Especial

Cinco slashers televisivos para seguir gritando de miedo más allá de 'Scream'

Cinco slashers televisivos para seguir gritando de miedo más allá de 'Scream'

25 años después del estreno de Scream. Vigila quien llama, el público vuelve a gritar desaforadamente ante la vuelta de Ghostface. Scream, título bajo el que se esconde la quinta entrega de la franquicia de terror (siguiendo el patrón reciente de otras célebres sagas, que se reinician replicando el título original y olvidándose de la numeración, como también hacía recientemente Candyman), ha supuesto todo un revulsivo para una taquilla mundial, atrapada desde hace un mes bajo las redes de Spider-Man. En su primer fin de semana en cartel en Estados Unidos, recaudaba más de 34 millones de dólares, destronando a Spider-Man: No Way Home, siendo el primer filme que lo logra desde el lanzamiento del filme de Marvel/Sony el 17 de diciembre. En España ha estado a punto de repetirse la misma circunstancia, lo que evidencia el tirón no solo del terror, sino de una franquicia que había permanecido en silencio durante algo más de 10 años.

'Garth Marenghi's Darkplace', o cuando la comedia más hilarante entiende mejor qué es el terror en TV

'Garth Marenghi's Darkplace', o cuando la comedia más hilarante entiende mejor qué es el terror en TV

Fue en abril de 2011 cuando se estrenó Scream 4, la excelente cuarta entrega de la serie cinematográfica que supuso la despedida de Wes Craven, fallecido en 2015. El discreto recibimiento en taquilla hizo que no se diera luz verde a más volúmenes, y el maestro del suspense, uno de los máximos exponentes del subgénero slasher, no volvió a dirigir, quedando a su muerte no solo múltiples proyectos frustrados, sino la aparente posibilidad de retomar Scream junto al guionista Kevin Williamson. No fue hasta finales de la pasada década, cuando Paramount adquirió los derechos de este activo liberados por los hermanos Weinstein, que el colectivo Radio Silence (los directores Tyler Gillett y Matt Bettinelli-Olpin y el guionista Chad Villella) decidieron proponer un relanzamiento que se ha probado fructífero.

Con el beneplácito e implicación de Williamson (que si bien no ha participado en la escritura de la película, sí aprobó la apuesta que se le presentó) y con el reparto original de vuelta, Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette, este quinto grito apunta a ser el primero de otros más, atrayendo tanto a nostálgicos como a nuevos públicos. Ahora bien, a falta de que Paramount empiece a pensar en futuros aspirantes a psychokillers, podemos hacer tiempo buscando otros ejemplos de slasher dentro de la televisión. Un medio, este, donde ya hubo un primer intento de resucitar la franquicia Scream.

Tras antecedentes como Black Christmas de Bob Clark (no podemos olvidarnos de la influencia del giallo italiano) y con La noche de Halloween de John Carpenter como la punta de lanza de este subgénero, durante los ochenta los matarifes enmascarados hicieron correr la sangre por las pantallas de cine hasta inundarla de rojo. Y justo cuando su cuchillada perdía fuerza, ya entrados en los noventa, Scream llegó para revigorizarla con energía posmoderna. “Las películas no crean psicópatas, las películas hacen que los psicópatas sean más creativos”, decía uno de los asesinos de aquel filme fundacional, ahora reverenciado, de una nueva ola del slasher que, con el descuartizamiento del mercado en múltiples apéndices al gusto del público, también se ha filtrado en la televisión actual.

Nos gusta gritar, ya sea en pantalla grande o en una pequeña. Así que, para seguir gritando, dejamos a continuación una hilera de series para satisfacer nuestras ansias de sangre fresca -perdón, queríamos decir “sirope de fresa”... claro que sí- también por episodios.

'Scream. La serie'

¿De qué va?: A partir de un caso de ciberacoso que termina en un asesinato, un grupo de adolescentes de la localidad de Lakewood se convierten en potencial carnaza para un asesino en serie enmascarado que está evocando unos crímenes acaecidos 20 años atrás. Emma Duval, una joven vinculada a esos asesinatos, es el principal objetivo de este psicópata y la que tratará de desvelar quién se esconde tras la máscara.

Haciendo sangre: Ahora que Ghostface vuelve al primer plano en los cines con el reinicio de la franquicia, es obligado por pura conciencia de marca, sacar a colación esta fallida adaptación televisiva para la MTV de la franquicia cinematográfica pergeñada por Kevin Williamson y Wes Craven. Por más que tengan créditos simbólicos como productores ejecutivos, ninguno de los dos estuvo involucrado en esta versión, que tratando de huir de la saga matriz, se reubicaba en un nuevo escenario (de Woodsboro a Lakewood) y que hasta deformaba las facciones de la característica máscara tras la que se han ido escondiendo asesinos desde hace 25 años. “No debería especular en público, pero en fin, si algo está roto, no lo arregles”, apuntaba el siempre educado Craven al respecto de esta decisión creativa a THR. Desarrollada por Jill Blotevogel, Dan Dworkin y Jay Beattie para la MTV, tras dos temporadas la serie se reformuló con nueva historia y personajes y con Brett Matthews (Legacies) como nuevo showrunner, bajo el título Scream: Resurrection. Pese a lo que insinuaba el título, la serie (que para entonces ya sufría los problemas derivados de la caída de los Weinstein) acabó muerta y enterrada.

¿Dónde verla?: En Netflix.

'Slasher'

¿De qué va?: En la primera temporada de la serie, bajo el subtítulo El verdugo, una mujer regresa a su ciudad natal años después del asesinato de sus padres, solo para ser perseguida por un asesino que está recreando crímenes del pasado. Nuevas historias se desarrollan a partir de la siguiente temporada, que tienen lugar en un viejo campamento de verano (Slasher 2: Los culpables); un edificio de apartamentos repleto de secretos (Slasher 3: Solsticio); y una isla (Slasher 4: Flesh & Blood).

Haciendo sangre: Aaron Martin (Another Life) es el creador de esta antología de nacionalidad canadiense que trata de sacar las entrañas al subgénero a través de diferentes encarnaciones y escenarios. El resultado es un ingenioso juego con los tropos narrativos del slasher, sin tener miedo a realizar citas más o menos explícitas o confesas a clásicos del género: la tercera temporada cuenta con un personaje al más puro estilo del de Gale Weathers en Scream, interpretado por Paula Brancati. Pero si hemos de hablar de intérpretes, nada mejor que encontrar en el reparto a un hacedor de pesadillas como David Cronenberg. A la espera de volver a dirigir (Crimes of the Future será su regreso al largo ocho años después) el cineasta de la nueva carne se había entretenido con pequeños papeles durante los últimos años, y en la cuarta temporada se encuentra particularmente cómodo en la piel de un magnate deseoso de ver a su familia matarse los unos a los otros por su herencia.

¿Dónde verla?: En Netflix.

'American Horror Story: 1984'

¿De qué va?: La novena temporada de la antología American Horror Story se ambienta en un campamento de verano, Redwood, a las afueras de California, en 1984. El lugar se ha vuelto a abrir 14 años después de un terrible crimen de tres jóvenes, y sirve como refugio para Brooke, una joven atacada por el infame Acosador Nocturno Richard Ramírez. Lo que debiera ser una oportunidad para reponerse de las heridas sufridas, se convierte en una nueva pesadilla.

Haciendo sangre: Anteriores encarnaciones de American Horror Story ya habían introducido personajes tristemente reales en sus tramas, pero en esta novena encarnación se va más lejos que nunca al traer de vuelta a Richard Ramírez, el Acosador Nocturno, que sembró el terror en Los Ángeles durante más de un año, entre abril de 1984 hasta agosto de 1985, hasta su detención a finales de ese último mes, y que murió en 2013, en el corredor de la muerte de California, tras acumular 19 sentencias de muerte. Ryan Murphy y Brad Falchuk aprovechan la coyuntura para convertirlo en protagonista de un slasher como aquellos que triunfaban en los primeros años ochenta, cuando los cuchillos (o instrumentos afilados de todo tipo) lucían en lo alto de las marquesinas: 1984 era precisamente el año en que Freddy Krueger nos sumía en su primera Pesadilla en Elm Street. Destaca el protagonismo de Emma Roberts, una habitual de Murphy, que para más inri era la gran estrella de la función de Scream 4.

¿Dónde verla?: Star (Disney+)

'Chucky'

¿De qué va?: Continuación directa de la franquicia Muñeco diabólico, nos traslada a un idílico pueblo estadounidense se ve sumido en el caos cuando un muñeco Chucky aparece en un mercadillo en un barrio residencial. Al poco, empiezan a producirse una serie de terroríficos asesinatos que destapan la hipocresía y los oscuros secretos de los vecinos. Por otro lado, la llegada de enemigos y aliados del pasado de Chucky amenazan con revelar los orígenes secretos del muñeco como un niño normal que, de alguna manera, acabó convertido en este infame monstruo.

Haciendo sangre: Tras un competente remake que dejaba de lado las artes oscuras para abundar en los terrores de la domótica, el Muñeco diabólico original ha vuelto a la vida de la mano de su creador, Don Mancini, en una versión televisiva que permite expandir su universo y ampliar horizontes. Estrenada en la 54ª edición del Festival de Sitges, vuelve a contar con Brad Dourif como la voz del infame juguete Chucky, así como con rostros bien reconocibles de la franquicia, como Jennifer Tilly, Alex Vincent, Christine Elise y Fiona Dourif. La hija de Brad, no solo recupera el rol que encarnó en las dos últimas películas de la serie cinematográfica, sino que se encarga de interpretar al personaje de su padre en su juventud, maquillaje mediante, dando buena muestra de su presencia, tan poderosa como la de su progenitor. A ellas se les suman, entre otros, un siempre agradecido Devon Sawa que ya ha sido cabeza de cartel en otro slasher deluxe, Destino final. Su éxito en Estados Unidos (se emite en Syfy y USA Network) le ha asegurado la segunda temporada.

¿Dónde verla?: En Syfy.

'Sé lo que hicisteis el último verano'

¿De qué va?: Un año después del fatídico accidente de coche que empañó su noche de graduación, un grupo de adolescentes se ven unidos por un oscuro secreto y son acechados por un brutal asesino. Mientras intentan averiguar quién les persigue, desvelan el lado oscuro de su ciudad, aparentemente perfecta, y de ellos mismos. Todo el mundo oculta algo, y descubrir el secreto equivocado podría ser mortal.

Haciendo sangre: A cargo de Kevin Williamson también esta libre adaptación de la novela homónima de  Lois Duncan que surgió precisamente por el éxito de Scream, aunque tomando un enfoque opuesto al de aquella, siendo esta mucho menos consciente de su lugar en el subgénero y sus personajes menos versados en sus claves narrativas y clichés. Veinticuatro años y dos secuelas después (la última de ellas directa a vídeo), James Wan tuvo a bien rescatar el concepto original a través de su productora, Atomic Monster, junto a Amazon Studios y Sony. No fue precisamente el último verano cuando conocimos las primeras informaciones sobre el proyecto, que comenzó a fraguarse en 2019, y que no se estrenó hasta octubre de 2021, poco antes de Halloween. Entre tanto un cambio de manos (Shay Hatten, ahora ocupado en la expansión de John Wick, dejó su puesto a Sarah Goodman, que venía de Preacher). No habrá próximo verano, eso sí: la tibia recepción del nuevo misterio desembocó en el desinterés de Amazon por darle continuidad.

¿Dónde verla?: En Amazon Prime Video.

Etiquetas
stats