Crónica del final de la edición

'La última tentación': las parejas que siguen y las que no, y la insólita decisión de Christofer con Fani

Fani y Christofer en el final de 'La última tentación'

Paula Hergar


La última tentación llegó a su final con una octava y última entrega. Andrea y Roberto, Mayka y Álex, Lester y Patry, Christofer y Fani y Marina y Jesús respondieron a la gran pregunta que proponía el programa desde su arranque: "¿Tomasteis la decisión adecuada?".

'La isla de las tentaciones 4' se anticipa a su estreno con un avance exclusivo en Mitele Plus

'La isla de las tentaciones 4' se anticipa a su estreno con un avance exclusivo en Mitele Plus

El reality acabó con tres parejas yéndose juntas de nuevo - una de ellas inesperada por la ruptura de la edición anterior- y dos marchándose solos. El más impactante fue Christofer por la decisión que tomó sobre Fani: la que nadie esperaba ya.

Todo ello, tras ver cómo Lucía e Isaac se marchaban los primeros, tras romper en su última hoguera de confrontación en la que decidieron marcharse solos. Eso sí, en la actualidad vuelven a estar juntos como ambos confirmaron en el último Debate de las Tentaciones.

Andrea dándole la vuelta a todo y acabando como la ofendida

Andrea y Roberto fueron los primeros que se reencontraron en la hoguera. La pareja que más rota llegaba tras ella haberle sido infiel con Manuel. "Creo que hemos tenido muchos baches en la relación, no hemos hablado de lo que queríamos y la burbuja ha explotado por eso", reflexionó ella frente a Sandra Barneda, antes de la llegada de él.

Segundos después, él entraba y se sentaba junto a ella aplaudiéndola: "Se te tendría que caer la cara de vergüenza, ¿eres una princesa o una rana?". A lo que ella respondía: "Te relajas, todos en la vida nos hemos equivocado. Me he levantado para darte un abrazo por educación" y se marchaba enfadada. "Que le dé el abrazo a Manuel, o a Christian o a Óscar al que quiera", comentaba él con la presentadora.

En menos de 30 segundos ella volvía y hablaban mirándose a los ojos: "Mi problema es que otra vez me he equivocado escogiendo a la persona", le decía ella y él la interrumpía, "está vacía por dentro, no tiene sentimientos". Empezaron los reproches, sin escucharse el uno al otro. Hasta que Sandra preguntó: "¿Puedes entender, Andrea, que Roberto lo ha pasado mal aquí?" momento en el que ella agachó la cabeza.

Al llegar las imágenes, él lamentaba lo ocurrido: "Me arrepiento de haber perdido el tiempo con ella. Claro que la sigo queriendo pero no me merecía que me hiciera esto". Mientras ella argumentaba lo siguiente: "Siempre estoy con personas que siento que aporto más que ellas a mí. Siempre me mentía y me hacía sentir especial pero era un Roberto inventado".

Finalmente, él le preguntó la razón de haberle hecho tanto daño si no se lo merecía y ella se derrumbó: "No lo he hecho bien pero tú también has tenido errores", alegaba y volvía a recomponerse en un segundo. Pasando de llorar, a dignificarse en milisegundos, dejando a Barneda anonadada. Para acabar, él pidió que le devolviera la pulsera que le regaló pero ella se negó: "No me la voy a quitar, es mía", dijo cual Smigol.

En su última decisión ella optó por abandonar "sola, obviamente" y él le deseó "lo mejor en su vida, que encuentre el amor fuera y lo valore". Al marcharse él, Andrea respondió a la pregunta inicial: "No me equivoqué al dejar a Ismael pero la decisión de irme con Óscar no fue la correcta porque no acabamos bien fuera. Ahora quiero estar sola hasta que encuentre a alguien como yo".

Mayka se marcha con el "abuelito" Alejandro

Los siguientes en sentarse frente a Sandra Barneda fueron Mayka y Alejandro. "Entré aquí diciendo que no estaba enamorada de él y ahora sé que lo estoy mucho, me he dado cuenta que lo quiero en mi vida y me quiero ir de aquí con él", confesaba a solas. Sin embargo, al entrar él se negó a abrazarla. "Me siento traicionado, vendido y vacilado. Dijiste que te tirarías antes a Gonzalo que a Pablo y él te ha vendido a la primera de cambio", decía el viceverso.

"¿Tú has visto que haya hecho algo? Mis comentarios podían ser en momentos de fiesta pero te he respetado siempre, te han contaminado la relación", se aquejó ella. Momento en el que la presentadora emitió las imágenes de ella diciendo que no está enamorada, que Pablo aún la quiere y pidiendo explicaciones a Gonzalo. "Es que no me deja nada claro, siempre juega con unos y otros", aseguraba él.

"Llevamos tres meses y hemos tenido muchos baches. No te amoldas a mí, se molesta por cosas y me dice que no va a cambiar", lamentaba ella. Y aún así él confesó estar enamorado de ella "y me fastidia". Algo que ella también aseguró: "Estoy muy enamorada, me daba miedo irme sin él". Finalmente, se miraron, cogieron las manos y pidieron empezar de cero: "Te quiero que flipas, tía", zanjó él, frente a una Barneda emocionada.

Ella decidió marcharse con "el abuelito" y él aceptó: "Me voy con Mayka porque aunque tengamos diferencias, sé que me quiere y lo tengo clarísimo".

Lester y Patry desvelaron lo ocurrido entre los dos en solo un año

Lester también llegó a la hoguera "nervioso y contento porque voy a ver" a Patry, pero con ganas de tener explicaciones. Ella entró y fueron los únicos que se saludaron con un beso y temblando. "Ha sido una situación muy dura, necesitaba estar con él. Con Marta empezamos a muerte pero poco a poco solucionamos nuestros temas pendientes. Con Christian habló por detrás y nada es verdad. Solo lo ha hecho para hacer daño y no quiero saber nada de él", explicó la canaria.

Para, seguidamente, dar paso a las imágenes en las que varios afirmaban que ella "tonteaba" con Christian. Ella, al verlas, negaba con la cabeza: "No, en ningún momento he tonteado con él. Se refiere a las conversaciones del principio. Le conocí fuera y en la vida tendría algo con él. Lo ha hecho porque no tenía nada que hacer aquí y se lo ha inventado".

Patry se derrumbaba: "Yo no quería quererle cuando salí de las Tentaciones y necesité fallarle para darme cuenta de que quería estar con él. Ha sido una relación muy dura, con baches, altibajos y él me lo devolvió por mil". A lo que Lester explicó que después él también estuvo con otras y le hizo aún más daño. Un impass que los dos explicaron que les sirvió para darse cuenta de que se quieren de verdad. Por eso, ambos decidieron marcharse juntos.

Christofer, sobre Fani: "La amo pero me he dado cuenta de que no todo vale"

El plato fuerte fue el de Christofer y Fani que reservaron para el final. "Quiero ver si me ha creído cuando le prometí que no volvería a pasar con Julián. Quiero decirle que le quiero muchísimo, que voy a luchar por él y que le quiero en mi vida", confesó ella a Barneda antes de que llegara el chileno.

Al entrar él, ella le confesó que con el desliz de Julián se dio cuenta de que le quiere "con locura". En ese momento, él se derrumbó: "Por qué me lo has vuelto a hacer aquí. Has tenido la oportunidad de oro para demostrar que lo nuestro es real y me lo has vuelto a hacer. Desde que pisé esto sabía lo que quería contigo. Es que me lo has vuelto a hacer y podía haber sido tan bonito, macho...", repetía entre lágrimas.

Pero ella insistía: "Aquí delante de todos te digo que quiero casarme contigo, que el hombre de mi vida eres tú. Entiendo que estés enfadado y decepcionado. Me he dado cuenta de que te quiero más que a nada del mundo, que eso fue el mayor error de mi vida, pero aquí estoy dando la cara". Algo que él no podía entender: "Me he matado diciendo a todo el mundo que no eres así. ¿Cómo me haces esto ahora?".

Barneda dio paso a las imágenes y él solo esperaba "ver algo bueno", sin embargo, la vio "morrearse", jugar con Julián... "yo no me he rebozado con nadie", exclamaba él. Para acabar concluyendo: "Necesito tiempo, tengo una guerra interna entre mi corazón y mi cabeza. Ella me dice que no y mi corazón que la amo", lamentaba entre lágrimas.

Fani le pedía que la creyera, que sabía que él la quería y que podían juntos con todo. Pero ante la pregunta de Barneda sobre cómo quería abandonar la hoguera, Christofer respondió lo que toda España esperaba: "Solo". Para argumentar: "Podía haber sido tan bonito y salir juntos, pero no aguanto más. Te lo demuestro día a día, tú no te has cansado de decir que no estás enamorada". A lo que ella respondía: "Yo voy a luchar por ti, 100%, ahora entiendo que estés decepcionado. Me esperaba esta respuesta pero te lo voy a demostrar".

El chileno confesaba que estaba "dolido" porque esto era lo que necesitaba, escucharla decir eso: "Ha llegado tarde, y más haciendo esto aquí. La amo pero me he dado cuenta aquí de que no todo vale". Él se levantaba y se marchaba, cuando ella corría detrás gritando su nombre. Al encontrarse se abrazaban y ella le besaba prometiéndole que le quería y que lucharía.

Marina y Jesús lloran por primera vez de alegría al cerrar su círculo

Marina y Jesús también se abrazaban al reencontrarse y él señalaba que vestía de la misma forma que en la primera hoguera: "Quiero cerrar un círculo y enterrar todo, para bien o para mal. No soy el mismo, he crecido en todos los aspectos y quiero dejar muchas cosas atrás".

Ella lo miraba y transmitía lo que sentía al verlo: "Le quiero, le veo diferente". Mientras él añadía: "Para mí veo a la misma Marina que amaba y he tenido que superar muchas cosas. Sufrí mucho el año pasado, vi malamente a Isaac, te hizo sufrir pero tuve la satisfacción de decir que no me había equivocado con él".

Sobre Isaac, Marina dijo: "Son dos personas muy distintas. Cuando salí y estuve con él era feliz pero buscaba en él reacciones de Jesús. No estaba enamorada y no valoré cómo me trataba Jesús hasta que me hicieron la putada". Al ver las imágenes de la hoguera de Isaac y Lucía: "La verdad tiene solo un camino, esta persona si se le fue el amor de un día para otro no me quería. No quiero personas así a mi lado", señalaba Marina.

Jesús confesó haber "dudado mucho esta semana, no sabía lo que pasaba en tu villa. Te vi llorando por él, se me removió todo... pero es la persona que quiero", y se derrumbó. "Me da igual lo que diga la gente, todo el mundo tiene derecho a ser feliz con quien quiera y soy feliz a su lado. A mí me llena ella, he probado relaciones pero no me llenan. Hay chicas estupendas pero solo hay una para mí" dijo mirándola.

"Llegué a odiarla, a reirme de ella con mis compañeros, a alegrarme de las cosas malas que le pasaban", añadió él y ella aseguraba no guardarle ningún rencor. Ambos querían tirar todo lo vivido a un agujero y marcharse juntos. Pero antes, ella añadía: "Ha sido el único amor de mi vida y quiero empezar de cero, dejarlo todo aquí". A lo que Barneda se alegraba por verles llorar por primera vez de alegría.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
stats