'The Jump': El programa más peligroso de la televisión británica

Acaba de comenzar la segunda temporada de The Jump. Un concurso donde los famosos se entregan a los deportes de invierno: trineo, bobsleigh, esquí cross, slalom gigante y el gran protagonista, el que decide el expulsado de cada programa: el salto. Durante la emisión en directo, desde Austria, los dos concursantes que han obtenido menor puntuación en las otras pruebas, saltan por una rampa pequeña (K15), mediana (K24) o grande (K40). El participante elige. Y el que salta menos queda eliminado.

Esta prueba, tan visual y televisiva, es el verdadero atractivo del programa pero no porque dé titulares. Esos comienzan a crearse antes, en los entrenamientos.

En las dos ediciones de The Jump ha habido durante los ensayos más heridos que si sumáramos todos los del resto de realities que emite la tele británica. A un par de ellos se les ha salido el hombro, otros dos quedaron noqueados con una conmoción cerebral, uno se rompió una mano, otros el ligamento cruzado, una mujer de un político volvió a casa con dos costillas rotas, y una bailarina de Strictly Come Dancing (Strictly Come DancingMira quién baila

El equipo de Channel 4, la cadena de emisión, cuida mucho a sus concursantes pero sí que es cierto que en este programa hay más posibilidades de acabar con una lesión grave. Quizá por eso la cadena ITV rechazó en 2012 hacerse con el formato, alegando que era “muy peligroso”. Evitando así posibles demandas o reclamaciones de seguro desorbitadas.

Es más, la propia presentadora del programa, Davina McCall, se mostró sorprendida por la vuelta del formato. “Tras ver cuánta gente se lesionó y lo peligroso que fue el año pasado, no tengo ni idea de cómo han renovado. Estoy asombrada”, comentó, quizá con la sana intención de que piquemos y volvamos a engancharnos. Yo lo haré.

 360
 360
 360

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
stats