Aviso: Spoilers

'Infiel', al límite antes del final con sus personajes en la cárcel y el psiquiátrico

'Infiel'

Antena 3 emitió este domingo un nuevo capítulo de Infiel, serie turca basada en la original británica Doctora Foster (BBC) y que protagonizan Cansu Dere (Madre) y Caner Cindoruk (Mujer), quienes dan vida a Asya y Volkan. La cadena estrenó el episodio número 58 este domingo, lo que significa que tan solo quedan dos más para conocer el desenlace de la historia.

'Secretos de familia' (15.5%) debuta con fuerza e 'Infiel' (21.6%) anota máximo histórico de cuota al retrasar su horario

AUDIENCIAS | 'Secretos de familia' (15.5%) debuta con fuerza e 'Infiel' (21.6%) anota máximo histórico de cuota al retrasar su horario

(Aviso: Spoilers)

En su anterior episodio pudimos ver que tras el apuñalamiento Volkan estaba tan solo herido, por lo que siguió con vida. Esto fue una nueva oportunidad para su personaje, que cuando Asya le confesó que perdió el bebé que estaba esperando y que toda esta guerra entre ellos le está afectando mucho a Ali, el empresario decidió ir a hablar con Derin y confirmar que quería divorciarse de ella. Derin no soportó las palabras que salían de la boca de su todavía marido, y se negó a dejarle ir.

No obstante, el capítulo finalizó con una visita inesperada llamando al timbre de la puerta. Era la policía que venía con una orden de detención. Pero no para su mujer, sino para Volkan, que fue acusado de robo por Gönul.

Derin, al filo del acantilado

Tras ser detenido su todavía marido, Derin acaba por perder totalmente la cordura. Todos los acontecimientos vividos le están jugando una mala pasada, y su mente ha sido incapaz de asimilarlos totalmente. Desesperada, la mujer coge el coche y llama a Asya para decirle que va a acabar con lo que no terminó el día del acantilado en el que ambas casi pierden la vida.

La llamada dejó preocupada a la médica, que guiada por un mal presentimiento, sospecha que Derin se dirige al lugar para quitarse la vida. Allí, al filo de la muerte, Asya trata de apaciguar el estado de desesperación de Derin antes de que esta cometa una locura. Sin embargo, la mujer está ciega de amor, y tan solo piensa en reunirse con Volkan en otra vida, otra vida más real en el que solo le quiera a ella.

Desesperada, Asya no consigue nada, hasta que tiene una brillante idea: “No puedes irte sin Zeynep” le dice a Derin. Es ahí, cuando ella recapacita, y se da cuenta de que la mujer tiene razón. Aprovechando la confusión del momento, Asya consigue finalmente agarrar su mano y traerla hacia ella, salvándole la vida una vez más en ese acantilado. “Tienes que vivir por tu hija y por ti misma” le dice a Derin en un último ataque de nervios de la mujer tras ver a Onur.

Volkan, entre barrotes

Mientras tanto, Volkan se halla detrás de los barrotes de una celda a la espera de contactar con Derin para que declare. Sin embargo, su mujer no parece localizable en estos momentos, y el empresario se desespera, ya que la declaración de esta es lo único que le puede salvar de entrar en prisión.

Asya fue a visitarle, pero solo para concienciarle: “No vas a salir de aquí en mucho tiempo, han ingresado a Derin en una clínica”. Volkan cae en la cuenta, lo muestra su mirada, acaba de ser por primera vez consciente de lo que le depara su futuro. Es así, como el empresario finalmente acaba pisando el suelo de la prisión.

Etiquetas
stats