De ficción a realidad

La “Zelenskimanía” dispara el interés mundial por 'Servidor del pueblo', su serie “profética”

Zelenski en 'Servidor del pueblo'

Contra su voluntad, y mientras las bombas rusas asolan su país, el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski se ha convertido en un referente que despierta el interés mundial no sólo por su presente, marcado por la invasión y ofensiva de Putin, sino también por su pasado.

Ucrania utiliza 'La casa de papel' para ensalzar a Zelenski: "Nuestro héroe"

Ucrania utiliza 'La casa de papel' para ensalzar a Zelenski: "Nuestro héroe"

En el 2019 se convirtió en el sexto presidente de Ucrania, culminando una trayectoria que mezcló ficción y realidad y cuyo éxito le hizo saltar de la una a la otra. De ser el máximo mandatario de Ucrania en la serie Servidor del pueblo, a ser el candidato más votado y convertirse en la vida real en el sexto presidente del país al frente de su partido político llamado... 'Servidor del pueblo'. Sí, como la serie.

Zelenski alcanzó sus mayores cotas de popularidad con esa ficción que se estrenó en 2015 y duró tres temporadas. Pero para cuando la protagonizó ya era una estrella en Ucrania y otros países exsoviéticos. Una estrella que se había hecho a sí misma desde que fundó, con menos de 20 años y junto a amigos con los que empezó en el mundo de la comedia, la productora Kvartal 95. A través de ella se hizo un nombre hasta en Moscú primero con sus espectáculos, luego con programas de televisión en Ucrania, y más tarde con su salto al cine.

Es decir, los ucranianos y otros ciudadanos de muchos países exsoviéticos ya conocían a la perfección a Zelenski, y habían seguido su trayectoria en cine y televisión. Pero que su figura haya concitado los focos del resto del mundo ha provocado que haya más interés por conocer su pasado. Y que se dispare el interés por los derechos de su serie Servidor del pueblo.

Expansión mundial cuatro años después de su final

Servidor del pueblo (Servant of the People en inglés, Sluga Naroda en su versión original) es una comedia en clave de sátira política que marcó la carrera política de Zelenski, hasta el punto de dar nombre al partido que alzó victorioso en las urnas al ahora presidente de Ucrania. Se inspiró en los espectáculos que ya realizaba junto a su grupo Kvartal 95, en los que la crítica a los políticos y a la corrupción eran el eje central. Pero el poder de la televisión hizo que fuese la serie el formato que provocó su salto de la ficción a la realidad: el final de la ficción coincidió con la campaña de Zelenski para las elecciones de 2019, y el resultado ya es bien conocido.

Sus ironías, sátiras y bromas acabaron siendo proféticas, puesto que en Servidor del pueblo Zelenski interpretaba a Vasyl Petrovych Holoborodko, un profesor de historia en un instituto que un día es grabado a escondidas por un alumno mientras pronuncia un encendido discurso contra la corrupción de los políticos y pidiéndoles más cercanía, como si fuesen profesores de instituto. Esa grabación acaba haciéndose viral, y sin esperarlo la movilización ciudadana a su favor convierte al profesor Vasyl Petrovych Holoborodko en presidente de Ucrania. Una posición desde la que sigue pensando diferente a sus antecesores, y mantiene sus mensajes sobre la verdad y la honestidad.

Es decir, Servidor del pueblo permite ver cómo Zelenski retrataba la política, y en concreto la presidencia de Ucrania, antes de que él mismo se convirtiese en presidente en la realidad. Y eso ha alterado las jornadas de trabajo de Eccho Rights, una empresa de apenas 40 empleados y con sede en Estocolmo (Suecia) que se encarga de gestionar los derechos de distribución de la serie.

Estamos desbordados. Llegan peticiones de todo el mundo para emitirla

Nicola Soderlund Cofundador de Eccho Rights

“Hemos firmado unos quince acuerdos y estamos negociando veinte más”, explica Nicola Soderlund, el cofundador de la empresa, a la agencia AFP. La serie que adelantó el Zelenski presidente se ha convertido en un producto deseado en todo el mundo, pese a haberse emitido de 2015 a 2018. Soderlund no oculta ese éxito sobrevenido por la popularidad de su protagonista: “Estamos desbordados. Llegan peticiones de todo el mundo para emitirla”. “La serie es una comedia, pero también un documento importante del origen de Zelenski”, defiende sobre su contenido.

Las más rápidas fueron la británica Channel 4, la rumana PRO TV, MBC en Oriente Medio, y la griega ANT 1, que ya la están emitiendo tras adquirir sus derechos poco después de iniciarse la invasión rusa. Para Italia, el empresario afirma que pugnan por adquirir sus derechos tres o cuatro cadenas, y lo suma a las conversaciones que están manteniendo con otros canales para llevarla a Estados Unidos, a América Latina, e incluso a Netflix. De hecho, el gigante norteamericano ya la incluía en sus catálogos de distintos países.

Aunque los acuerdos son confidenciales, el cálculo de Eccho Rights es que esta nueva ola de adquisición de los derechos de Servidor del pueblo va a superar el millón de euros. Una cantidad “pequeña” en el sector televisivo, pero que teniendo en cuenta que es un formato que acabó hace cuatro años, que ha sido emitido por distintas cadenas y plataformas, y que hasta puede verse en Youtube subtitulada en inglés; es representativa de la “Zelenskimanía” desatada en todo el mundo.

Se da al mismo tiempo una solidaridad con los ucranianos y la curiosidad por ver quién es Zelenski

Nicola Soderlund Cofundador de Eccho Rights

Eccho Rights también distribuye los derechos de otra serie de Zelenski, Svaty (Familia política), anterior a Servidor del pueblo. Pero en ella el actual presidente de Ucrania sólo ejerció como productor, por lo que no está recibiendo tanto interés. La situación bélica no ha permitido que la empresa pueda contactar con Zelenski, pero sí lo ha hecho con dos intermediarias que han podido huir del país: “Una de ellas huyó a Turquía y otra a Róterdam, y mantienen el contacto con Volodímir”. Como gesto, el aumento de sus ingresos por los derechos de la serie ha permitido que la empresa done 50.000 euros a Cruz Roja en Ucrania, y promete aumentar sus aportaciones cuando cierren más acuerdos. También ha decidido eliminar todas las series de propiedad y producción rusas de su catálogo. La empresa acompaña así lo que su cofundador verbaliza sobre lo que está pasando con la serie: “Se da al mismo tiempo una solidaridad con los ucranianos y la curiosidad por ver quién es Zelenski”.

Servidor del pueblo fue uno de los estrenos del VI Serielizados Fest en España. Por entonces, su mayor atractivo era la paradoja que suponía que un cómico creador de una serie política acabara asumiendo el cargo de presidente, como ya había ocurrido con el islandés Jón Gnarr y su salto a la alcaldía de Reikavik después de crear la serie The Mayor. Pero por el momento, no hay noticias de interés desde España, bien sea para doblarla al español o al menos para subtitular sus diálogos como sí se ha hecho en inglés (algo que podría ocurrir, de rebote, si se cierra algún acuerdo con América Latina). El director de Eccho Rights, Fredrik af Malmborg, reflexiona sobre el paso de la ficción a la realidad de Zelenski: “Necesitábamos un héroe como él, después de los Trump y compañía”.

Etiquetas
stats