Opinión

De la 31 a la 1: nuestro ranking de las series españolas estrenadas en 2021

Las mejores series españolas estrenadas en 2021

Se acaba otro año repleto de series españolas. Las cadenas en abierto, pero sobre todo las plataformas de streaming, también han alumbrando este año un volumen de ficciones patrias inimaginable hace no mucho tiempo, pero que ahora mismo es una bendita realidad para nuestra industria. Ni siquiera la pandemia ha hecho bajar sensiblemente el ritmo, encontrándonos durante los últimos 12 meses con decenas y decenas de títulos españoles que devorar.

Nuestras series favoritas del 2021, un año con más de 600 estrenos

Nuestras series favoritas del 2021, un año con más de 600 estrenos

Entre los mejores hemos encontrado las nuevas temporadas de Vota Juan (Venga Juan), Vida perfecta o, por supuesto, el final de La casa de papel, pero también series españolas de nueva creación que han debutado este año para gozo y amargura, según el caso, del público nacional.

Nos gustaría decir que el año ha sido tan bueno para nuestra ficción como el anterior, que acogió producciones de la talla de Veneno, Patria y Antidisturbios, pero la sensación general es que ha habido poca brillantez y mucha medianía. Aun así, hay títulos que destacar, y los firmantes de este artículo lo vamos a hacer a continuación igual que lo hicimos en 2020: ordenando de peor a mejor todas las series españolas de ficción que han estrenado este año su primera y/o única temporada.

En concreto, 31 ficciones producidas o coproducidas por una compañía nacional, o con mayoría de talento patrio delante o detrás de las cámaras, que pasamos a listar a partir de algo tan subjetivo como nuestro propio criterio. Porque como ya dijimos hace 12 meses, para gustos los colores.

31. Los espabilados

Estrenada bajo la etiqueta de “la nueva Pulseras Rojas”, y con el objetivo de romper con los estigmas de la salud mental, Los espabilados llegó a Movistar+ a principios de año como la primera serie española en abordar las enfermedades mentales en la adolescencia como eje central. Su temática en un momento como el actual, y el aval del siempre comprometido Albert Espinosa, prometían un retrato cercano y certero que acabó siendo de todo menos eso y que, a la postre, transmite un mensaje en las antípodas de lo pretendido. Las buenas intenciones no son suficientes para salvarla del último puesto de 2021.

30. Deudas

Atresmedia comenzó el año con esta comedia de Daniel Écija sobre la salvaje rivalidad de dos madres de familia. Un punto de partida tan válido como cualquier otro para una serie que podría haberse estrenado perfectamente a principios de siglo. Sin embargo, lo hizo en 2021, muchos años después de que sus chistes y su tipo de humor dejaran de estar de moda. 

29. Sin novedad

Algo parecido podemos decir de la última serie española de 2021. Una comedia policial de HBO Max que juega a las conversaciones estilo Tarantino y a la sencillez de Camera Café, pero que ni tiene la brillantez de las primeras ni el ritmo, los personajes y las situaciones de la segunda. En su lugar encontramos una sucesión de diálogos sin gracia y chistes caducos que se unen a la lista de tropiezos de la marca HBO en nuestro país. 

28. Los relojes del diablo

La Eurocopa televisada este verano en Mediaset tuvo tres grandes protagonistas: la Selección de Luis Enrique, la taquillera Operación Camarón y Los relojes del diablo, una “superproducción” italo-española que estuvo durante semanas en boca de Manu Carreño y compañía por su estreno en Cuatro. Los millones de espectadores potenciales que no se asomaron a esta serie se perdieron una historia de narcos con potencial cuya ejecución habría obtenido un puesto destacado en tiempos de Perdóname, Señor, pero no en 2021.

27. Besos al aire

La pandemia del coronavirus que todavía nos azota sirve de marco e inspiración de Besos al aire, una comedia romántica ambientada en un hospital en pleno marzo de 2020 que narra ocho historias cruzadas no exentas de drama, desconcierto y conflictos. Un relato por momentos crudo, y por otros demasiado azucarado, que se estrenó en Disney+ con la realidad latente, y que ha llegado a los espectadores de Telecinco estas Navidades, en plena sexta ola. Su nula distancia con una situación que nos afecta a todos, aún a día de hoy, es una losa demasiado pesada.

26. 3 caminos

Amazon Prime Video abrió su año de producciones españolas con esta ficción que funciona mejor como campaña promocional del Camino de Santiago que como serie de televisión. Sus intenciones eran buenas y sus paisajes, agradables de ver, pero nada de esto salvaba una serie de personajes insípidos y débiles tramas. Olvidable.

25. Libertad

Había ganas de ver lo nuevo de Enrique Urbizu para Movistar+ después de la contundente Gigantes, aunque aquí el vasco está menos acertado al ofrecer un denso relato sobre bandoleros y aroma a western solo apto para muy fans de las historias a fuego lento. Pasará a la historia por ser la primera serie de Movistar+ que también se estrenó en cines con otro montaje, aunque su paso por salas fue tan nefasto que la compañía se lo pensará dos veces antes de repetir jugada. 

24. Leonardo

Otra coproducción que ha encontrado su hueco este 2021 en la TV española es Leonardo, superproducción europea sobre Leonardo da Vinci con participación de TVE. Una ficción histórica basada en la figura del genio del Renacimiento que, en líneas generales, permite conocer al personaje sin renunciar al culebrón a través de 8 capítulos en los que destaca la figura de Freddie Highmore (The Good Doctor). La serie cumple en fondo y forma lo que se le pide a una cadena pública, aunque como todo biopic, no puede evitar caer en ciertas licencias históricas que harán fruncir el ceño a los más conocedores del artista.

23. Supernormal

2021 no pasará a la historia precisamente como el año de la comedia. Ha habido grandes ficciones de humor como la tercera parte de la factoría Vota Juan y la segunda de Vida perfecta, pero las novedades obsesionadas con la carcajada no han rallado al nivel de las mencionadas. Es el caso de Supernormal, protagonizada por Miren Ibarguren, cuyo estreno veraniego en Movistar+ ya era síntoma de que estábamos ante una serie olvidable. Aún así, el carisma y magnetismo de la actriz protagonista, y la “remontada” de los guiones, que van de menos a más con el paso de los capítulos, la salvan del ostracismo.

22. La Templanza

La adaptación del best-seller de María Dueñas hace gala de una puesta en escena tan cuidada como exquisita. Sin embargo, se toma con tanta calma su propio desarrollo que su imponente factura visual acaba sucumbiendo ante un guion falto de ritmo. Quizá en el pasado hubiera funcionado bien al calor de El tiempo entre costuras, pero ahora, con esta sobreabundancia de series y este afán por consumir ficciones en modo maratón, cuesta decantarse por una propuesta cuando hay otras que ofrecen otros alicientes más allá de lo visual. 

21. Paraíso

En su propósito por seguir engrosando su ya de por sí nutrido catálogo de ficciones originales, Movistar+ se ha estrenado este 2021 en la ciencia ficción con Paraíso, una producción noventera con ingredientes del caso real de las niñas de Alcàsser y un aire a Stranger Things que no ha destinado demasiados esfuerzos a desmarcarse de su referente más evidente, y que pese al buen trabajo en los efectos especiales, termina cojeando en lo más importante: la historia. Aún así, tendrá la oportunidad de redimirse en una segunda temporada que ya está en marcha.

20. Doctor Portuondo

La serie de Carlo Padial ha sido una buena noticia en sí misma por ser la primera serie original de Filmin y poner el foco en la salud mental. Su tono intelectual la hace única dentro de la comedia nacional, pero también un producto muy difícil de digerir para el gran público. Muy de nicho. 

19. Parot

Este thriller policial protagonizado por Adriana Ugarte no aprovecha del todo su atractivo punto de partida -la muerte en serie de varios presos liberados por la doctrina Parot que son asesinados como ellos asesinaron a sus víctimas-, conformándose en su lugar con ser una propuesta tan correcta como poco memorable. Un producto cumplidor, pero que carece de ambición para ir un paso más allá. Tras su estreno en Amazon Prime Video, llegará a TVE en algún momento de 2022.

18. El Internado: Las cumbres

Con la nostalgia en plena cresta de la ola inabarcable de ficción actual, donde los remakes, reboots y revivals están reproduciéndose por encima de sus posibilidades, Amazon Prime Video y Atresmedia apostaron por reabrir las puertas de El Internado a una nueva generación de alumnos que aunque no han conseguido dejar la huella de sus predecesores en su primer curso escolar, han cumplido como sucesores en el marco de la ficción juvenil de 2021. 

17. Historias para no dormir

El remake de RTVE y Amazon Prime Video actualiza con resultado dispar cuatro de las historias más emblemáticas de la mítica serie antológica de Chicho Ibáñez Serrador. Rodrigo Cortés y Paola Ortiz aprueban con La broma y El asfalto, respectivamente; Rodrigo Sorogoyen aburre con el excesivo ensimismamiento que ofrece en El doble; y Paco Plaza se lleva los mejores aplausos con la estupenda Freddy, la pieza más ambiciosa y la que mejor recoge el legado de Chicho. 

16. Yrreal

Otra apuesta por el género juvenil que nos ha dejado 2021 es Yrreal, la última e interesante propuesta de RTVE para acercarse al público adolescente a golpe de buenas historias. La ficción, a caballo entre el thriller, el drama e incluso la comedia negra, consigue captar el interés gracias a la correcta ejecución del suspense y el buen ritmo de sus capítulos, que funcionan a las mil maravillas en modo maratón. Sin duda, una apuesta más que digna para la plataforma de la TV pública.

15. Jaguar

Un grupo de “cazanazis” que busca hacer justicia en el Madrid de los 60 es la atractiva premisa de Jaguar, una de las apuestas de Netflix para este 2021. La serie, con Blanca Suárez al frente, se desmarca como un entretenimiento con trasfondo histórico y con un importante mensaje que, en un momento como el actual, resulta si cabe más necesario. Su labor de documentación, y el ritmo de sus guiones, son los puntos fuertes de un thriller de acción bien resuelto que destila “marca Bambú” y que a su vez supone una bocanada de aire fresco para el catálogo propio de la productora de otras ficciones como Las chicas del cable.

14. Moebius

La ficción siempre ha sido seña de identidad de TV3, con elogiados ejemplos como Merlí o Les de l’hoquei que en este 2021 han encontrado una más que digna sucesora. Hablamos de Moebius, una serie de Veranda TV que se rebela contra el bullying apoyada en el thriller, y que pone de relieve la importancia de controlar lo que ocurre en las aulas. Con las plataformas y nuevas ventanas imponiendo un ritmo de producción vertiginoso, es digno de aplaudir que las autonómicas sigan apostando por sus propias historias. Esta, tras su paso por la cadena catalana, está disponible para el gran público en HBO Max. 

13. Ana Tramel. El juego

La serie de Maribel Verdú es esa propuesta sólida y de temática social que cabe esperar de una cadena pública como TVE, que aborda con ella un problema tan grave como es la ludopatía, cada vez más presente en la sociedad debido a la proliferación de casas de apuestas en nuestras calles. Esto no quita que la abogada protagonista incurra en tantas negligencias profesionales y sufra tantas adversidades que el realismo de la serie vaya menguando con el paso de los capítulos, pero aun así Ana Tramel es una solvente ficción que merecía mayor atención cuando se estrenó en La 1. 

12. La cocinera de Castamar

La serie de Atresmedia puede presumir de haber funcionado muy bien a nivel internacional a través de Netflix y en España durante su paso por Antena 3, donde rindió por encima de lo esperado en una época complicada para la ficción en abierto. Un balance más que positivo para una ficción cuidada a todos los niveles y con ese puntito de culebrón palaciego que nunca está de más en este tipo de producciones. Un drama de época modélico.

11. Alba

Si algo se ha demostrado en este 2021 que ahora despedimos es la capacidad de la TV para sumar en luchas que nos competen a todos para mejorar como sociedad. Si en Mediaset el testimonio real de Rocío Carrasco ha ayudado a múltiples víctimas de violencia de género, en Atresmedia una ficción ha removido y agitado conciencias con su crudo relato de una violación múltiple que por fin les señala a ellos. Hablamos de Alba, la versión española de Fatmagül protagonizada por una siempre excelsa Elena Rivera, que tras su paso por Atresplayer Premium encontrará su hueco en Antena 3 el próximo año. Una historia bien construida y contada sin medias tintas que merece amplificarse con el altavoz del prime time.

10. La reina del pueblo

Cuesta creer que Flooxer (Atresmedia) vaya a vivir otro fenómeno como el de Paquita Salas, pero no por ello deja de ser un sello que alumbra propuestas interesantes de corte juvenil. La última a destacar, La reina del pueblo, una comedia que sabe ser tradicional y refrescante al mismo tiempo mientras homenajea las fiestas de pueblo y la ficción adolescente a través de un desfile de variopintos personajes. Por si fuera poco, también tiene tiempo para tratar como se merece a Sonia Madoc, de Sonia y Selena. Y eso no lo puede decir ninguna otra serie. 

9. Riders

Otra serie de una plataforma juvenil que se cuela en el top-10. Riders es una nueva demostración más de que Playz sabe muy bien lo que hace en el terreno de la ficción. Series que no necesitan grandes medios para contar buenas historias dirigidas al público juvenil con un marcado mensaje social. Esta, en concreto, pone el foco en las precarias condiciones laborales de los riders mientras uno de ellos se ve metido, sin quererlo, en una red de narcotráfico. Un misterioso asesinato y unas dosis de humor aderezan esta serie de modestas pretensiones, pero gran capacidad para enganchar durante sus seis episodios.

8. Sky Rojo

Analizada como mero entretenimiento, Sky Rojo es puro espectáculo adrenalínico servido en pequeñas dosis de 25 minutos. Una serie que llegó con la expectación de ser la nueva ficción de los creadores de La casa de papel y que pronto despertó pasiones gracias a su trío protagonista -en especial Lali Expósito-, su ritmo frenético y sus reminiscencias visuales y narrativas al cine de Tarantino. Sin embargo, con el paso de los días se fue haciendo hueco un debate en redes sociales sobre su presunta banalización de la prostitución. Una cuestión problemática que los responsables de la serie trataron de negar públicamente, incluso mediante escenas concretas de la ficción, pero sin llegar a convencer a sus detractores. Aun así, se ha ganado elogios dentro y fuera de nuestras fronteras, incluyendo los del New York Times

7. Todo lo otro 

Las motivaciones y frustraciones de la generación millennial han servido de inspiración para dos de los grandes estrenos españoles de ficción del año. Uno de ellos es Todo lo otro, la serie madrina de HBO Max aquí, que de la mano de su creadora, guionista y protagonista, Abril Zamora, retrata las preocupaciones de un grupo de treintañeros a los que las expectativas han golpeado de frente. La historia, tan sencilla y a la vez complicada como la de cualquier grupo de amigos nacidos en los 80, deja atrás las dudas iniciales y el lastre de su martilleante voz en off conforme pasan los capítulos hasta convertirse en un relato más que interesante. 

6. La Fortuna

Ni el cartel de “la primera serie de Alejandro Amenábar” ni su presentación por todo lo alto en el Festival de San Sebastián parecen haber sido suficiente para impulsar el viaje mediático de La Fortuna, la ficción del cineasta para Movistar+. No ha sido especialmente elogiada por la crítica ni tampoco ha generado la conversación social esperada, pero lo cierto es que expectativas a un lado, la serie que protagonizan Álvaro Mel y Ana Polvorosa resulta ser un producto que cumple a las mil maravillas en su cometido de entretener con la reflexión sobre el peso de la cultura en la política patria como atractivo telón de fondo. 

5. El Inocente

La serie de Netflix protagonizada por Mario Casas es un thriller ejemplar repleto de giros sorprendentes que no dan tregua al espectador. Un rompecabezas de impecable factura que atrapa desde el primer minuto y que demuestra que los maratones de series se crearon para productos como este. Las actuaciones contenidas de Alexandra Jiménez, José Coronado, Aura Garrido y Juana Acosta ponen el broche de oro a la primera serie de Oriol Paulo para la plataforma. Ojalá solo sea la primera de muchas.

4. Maricón perdido

Una anécdota relatada en su siempre elogiada sección de Late Motiv derivó, a mediados de año, en Maricón Perdido, la serie de TNT creada y escrita por Bob Pop en la que el periodista y crítico retrata su propia vida, desde la niñez hasta la juventud. Un ficción combativa y vital que rebosa identidad, que acierta con su mezcla de géneros y que quedará en la memoria por destapar las vergüenzas de una sociedad que aunque ha evolucionado con los años, sigue teniendo mucho sobre lo que reflexionar.

3. Reyes de la noche

Por extraño que parezca, entre las mejores series españolas del año se cuela una que ha sido cancelada. Reyes de la noche llegó en mayo a Movistar+ como una entretenidísima aproximación a la guerra que José Ramón De la Morena y José María García libraron entre finales de los 80 y principios de los 90 por el liderato de la radio deportiva nocturna. Un histórico enfrentamiento que la comedia protagonizada por Miki Esparbé y un excelente Javier Gutiérrez acercó a las nuevas generaciones con un divertido retrato de aquellos disparatados días que dejaba con muchas ganas de más. Y la intención era esa, seguir adelante con una segunda temporada, pero Movistar+ dio un giro de timón y acabó cancelándola un mes después de su estreno, como adelantamos en verTele. Una auténtica pena para una serie que, pese a su abrupto final, tuvo tiempo para reforzar el buen tino general de la compañía a la hora de producir comedias. 

2. El tiempo que te doy

Nadia de Santiago y Álvaro Cervantes protagonizan este delicado retrato sobre el inicio y el final de una relación amorosa. Una serie aparentemente sencilla, pero que avanza y retrocede en el tiempo con un novedoso formato: 10 capítulos de 11 minutos en los que el presente va ganando terreno sobre el pasado hasta dibujar el viaje completo que realizan sus protagonistas. Dos jóvenes que ponen cara a una serie que sabe aprovechar perfectamente el breve metraje de sus capítulos, pero que, por encima de todo, ofrece una visión honesta y sincera de las relaciones amorosas con la que es fácil conectar… y dejarse enamorar. Sin duda, una de las mejores series españolas de Netflix hasta la fecha. 

1. Cardo

La corona que en 2020 lució Veneno la hereda este año en otra producción de Atresplayer Premium con sello de Los Javis. Cardo, la creación de Ana Rujas y Claudia Costafreda, es para verTele la mejor serie española estrenada en 2021 por fondo y forma. Frente a los relatos prefabricados que engrosan los catálogos de las plataformas, esta ficción destaca por servirse de un contexto tan conocido como la situación actual de la generación millennial para reflexionar sobre las frustraciones y expectativas con una honestidad y autenticidad absolutas. Un retrato generacional de autor que atrapa por su mirada y que es capaz de implicar a todo tipo de perfiles, se vean o no reflejados en la realidad de María y sus amigas.

Etiquetas
stats