Especial

'¿Quién mató a Sara?' vuelve a Netflix: las pistas para no perderse en una intriga convertida en fenómeno insospechado

Manolo Cardona en la segunda temporada de 'Quién mató a Sara'

Redacción

2021 está siendo un año de deslocalización en lo que a éxitos se refiere para Netflix. A falta del dilatado regreso de Stranger Things, y con La casa de papel a la espera de mostrar su final, los títulos originales con más tirón han tenido de los estrenados entre enero y mayo pronuncian el francés y el español como lenguas. El Lupin encarnado por Omar Sy fue el primer gran bombazo de la plataforma con su primera parte, a la que en julio se unirá la segunda; pero tras ella, y de forma quizás más inesperada, la mexicana ¿Quién mató a Sara? a Sara ha acabado resonando para los suscriptores con su primera tanda de 10 episodios.

'¿Quién mató a Sara?' lanza el tráiler de su temporada 2 en Netflix: "Era más peligrosa de lo que pensábamos"

'¿Quién mató a Sara?' lanza el tráiler de su temporada 2 en Netflix: "Era más peligrosa de lo que pensábamos"

Sin gozar de una gran campaña promocional, la ficción creada por José Ignacio Valenzuela acabó liderando los rankings internos de Netflix en varios países, España entre ellos, convirtiéndose así en un fenómeno inesperado. De acuerdo a los propios datos que maneja la streamer de Los Gatos (California), ¿Quién mató a Sara? es su ficción de habla no inglesa más vista en Estados Unidos. Las cifras provistas por la compañía, que recogía Deadline a mediados de abril, cifraban en 55 millones el número de abonados que en el país norteamericano habían empezado a ver esta producción.

Ahora, con apenas dos meses de diferencia con respecto al lanzamiento de la primera temporada, llega ahora la segunda para amortizar este buen rendimiento, mientras la respuesta a la pregunta que le da título al formato se mantiene como interrogante.

¿De qué va '¿Quién mató a Sara?'

Primero de todo, conviene hacer una breve presentación de la ficción para los recién llegados. ¿Quién mató a Sara? es un thriller de venganza con ribetes telenovelescos que sigue los pasos de Álex Guzmán, encarnado por Manolo Cardona, en su búsqueda de justicia.

Después de pasar 18 años en prisión, vuelve a la calle con la intención de desenmascarar al auténtico responsable de la muerte de su hermana Sara, de la que había sido injustamente culpado. La muerte había sido inicialmente definida como un supuesto atentado para acabar con la vida de Rodolfo Lazcano (Alejandro Nones), pareja de ella y miembro de un poderoso clan, pero eso no fue así. El objetivo de Álex es la poderosa familia, con nuestro Ginés García Millán a la cabeza, de la que está dispuestos a airear los trapos sucios del pasado a fin de encontrar al asesino que se encuentra entre ellos.

Todos en esa familia parecen albergar motivos posibles para haber querido acabar con la joven. Ni que decir tiene que la investigación que emprende se complicará y llevará al protagonista por derroteros peligrosos y cada vez más imbricados. Aunque contará con la colaboración de Elisa Lazcano (Carolina Miranda), la hermana menor del clan, que era muy pequeña cuando se produjo el crimen y quiere no solo respuestas sobre este, sino también sobre la naturaleza de su propia familia.

"Es difícil explicar esto porque si fuera una fórmula todos la íbamos a seguir, pero es clave un buen guion, una buena producción y unos buenos actores y directores. La gente quiere historias de misterio, amor y tensión al más puro estilo de Agatha Christie", explica Cardona, a quien recordamos por producciones patrias como Sin tetas no hay paraíso o El cuaderno de Sara, en una entrevista a El Mundo sobre las claves para que la ficción haya enganchado como lo ha hecho en un lapso tan corto de tiempo.

¿Cómo concluyó la primera temporada?

Al término de los diez episodios iniciales, todos ellos dirigidos por David Ruiz y escritos por José Ignacio Valenzuela y Rosario Valenzuela, las incógnitas en torno a los Lazcano se multiplicaban. Si bien seguía sin saberse quién había provocado la muerte de Sara, sí se señalaba a la persona que más ganaba con su muerte: Mariana, la matriarca de la familia y suegra de la chica, encarnada por Claudia Ramírez.

A través de flashbacks que nos remiten a la previa del crimen, los espectadores se enteraban de que la joven estaba embarazada de César (García Millán), con quien mantenía una aventura, y urdiendo un plan para deshacerse de ella. Lo hace con ayuda de Elroy (Héctor Jiménez), el subordinado de la familia, a quien coacciona para que intervenga recordándole otros crímenes cometidos en el pasado. El modus operandi es claro: él debe manipular el paracaídas que la joven se disponía a llevar en el momento de su muerte, durante una jornada de asueto en el lago, para que fallara, se estrellase y muriese, como ocurrió. No obstante, la serie insinúa que Elroy no llegó a ejecutar el plan que le había planteado su señora.

Sin saber hasta que punto fue Mariana la responsable última, al no haber certezas claras de lo que hizo, o no hizo, su ayudante, ¿Quién mató a Sara? también pone el foco en otros posibles artífices del crimen: por ejemplo, Chema, el hermano de Rodolfo, de quien Sara sabía que era gay. Quien aseguraba no haber tomado parte, en cambio, era el ominoso César, quien pese a que Sara, además de llevar a su hijo en el vientre; este sin embargo apuntaba a Sergio, su aliado en el casino, como posible responsable: según cuenta César a su hija menor, Sara tenía constancia del asesinato de una trabajadora del salón de apuestas, el último de otros tantos homicidios similares.

Por si esta incógnita no fuera suficiente, se añade una nueva trama de misterio, con la aparición de unos restos óseos encontrados por Guzmán en su jardín, sin que se sepa, aún, a quién pertenecían.

Cómo llega la nueva temporada

Todos estos asuntos volverán a ser tratados en la segunda temporada, que recupera al elenco completo de la primera, y añade a Daniel Giménez Cacho y Matías Novoa. Aunque Netflix, como acostumbra, anunció la renovación de la serie a los dos días de haberse estrenado, lo cierto es que se esta se había grabado ya, encadenando con la anterior tanda. Lo sorprendente en este caso es la premura de Netflix para ponerla en circulación.

"A nosotros nos sorprendió pero creemos que es una estrategia padre para que la gente ligue la primera con la segunda relativamente rápido, porque luego sucede que se olvidan, que se pierden lo que pasó y eso no queríamos que sucediera", comentaba al respecto Leo Deluglio, quien encarna a la versión juvenil de Álex Guzmán en las secuencias del pasado, y recogía Radiofórmula.

En ese sentido, la estrategia guarda toda lógica: la expectación está aún alta, con lo que Netflix se asegurará con la atención, como mínimo. Por eso, las pistas sobren lo que concierne al argumento en sí, pocos detalles: "La búsqueda por saber qué pasó con Sara continúa, pero en el camino, Alex descubre que en realidad su hermana no era quien pensaba", adelanta la compañía. A falta de información, Manolo Cardona lanza promesas: "Hay algunos giros muy sorprendentes que el público disfrutará en esta segunda temporada", dice en una entrevista a la cabecera estadounidense TV Line, nueva prueba del interés mundial obtenido por esta serie.

"Cada vez que leo uno de los guiones y veo va en una dirección diferente, me emociono por el público", dice el actor colombiano. ¿Estarán estos giros a la altura de las expectativas de todo ese público mundial? Para contestar a esta pregunta no tendremos que esperar.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas