Welcome back Big Brother!

Ya es oficial. Ocho meses después del arranque de las negociaciones, se confirma que Big Brother volverá a emitirse en Reino Unido. El acuerdo sellado por la productora Endemol y Channel 5 es de 229 millones de euros por dos años.

El programa que hirió sensibilidades vuelve renovado. El premio para el ganador será de 570.000 euros, y aunque la esencia del formato no va a cambiar, se esperan golpes de efecto que despierten el interés: teléfonos que contactarán con el exterior, fiestas con alcohol, y más juegos y pruebas. Algo familiar para nosotros pero no para los británicos, más acostumbrados a una casa estática que invitaba al sopor.

Se sabe ya que en agosto habrá una versión de cuatro semanas de duración con famosos. Y que no se quieren celebrities de tercera. Charlie Sheen, Mohamed al-Fayed o Chelsy Davy, novia del príncipe Enrique de Inglaterra, aparecen en las páginas del Daily Star como posibles concursantes. Y aunque pinta muy difícil conseguirlos, marca estándares.

Ya en septiembre, la casa abrirá las puertas durante 13 semanas para el tradicional concurso. Ahora sólo falta saber quién lo presentará. Descartada la cantante Cheryl Cole – tras insistentes rumores - y con la renuncia de su ex presentadora, Davina McCall, se barajan nombres.

Costaba creer que Big Brother desapareciera sin más de la televisión. No es que se le echara de menos… pero se notaba su ausencia. La bajada de audiencia y la polémica que siempre había rodeado al programa había hecho que ya no fuera tan apetecible para las teles que buscaban además de rentabilidad, prestigio profesional, como era el caso de Channel 4, su anterior morada.

Conocida la inminente desaparición del formato quedaba pues a merced del postor más osado, y ahí estaba Richard Desmond, el nuevo propietario de Channel 5, el canal que compraba por 118 millones de euros justo cuando en la cadena vecina agonizaba Big Brother. Desmond es un tipo que salió de la nada, dejó el colegio a los 14 años y a los 21 ya tenía casa y dos tiendas de discos, y mientras tanto iba creando su imperio basado en la industria del entretenimiento para adultos. Eso le dio mucho dinero y quizá miras más amplias que las de otros directivos de televisión, y lejos de ver alguna tara en el producto Big Brother, lo quiso para sí mismo. Al final, su empeño ha dado sus frutos.

[youtube 5A3gor52RXE]

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
stats