Comunicado

La UER excluye a Rusia de Eurovisión 2022 por la ofensiva en Ucrania

Eurovisión 2022 se celebrará en Turín

Rusia se queda fuera de Eurovisión 2022. La Unión Europea de Radiodifusión ha anunciado que no habrá actuación del país en el festival que se celebrará el próximo mes de mayo en Turín, a consecuencia de la guerra iniciada por el gobierno de Vladimir Putin en Ucrania. El órgano cambia de parecer y reacciona después de las protestas de otras naciones europeas en contra de que se la mantuviese en la competición.

RTVE, TEN y TVG emitirán la preselección eurovisiva de Portugal, el Festival da Cançao

RTVE, TEN y TVG emitirán la preselección eurovisiva de Portugal, el Festival da Cançao

La decisión ha sido tomada, explican, “siguiendo la recomendación del cuerpo de gobierno de Eurovisión, el Grupo de Referencia, de acuerdo a las reglas del evento y a los valores de la UER”, indican en una nota. “La decisión refleja nuestra preocupación de que, a la vista de la crisis sin precedentes en Ucrania, la inclusión de una candidatura rusa en el certamen de este año trajera descrédito a la competición”, agregan.

La UER justifica que hayan tardado en tomar una determinación por la importancia de consultar a su membresía, recalcando el carácter apolítico del festival. “Seguimos dedicados a proteger los valores de una competición cultural que promociona el intercambio internacional y la comprensión, que reúne a los públicos, celebra la diversidad a través de la música y une a Europa sobre un único escenario”.

Ocho países se unieron a Ucrania en la petición

Fue Ucrania la primera que reclamó que se prohibiese la participación de la nación. En su llamamiento, recordaban que desde el comienzo de la agresión de Rusia contra Ucrania en 2014, y hasta el día de hoy, las emisoras rusas “han sido portavoces del Kremlin y una herramienta clave de propaganda política financiada por el estado ruso”.

Por ello, pedía que se expulsase a la All-Russian State Television y Radio Broadcasting Company, de la Comunidad Europea de Radiodifusores Públicos. De hecho, se recordaba el antecedente del año anterior, cuando la UER ya suspendió la participación de la Radiotelevisión de Bielorrusia por violar valores fundamentales del organismo.

No obstante, la UER declinó esta posibilidad en una primera reacción, pocas horas después de que comenzasen los ataques. Esgrimía que Eurovisión “es un evento cultural, no político”. “Continuaremos monitoreando la situación de cerca”, matizaron en la tarde del jueves, aludiendo a los algo menos de tres meses que quedaban por delante hasta la celebración del evento musical.

Sin embargo, mientras la ofensiva rusa continuaba y entraba en Kiev, más países se unían al requerimiento: Dinamarca, NoruegaHolanda, Suecia, Letonia, Estonia, Finlandia y Lituania. Estos dos últimos habían llegado a amenazar con abandonar si la UER no corrige su postura. Mientras tanto, Radio Televisión Española ha evitado pronunciarse al respecto.

El conflicto había tenido efecto en la candidatura ucraniana

Lo cierto es que el conflicto había tenido su efecto en la edición de este año, antes incluso de que Putin anunciase el comienzo de las actividades militares en suelo ucraniano. Alina Pash, que había sido elegida como representante de Ucrania, renunció a hacerlo ante las críticas por la polémica derivada de un viaje que realizó en 2015 a Crimea, región que desde el año anterior está de facto en manos de Rusia.

Kalush Orchestra, segundos clasificados en la preselección y favoritos según el voto del público, enarbolarán la bandera azul y amarilla de la nación. “Prometemos a cada ucraniano que estaremos a la altura de vuestra elección”, declaró el grupo, que aludió en su declaración a “los difíciles tiempos de nuestro país”, solo unos días antes de la contienda: “Haremos notar nuestra presencia en todo el mundo”.

Hasta el momento, no se había hecho ningún anuncio por parte de la All-Russia State Television and Radio Broadcasting Company de la candidatura con la que pretendían concurrir a Eurovisión 2022. Desde algunos medios locales se había apuntado a Klava Koka como la mejor posicionada, si bien no había nada confirmado.

Manizha fue la representante rusa en Eurovisión 2021, celebrado en Rotterdam. Terminó en novena posición, con el tema Russian Woman.

Etiquetas
stats