'La casa del dragón' sigue la estela de 'Juego de tronos' con su primer gazapo

Captura del error de CGI de 'La casa del dragón'

“Sobre todo no queríamos dejar ninguna taza de café en el set”. Así respondieron con humor Sara Hess (coguionista y productora ejecutiva) y Jocelyn Díaz (productora ejecutiva) en la presentación de La casa del dragón a qué era lo que no querían repetir de Juego de tronos. Tres capítulos después, el público de la serie de HBO Max no ha tardado en detectar un error de CGI. Un fallo que ha sorprendido teniendo en cuenta la envergadura de la superproducción y que ha llevado a los fans del universo creado por George R.R. Martin ha recordar otros gazapos de la ficción original.

Matt Smith como Daemon Targaryen: cuando no hacen falta palabras para firmar la mejor actuación

Opinión | Matt Smith como Daemon Targaryen: cuando no hacen falta palabras para firmar la mejor actuación

Tal y como recuerda Cultura Ocio, la primera entrega de la precuela mostró al Rey Viserys I haciéndose un corte en la mano con reposabrazos del puntiagudo Trono de Hierro. Una herida superficial se infectó rápidamente por la enfermedad que padece el personaje encarnado por Paddy Considine. Sus heridas no cicatrizan pese a los intentos de curas y, en el tercer episodio, estrenado el pasado domingo 4 de septiembre en Estados Unidos y lunes día 5 en España; se descubre que el rey de Poniente ha perdido dos de sus dedos. En concreto, el meñique y el anular.

El problema ha sido que en una de las tomas los dedos aparecieron cubiertos con un guante verde de CGI que no ha sido eliminado en posproducción. El error no ha pasado desapercibido entre la audiencia, que lo ha señalado a través de sus redes sociales. Pese a que la plataforma todavía no se ha pronunciado al respecto, de seguir la misma estrategia que ocurrió en Juego de tronos, cabría esperar que sea arreglado en los próximos días.

La pérdida de los dedos de Viserys fue uno de los indicadores de La casa del Dragón para mostrar sus saltos temporales. Tres son los años que separan los hechos acontecidos entre el segundo y tercer capítulo, en los que el rey reapareció casado con Lady Alicent, con la que ha tenido su primer hijo varón, Aegon. El pequeño que muchos consideran que acabará siendo el futuro heredero, pese a que su posición la sigue ostentando Rhaenryra.

La taza de café y las botellas de 'Juego de tronos'

Uno de los errores más sonados de Juego de tronos formó parte del cuarto episodio de su octava temporada. En él, los supervivientes de la Gran Batalla contra las muertos celebraban su victoria. En un plano en el que Tormund hablaba heroicamente de su amigo Jon Snow, Daenerys, por detrás, miraba a su amado. Sobre su mesa se mostró, durante tres segundos, a la Reina sentada en una silla y delante de una mesa, en la que se coló un café del Starbucks.

El desliz se tradujo en una campaña publicitaria valorada en unos 2.300 millones de dólares para la famosa empresa, HBO “limpió” el episodio editándolo, e incluso sus showrunners acabaron reconociendo  que al principio “nos daba vergüenza, ahora nos hace gracia”. La actriz fue la encargada de desvelar, tiempo más tarde, que el dueño del café le había confesado su “delito” durante una fiesta previa a los Premios Emmy. Conleth Hill, intérprete de Lord Varys, se vio en la necesidad de aclarárselo a su compañera después de que muchas miradas se centrasen en ella.

Pero este no fue la única equivocación de la temporada definitiva de la serie original. El sexto y último episodio de la ficción incluyó una botella de plástico en los pies de John Bradley-West, responsable de encarnar al personaje de Sam Tarly. Ocurrió en la escena en la que los representantes de cada reino se reunieron en Poazo Dragón, rodada en Sevilla.

Etiquetas
stats