Especial

Se fueron para no volver: las grandes series “made in USA” canceladas en 2021

Series canceladas en 2021

Lorenzo Ayuso


Termina 2021 y, a estas alturas, ya tenemos certeza de una larga lista de producciones televisivas que no seguirán con nosotros durante 2022. Llegamos a las Navidades con las cancelaciones ya claras en la agenda, y despidiendo a una larga lista de ficciones por unos motivos u otros. Narrativas agotadas, elevados costes de producción, audiencias desgastadas o, simplemente, decepcionantes resultados generales, son las causas habituales que hacen que de un año a otro desaparezcan títulos, muchos de los cuales no se recordarán pasados unos meses.

Las 7 mejores series de terror estrenadas en 2021

Las 7 mejores series de terror estrenadas en 2021

A continuación, tratamos de dedicarles un último pensamiento a las más destacadas, aportando algo de luz en la oscuridad de su final, y poniendo en valor sus méritos, si es que los tienen.

Ley de vida: 'La casa de papel' y otras que escribieron su desenlace

Si hay que hablar de series finalizadas, conviene hacer un recuerdo previo por aquellas que lo hicieron en sus propios términos, cumpliendo su recorrido o, por lo menos, con margen para dar un cierre lo suficientemente satisfactorio a sus tramas que contentase a su audiencia. En ese aspecto, no podemos más que recordar la hazaña de La casa de papel, convertida en la serie española más relevante a nivel comercial de la historia, que este mismo mes alcanzaba su desenlace en Netflix. Su narrativa termina, pero no así el fenómeno como prueban sus datos y como certifica la ya anunciada expansión del universo creado por Álex Pina a través de un spin-off ya en marcha, Berlín, que llegará en 2023.

Sin dejar Netflix, podemos mencionar también el culmen del reinado de Lucifer, serie que ha tenido varias vidas desde que Fox la cancelara tras la tercera temporada: revivida por la plataforma, cancelada tras la quinta temporada y finalmente renovada una postrera vez por una sexta encarnación disponible desde el 10 de septiembre.

Otra que, como esta, gozó de una resurrección en fechas similares, Brooklyn Nine-Nine, también se ha despedido para siempre, tras una octava tanda en NBC la que trataron de encontrar el equilibrio entre su humor siempre destinado a confortar y desgañitar a la audiencia, y su conciencia social, algo particularmente complicado para una comedia policíaca en tiempos de movilización contra el racismo sistémico en Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd. Sin dejar las sitcoms, y con igual número de temporadas, Mom también hizo su última aparición en la parrilla de CBS, tras una temporada marcada por la baja de Anna Faris, que dejó a Alison Janney como protagonista en solitario. La protagonista original no volvió para su despedida, si bien puede considerarse su final como modélico.

Y siguiendo con desenlaces, también podemos destacar el cierre de Pose, una de las múltiples iteraciones de los dominios creativos de Ryan Murphy, en FX, después de tres temporadas y tras haberse convertido en un referente LGTBI+ en la televisión. Otra con menos prensa, Bosch de Amazon Prime Video, ha tocado a su fin también tras siete temporadas... Pero para dar pie a un spin-off, de nuevo con el personaje interpretado por Titus Welliver a los mandos, que ya se rueda para ocupar su lugar.

'Cowboy Bebop' y 'American Gods', muertes casi anunciadas

Si hay que destacar una cancelación este año, por el batacazo que ha supuesto, hay un título que destaca por encima del resto. Uno que además tenemos bien reciente: se trata de Cowboy Bebop, adaptación del anime homónimo de Shinichirō Watanabe, a la que Netflix no tardó en finiquitar tras solo tres semanas después de estrenar su primera temporada.

La decisión no resultaba particularmente sorprendente para un proyecto que había resultado particularmente costoso, en buena medida por los retrasos en su producción debidos a la lesión de Jonh Cho en el set, que paralizó el rodaje más de medio año. Las expectativas y el culto en torno al título original no ayudaron ya cuando se vieron los primeros avances, que no satisficieron por el escaso valor añadido en lo estético, y un valor de producción por debajo de lo esperado. Noqueada por la crítica, tampoco gozó del interés prolongado del público y salió pronto de los rankings de Netflix, lo que pone fin a las primeras de cambio a una aventura que surgió con la esperanza de sumarse al catálogo de franquicias en explotación de la streamer.

También se puede hablar de expectativas truncadas al hablar de otra cancelación, la de American Gods. En su caso, ha alcanzado las tres temporadas en Starz (en España la hemos consumido a través de Amazon Prime Video, que tenía los derechos de distribución internacional), pero lo ha hecho minada por unos problemas de producción constantes y cacareados desde sus inicios.

Otra adaptación, en este caso de la obra de Neil Gaiman, perdió a su principal artífice Bryan Fuller a las primeras de cambio, por desacuerdos con la compañía por los recortes presupuestarios, y desde entonces, lo que la crítica calificó como un "festín" se acabó consumiendo entre retrasos, polémicas y continuos cambios de manos creativas. Por si fuera poco, su última tanda también se vio afectada por las acusaciones de abusos sexuales contra Marilyn Manson, uno de los fichajes de postín de los nuevos episodios.

También podemos mencionar, siguiendo la tónica previa, la decepción en torno a Y: El último hombre en Hulu (Disney+), otra cabecera de éxito en papel (Pia Guerra y Brian K. Vaughan son los artífices del cómic) que tuvo una traslación poco inspirada en la pequeña pantalla y no ha pasado el corte de la primera temporada. También podríamos enterrar con estas tres al segundo (que no último) spin-off de The Walking Dead, The World Beyond, que ha tenido una vida gris en AMC, si bien en un primer momento se planteó como una serie evento de recorrido más o menos reducido, en función de las necesidades. Y como ya sabemos, los zombis del canal de pago siguen caminando sin visos de parar a corto plazo, incluso tras el final de su serie matriz.

Sorpresas agrias: de 'Territorio Lovecraft' a 'MacGyver'

Si estas ficciones anteriores parecían destinadas a terminar más pronto que tarde, otras en cambio han dejado un regusto amargo por su final atropellado, inesperado o simplemente decepcionante.

Sin duda, la más llamativa de todas las que podemos englobar dentro de estos términos es Territorio Lovecraft, cuya cancelación fue sorprendente por múltiples motivos. Primero, por los implicados en la producción, Jordan Peele y JJ Abrams arropando a Misha Green como showrunner, y su materia prima, una aplaudida novela sobre la que se basó la primera y ya única temporada; segundo, porque las propias informaciones que a comienzos de año manejaba Casey Bloys, director de Contenidos de HBO, avanzaba el desarrollo de una segunda parte; y tercero, por la más que correcta recepción del producto, que ha acabado recibiendo dos premios Emmy (mejor diseño de sonido, mejor actor invitado en una serie dramática) y ha acabado incluida en el Top 10 del año de la American Film Institute.

En este caso, la serie había adaptado ya su fuente primaria y podía considerarse, al menos, cerrado su arco, no así ha ocurrido del todo con otras series como Good Girls, que no regresará para una temporada 5, algo que dejó a la comedia ácida sin un desenlace como tal. Si NBC y Universal TV tomaron tal determinación, se cuenta en los mentideros hollywoodienses, era por los muy comentados problemas entre Christina Hendricks y su partenaire Manny Montana, que en última instancia habría realizado elevadas exigencias económicas para mantenerse en la serie que habrían servido como excusa para eliminarla de su cartera de activos.

Una que también superó múltiples baches y problemas era la nueva versión de MacGyver que protagonizó Lucas Till, tomando el relevo de Richard Dean Anderson, y que podemos ver en Energy en la actualidad. CBS arregló cerrar la marca tras cinco temporadas, poco antes de la emisión del episodio definitivo. Clausuraba así una producción repleta de conflictos de toda índole: de inicios complicados a causa de las regrabaciones del primer episodio, la serie se vio salpicada por los escándalos en torno al showrunner Peter Lenkow (Hawaii 5-0), despedido tras salir a la luz múltiples acusaciones por discriminación y abuso de poder sobre sus trabajadores, incluido el propio Till, que aseguró haber desarrollado "pensamientos suicidas" por las mofas continuadas del guionista. Por el camino, algo antes, también se quedó el coprotagonista, George Eads, que abandonó en la tercera tanda descontento por los problemas logísticos. Al final, fueron demasiados problemas como para solucionarlos para el apañado héroe, cuya nueva versión no ha conseguido tener la durabilidad de otras actualizaciones coetáneas.

Podemos incluir en este apartado a Que te den, Kevin, una reflexión satírica en torno a los estereotipos femeninos en las sitcoms tradicionales que rayó por debajo de las expectativas iniciales. Renovada en agosto por una segunda temporada, a finales de noviembre trascendía el fallo de AMC de darle boleto, con perdón, a la serie. Su caso puede equipararse al de la mencionada The Walking Dead: World Beyond: en ambos casos se ha considerado cerrado su ciclo tras dos temporadas, si bien nunca fueron necesariamente concebidas como series limitadas, al menos a dos volúmenes. Si acaso, puede evidenciar un cambio de estrategia de una compañía que tiene sus dos principales títulos The Walking Dead y Better Call Saul (a la postre una brillante extensión de Breaking Bad), a punto de llegar a su fin tras largas estancias en antena.

Murieron pero han resucitado

En los últimos años nos hemos acostumbrado a asistir a la reanimación de series sajadas en su plenitud por motivos diversos. Algunas de ellas, como Brooklyn Nine-Nine y Lucifer, han terminado este año después de haber tenido una segunda vida fructífera en nuevos canales, como ya hemos visto. Hay dos ejemplos claros de esto mismo a lo largo de 2021, dos series que hicieron valer el cariño e interés de los fans para ganar una segunda oportunidad.

Especialmente mediático fue el caso de Manifest, cancelada por NBC tras su tercera temporada, aún lejos de culminarse el plan narrativo de seis tandas que había previsto su creador, Jeff Rake. Desde el primer momento, y siguiendo ejemplos como los anteriores, los espectadores más fervorosos iniciaron una campaña intensa en redes sociales que encontró en Netflix a su principal objetivo. Tras largas negociaciones, y hasta una primera negativa, compañía y productores sellaron un acuerdo para continuar la ficción.

Ahora bien, Rake y los suyos tendrán que simplificar sus pretensiones argumentales iniciales, puesto que el acuerdo firmado se ciñe a la realización de "solo" 20 episodios adicionales. "Tendremos que ajustar el final", dijo el showrunner. Pero, en cualquier caso, habrá final.

El segundo caso quizás no tuvo tanto impacto mediático, al menos en coordenadas cercanas a las nuestras, pero es igualmente llamativo. Creada por Austin Winsberg, La extraordinaria playlist de Zoey también fue detenida por NBC tras dos temporadas en las que había conseguido un seguimiento fiel pero no suficiente para mantenerse en antena y, al menos, darle un final satisfactorio. Tras semanas de búsqueda de un comprador donde dar una continuidad a la ficción, la plataforma Roku rescató el título para producir un especial navideño, de lo más apropiado teniendo en cuenta el tono de esta serie musical, que se estrenó el pasado 1 de diciembre en Estados Unidos. No hay noticias de su llegada a España, aunque cabe esperar que la estrene HBO Max, que es la plataforma que cuenta con las dos primeras temporadas en su catálogo.

Las cancelaciones en USA, al peso

ABC

black-ish (8 temporadas)

American Housewife (5 seasons)

mixed-ish (2 temporadas)

Rebel (1 temporada)

Call Your Mother (1 temporada)

Amazon

Bosch (7 temporadas)

Goliath (4 temporadas)

The Pack (1 temporada)

Panic (1 temporada)

AMC

Que te den, Kevin (2 temporadas)

The Walking Dead World Beyond (2 temporadas)

BBC America

Killing Eve (4 temporadas)

CBS

Mom (8 temporadas)

NCIS: New Orleans (7 temporadas)

MacGyver (5 temporadas)

All Rise (2 temporadas)

The Unicorn (2 temporadas)

The CW

Supergirl (6 temporadas)

Black Lighting, (4 temporadas)

The Republic of Sarah (1 temporada)

Disney+

Diario de una futura presidenta (2 temporadas)

Elegidos para la gloria (1 temporada)

Epix

Perpetual Grace, LTD (2 temporadas)

Fox

Bless the Harts (2 temporadas)

Prodigal Son (2 temporadas)

FX

Mr Inbetween (3 temporadas)

Pose (3 temporadas)

FX on Hulu

Y: El último hombre (1 temporada)

HBO

Insecure (5 temporadas)

La materia oscura (3 temporadas)

Territorio Lovecraft (1 temporada)

History Channel

Vikings (6 temporadas)

NBC

Brooklyn Nine-Nine (8 temporadas)

Good Girls (4 temporadas)

Manifest (3 temporadas)

La extraordinaria playlist de Zoey (2 temporadas)

Debris (1 temporada)

Starz

American Gods (3 temporadas)

Hulu

Shrill (3 temporadas)

Netflix

Lucifer (6 temporadas)

Grace and Frankie (7 temporadas)

Queridos blancos (4 temporadas)

Atypical (4 temporadas)

Ozark (4 temporadas)

Muertos para mí (3 temporadas)

Lost in Space (3 temporadas)

Bonding (2 temporadas)

Mr. Iglesias (2 temporadas)

Cursed (1 temporada)

Cowboy Bebop (1 temporada)

Julie and the Phantoms (1 temporada)

The Crew (1 temporada)

The Irregulars (1 temporada)

Dad Stop Embarrassing Me (1 temporada)

Country Comfort (1 temporada)

Etiquetas
stats