Especial

Arranca el principio del fin para 'The Walking Dead': así vuelve una serie que ha estado más muerta que viva

Imagen de Negan (Jeffrey Dean Morgan) en la temporada 11

Redacción

El principio del fin ha llegado a The Walking Dead. La serie de AMC, un éxito intermitente desde su debut en octubre de 2010, estrena este lunes 23 de agosto en Fox España su undécima y última temporada. Una tanda de 24 capítulos que verá la luz en tres partes y que servirá a la producción para intentar despedirse con honores tras estirar por encima de sus posibilidades el fenómeno zombi.

'The Walking Dead' comparte el tráiler de su temporada 11: "El final del camino comienza"

'The Walking Dead' comparte el tráiler de su temporada 11: "El final del camino comienza"

Negan (Jeffrey Dean Morgan), Daryl (Norman Reedus), Carol (Melissa McBride) y Maggie (Lauren Cohan) afrontan el final como supervivientes principales de una ficción marcada por las salidas de sus rostros más emblemáticos. Idas y venidas de personajes clave que han obligado a la serie a reinventarse en más ocasiones de lo previsto y soportable, y que provocan que aborde el desenlace como un producto bien diferente al que era en sus inicios.

Aquellos fans que hayan mantenido hasta el momento su fidelidad al universo creado por Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard habrán disfrutado de 153 episodios repletos de acción, historias de vida, caminantes y también altibajos. Porque si hay algo indiscutible a estas alturas es que The Walking Dead ha estado más muerta que viva en determinadas temporadas, situándose en el centro de la diana de la crítica y de cierto sector del público que se ha visto obligado a abandonar el viaje a mitad del camino.

Ahora, con el fin ya fijado y el futuro repleto de proyectos derivados, la serie zombi afronta la última temporada como una oportunidad de redimirse dejando en su público un buen sabor de boca. Las sensaciones ya fueron mejores en la décima tanda, la primera completa sin el personaje de Rick Grimes, y ahora el objetivo es cerrar toda la historia haciendo honor a la trayectoria de una serie que en sus mejores años fue todo un hito en al ficción televisiva.

Por si te lo perdiste...

Con un total de 22 capítulos emitidos en hasta cuatro tandas, la temporada 10 de The Walking Dead fue la más larga (la undécima la superará) y compleja de todas las ofrecidas hasta la fecha. Empezó en octubre de 2019 y terminó en abril de 2021 con el añadido de una serie de episodios extra que sentaron las bases de lo que veremos en la última que comienza ahora.

La décima entrega como tal se dio por cerrada en uno inicio con el aplaudido capítulo 16, que tuvo que aplazarse a octubre de 2020 por la pandemia del COVID-19. En él se pudo ver el colofón de la guerra entre supervivientes y Susurradores, con victoria para el grupo liderado por Carol, Negan y Daryl. Alpha (Samantha Morton) murió, El Reino cayó, Hilltop resultó prácticamente destruido y Alexandria fue abandonada para prepararse para la batalla final.

Los supervivientes quedaron atrapados y separados unos de otros. Sin embargo, cuando se enfrentaron a una muerte casi segura, hicieron piña para luchar, matando a Beta (Ryan Hurst) y eliminando la amenaza de la horda. Además, ese mismo episodio final terminó con un cliffhanger 'marca de la casa' que presentó a la Commonwealth, el nuevo enemigo de los protagonistas.

Pero la cosa no quedó ahí, y AMC quiso poner el colofón con seis entregas más que mostraron el regreso de Maggie tras un tiempo de ausencia, su reencuentro con el verdugo de Glenn, la lucha de los personajes contra los recuerdos de un pasado traumático, el distanciamiento de Daryl y Carol y los orígenes de Negan con la aparición estelar de Lucille (Hilarie Burton Morgan). Una serie de historias que más que acción aportaron trasfondo y una visión más pausada de la reconstrucción del grupo tras vencer a los Susurradores.

Así arranca la temporada final

Todavía no sabemos cómo afectará la llegada de la Commonwealth a los supervivientes durante la undécima temporada, pero sí conocemos que la situación para el grupo no pinta bien. Al menos eso avanza la cadena en su sinopsis oficial, en la que se hace especial hincapié en que la desolación arrasa todo en los primeros capítulos.

Con Alexandria severamente comprometida por la carnicería y la devastación dejada por el último grupo de villanos, todos los que aún viven allí luchan por reforzarla y alimentar a su creciente número de residentes, que incluyen a los supervivientes de la caída del Reino y la quema de Hilltop, junto con Maggie y su nuevo grupo, los Wardens. Sin embargo, la situación para esta comunidad se vuelve insostenible ya que tiene más gente de la que puede alimentar y proteger. Su situación es terrible a medida que las tensiones se intensifican por los eventos pasados y la autoconservación sale a la superficie dentro de los muros devastados.

Ante estas circunstancias extraordinarias deben asegurarse más alimentos mientras intentan restaurar Alexandria antes de que se derrumbe, como muchas otras comunidades con las que se han encontrado a lo largo de los años. Pero, ¿dónde y cómo? Más demacrados y hambrientos que nunca, deben profundizar más para encontrar el esfuerzo y la fuerza para salvaguardar la vida de sus hijos, incluso si eso significa perder la suya propia.

La situación es complicadísima para los protagonistas de la serie. Y mientras tanto, sin que nadie lo sepa, Eugene, Ezekiel, Yumiko y Princess todavía están cautivos por soldados misteriosos que son miembros de un grupo más grande y lejano.

Los supervivientes que despedirán 'The Walking Dead'

Tras las salidas a lo largo de las temporadas de Rick (Andrew Lincoln), Carl (Chandler Riggs), Michonne (Danai Gurira), Glenn (Steven Yeun), Abraham (Michael Cudlitz), Lori (Sarah Wayne Callies) y Andrea (Laurie Holden), todos nombres clave en el reparto principal, el grupo de supervivientes que se enfrenta al final se parece poco al que arrancó la serie hace once años y al que ha vertebrado las tramas en el grueso de los capítulos.

Sin embargo, todavía quedan varios personajes importantes que han hecho de The Walking Dead un proyecto a medida y al que tratarán de despedir de la mejor manera posible... con el permiso de los guionistas. Hablamos por ejemplo de Daryl, el emblema a día de hoy del fenómeno zombi. Es el único que ha mantenido su rol protagonista desde el primer al último día y, junto a Carol y Maggie, el más veterano de los que sobreviven.

A ellos se suma Negan, el villano más carismático de la serie y el único que ha logrado pasar de odiado a adorado en la historia de la ficción. También se mantienen otros nombres imprescindibles como Eugene (Josh McDermitt), Rosita (Christian Serratos), Aaron (Ross Marquand), Gabriel (Seth Gilliam) y Ezekiel (Khary Pauton), y cogen galones Alden (Callan McAuliffe) y Jerry (Cooper Andrews).

Ellos conformarán una 'foto final' que pasará a la historia del universo zombi, tanto en el mejor como en el peor de los casos. La historia ya está escrita, solo queda esperar que merezca la pena.

Etiquetas
stats