La experiencia de Israel Arroyo como vidente de Luis Fonsi o Margaret Thatcher antes de 'Pesadilla en El Paraíso'

Israel Arroyo

Pesadilla en El Paraíso acaba de anunciar, como uno de sus cuatro nuevos concursantes, a Israel Arroyo, un personaje hasta ahora desconocido para el público. Sin embargo, lleva años tratando con rostros famosos, tanto nacionales como internacionales. Es amigo de Cristina Tárrega (con la que tuvo su hasta la fecha única aparición televisiva), y hará su gran salto como participante en el nuevo reality de Telecinco.

'Pesadilla en El Paraíso' anuncia a dos "viceversos", la hija de Paco Jémez y el vidente de las celebrities

'Pesadilla en El Paraíso' anuncia a dos "viceversos", la hija de Paco Jémez y el vidente de las celebrities

Arroyo es conocido como el “vidente de los famosos”, y todo empezó cuando hizo su primera predicción de futuro a Tárrega. El “boca a boca” entre los famosos se incrementó y empezó a codearse con muchos otros personajes conocidos.

Desde Luis Fonsi, Jorge Javier Vázquez, Chabeli, o Enrique Iglesias, al director de cine Juan Bayona y conocidos futbolistas. En su presentación en Rumbo al paraíso, el nuevo concursante afirma: “La mayoría de ellos han venido a mi consulta, o me han llamado por teléfono cada vez que me han necesitado”.

Aunque no es conocido por el gran público, expone que lleva entre quince y veinte años dedicándose plenamente al oficio de adivino.

Su consulta más importante indica que fue, ni más ni menos, con la ex Primera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher. “No voy a contar nada, soy una persona muy discreta... Quedó muy impresionada”, sentencia el vidente.

Recuerda que en su encuentro había intérpretes, ya que no domina el inglés del todo, y que incluso estaban los guardaespaldas de Thatcher.

Arroyo asegura no tener complejos: “La gente me echa 35 años, pero tengo 46”. Se describe como una persona buena y generosa a la que “le encantaría encontrar el amor”.

En sus últimas palabras, antes de comenzar la aventura de Pesadilla en el Paraíso, deja un recordatorio: “Quedaros con mi cara, porque voy a ganar”.

Etiquetas
stats