaciones para acoger Eurovisión 2023”. Pero no solo desde Ucrania se criticó la decisión, sino que el propio primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró en contra de la posibilidad de que su país organizasen el certamen.

Casi una semana después, la organización insiste en sus consideraciones y recalca: “Las decisiones en relación a un evento tan complejo en directo son tomadas por profesionales de las retransmisiones y no se politizan”. 

El bienestar de los asistentes, “nuestra preocupación principal”

De hecho, recuerda los números que se manejan en el festival, con “al menos 10.000 personas acreditadas” para trabajar en la producción o para cubrir el evento, y la previsión de más de 30.000 fans que esperan asistir al evento. “Su bienestar es nuestra preocupación principal”, dicen, y hacen suyas las palabras del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que pronosticó que la guerra durará años.

Para sostener su decisión, la UER también explica que en el cuestionario previo cumplimentado por Ucrania, se hablaba de los “graves riesgos” de hipotéticos ataques aéreos y acometidas con drones y misiles, “que podrían provocar bajas significativas”, y señala como “insuficientes” las medidas para mitigar las amenazas. Además, advierte de que el conflicto abierto ha hecho que las delegaciones se muestren “reticentes” a viajar a Ucrania.

La UER no alude a Reino Unido en este comunicado

“Tomando todo esto en consideración, la UER con pesar tomó su decisión de trasladar el evento a otro país y continuará en negociaciones para encontrar una ubicación que encaje para Eurovisión”, concluye el comunicado, donde esta vez no se hace alusión a Reino Unido.

Cabe recordar que en los últimos días, Escocia se mostró interesada a celebrar el festival. Fue la misma primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, quien sugirió a través de Twitter la posibilidad de organizar la próxima edición en Glasgow.

La Unión Europea de Radiodifusión ha publicado un nuevo comunicado para justificar su decisión de no realizar Eurovisión 2023 en Ucrania, aduciendo los peligros provocados por la guerra abierta desde finales de febrero en el país ganador de la última edición. Del mismo modo, descarta plantear la edición en países vecinos.

Ucrania y Boris Johnson, unidos contra la decisión de la UER de organizar Eurovisión 2023 en Reino Unido

Saber más

A través de un comunicado en redes sociales, la organización dice “entender plenamente la decepción” que generó su determinación, pero recuerda que la tomó por “responsabilidad”, para asegurar “que las condiciones garantizasen el bienestar y seguridad de todos los trabajadores y participantes en el evento, cuya planificación ha de comenzar de forma inmediata en el país que lo acoja”.