Vídeo adelanto en exclusiva

DMax reabre este domingo su 'Control de carreteras' adaptado al coronavirus

La cadena DMax estrena este domingo la nueva temporada de su producción propia 'Control de carreteras', esta vez con protagonismo de las nuevas medidas y protocolos que han tenido que establecer los agentes de Tráfico de la Guardia Civil con motivo de la pandemia

En los últimos meses, debido al estado de alarma que llevó al confinamiento de gran parte de la población en España, apenas circulaban coches por las carreteras españolas y muchos de los conductores pasaron semanas e incluso meses sin usar su vehículo para moverse. En otros casos, personas que habitualmente utilizan medios de transporte alternativos al vehículo particular se han visto en la necesidad de ponerse de nuevo al volante para poder desplazarse tras un tiempo sin conducir. ¿Han supuesto estos cambios en los hábitos de los conductores un aumento de las infracciones en carretera en España?, ¿qué leyes básicas de seguridad vial se deberían recordar siempre?

A partir del domingo 6 de septiembre a las 21.30 horas, DMAX vuelve a patrullar junto a las personas que vigilan la seguridad de las vías y autovías de nuestro país con el estreno de una nueva temporada de Control de carreteras, la serie que muestra los casos reales a los que se enfrentan a diario los servicios de vigilancia en carretera de la Guardia Civil.

Nuevas entregas de la producción de Crop TV (Control de fronteras: España) para el canal de Veo TV que regresa a la pantalla de DMAX cada domingo por la noche, y estará disponible en Dplay.es después de cada emisión, que será un reflejo de la nueva realidad que vive nuestro país.

Los protocolos por el coronavirus, protagonistas 

Esta temporada, DMAX renueva su apuesta por la producción propia estrechamente ligada a la actualidad en España, mostrando cómo se ha visto afectado el trabajo de los guardias que protagonizan las historias que aparecen en los nuevos episodios de ‘Control de carreteras’, cuya producción se ha realizado cumpliendo con todos los protocolos de seguridad tanto delante como detrás de las cámaras.

Además de ver cómo trabajan, a qué situaciones se enfrentan o qué retos les esperan cada día a las personas que vigilan nuestras carreteras, el público comprobará cómo se está aplicando el nuevo protocolo COVID-19 en los dispositivos de la Guardia Civil, cobrando un especial protagonismo en estas nuevas entregas las medidas de seguridad adoptadas por los guardias, equipados con mascarilla en todo momento y obligados a realizar las comunicaciones administrativas de manera telemática para mantener la distancia mínima de seguridad con los conductores.  

‘Control de carreteras’ pondrá el foco en la labor de las personas que forman estas patrullas de vigilancia a la hora de enfrentarse a infracciones que van desde faltas leves hasta graves delitos al volante que no solo pueden tener terribles consecuencias para ellos, sino también para el resto de los conductores. Motoristas con el permiso de circulación caducado, coches averiados en el arcén o rutinarios controles de alcoholemia protagonizarán las historias de esta nueva temporada. Sin embargo, la labor de los agentes de la Guardia Civil va mucho más allá. También veremos cómo hay patrullas que se encargan de ejercer de escoltas de vehículos en casos de urgencias hospitalarias o también ayudan a salvar la vida de un animal atropellado, entre otras muchas cosas.

Canarias se estrena como escenario del programa 

Cada una de las nuevas entregas estará compuesta por tres operaciones distintas captadas por las cámaras de DMAX y que en los casos grabados durante los últimos meses mostrará las nuevas dinámicas de trabajo de los guardias para cumplir con la normativa de seguridad obligatoria en todo el país. Así, los espectadores volverán a ser testigos de cómo es un día en la piel de un agente de la Guardia Civil y vivir en primera persona todo tipo de historias que se producen a diario en torno a algunas de las carreteras más transitadas de comunidades como Madrid, Galicia, Andalucía o Canarias. Una de las novedades de esta temporada es el debut de la comunidad canaria como escenario de algunos de los casos que aparecerán en las nuevas entregas del programa, que recorrerá algunas de las vías que atraviesan sus islas junto a los guardias que las vigilan.

Precisamente en Canarias, comprobaremos cómo la Guardia Civil se encarga de vigilar el tráfico en un punto estratégico de la TF-24 con el fin de controlar la ruta motera de ascenso al Teide. Allí, desde un coche camuflado, detectan a un motorista que va haciendo uso del teléfono móvil mientras pilota utilizando solamente una mano. Por si esta infracción no fuera suficiente, un test de alcoholemia termina con la retirada de la moto y una cita en el juzgado. También asistiremos a la extraña avería de un vehículo parado en el arcén de una autopista tinerfeña que está estacionado en un lugar con poca visibilidad. El conductor se encuentra en un estado de alto nerviosismo y el auxilio de la patrulla es crucial para calmar su inquietud.

Controles de alcohol y drogas y escolta de emergencias

De vuelta en la península, seremos testigos al elevado número de incidencias en lugares en donde la presencia de los agentes de la Guardia Civil resulta crucial. Uno de estos lugares es el Hospital Regional de Málaga, en donde se solicita ayuda a una patrulla para llevar a cabo el acompañamiento a una ambulancia que traslada a un paciente en estado crítico para un doble trasplante en un hospital de Córdoba. El convoy debe sortear los contratiempos del trayecto y enfrentarse a una delicada maniobra de relevo en el límite interprovincial. 

Las infracciones por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas seguirán teniendo un gran protagonismo en las nuevas entregas de ‘Control de carreteras’. En uno de estos casos, los guardias se encuentran realizando un control de alcohol y drogas en una zona de fiesta y botellones en la provincia malagueña, cuando llega un joven recién salido de prisión que termina dando positivo en un narcotest. Poco después, los agentes tienen que lidiar con una motorista visiblemente mareada que iba camino del hospital y cuyo test de alcoholemia arroja un resultado que alcanza la tasa de delito.

Percances en carretera ligados a la "nueva normalidad"

En Madrid, los guardias vivirán un caso ligado a esta “nueva normalidad” registrado durante la fase de desescalada tras el confinamiento en la capital. Y es que, con la reactivación del tráfico en carretera, la Guardia Civil ha sido testigo de varios percances ligados a la nueva realidad. Es la historia de un joven conductor que se encuentra parado en el arcén por culpa de un ataque de ansiedad. La angustia de llevar tres meses sin ver a sus familiares debido a la pandemia, le ha provocado una recaída que pone en alerta a los servicios médicos.

Mientras tanto en el norte del país, concretamente en Galicia, una patrulla da el alto a un usuario de una vía que circula con exceso de velocidad. El ciclista, de nacionalidad francesa y sin saber hablar español, no entiende el motivo de la parada por lo que el guardia se las verá y se las deseará para hacerle entender que el depósito de gasolina que ha instalado en su bicicleta es ilegal. Los problemas se multiplicarán para el ciclista cuando le comunican que, por no tener domicilio en España, debe abonar la multa en el momento y no lleva la cartera encima.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba