Aviso: Spoiler

Sí, 'Cristo y Rey' llegó a su momentazo: la “noche de amor” de Bárbara Rey y Chelo García Cortés

Chelo (Adriana Torrebejano) ante Bárbara Rey (Belén Cuesta)

Cristo y Rey lanzó este domingo 26 de febrero su octavo y último capítulo en Atresplayer Premium, completando así su viaje aupada por la realidad y sin necesidad de efectos especiales, como explicamos en nuestra crítica.

'Cristo y Rey' culmina su viaje aupada por la realidad y sin necesidad de efectos especiales

Crítica | 'Cristo y Rey' culmina su viaje aupada por la realidad y sin necesidad de efectos especiales

La serie ha mostrado sobre todo a una Bárbara Rey (interpretado por una inconmensurable Belén Cuesta) maltratada y anulada por el giro oscuro de Ángel Cristo (encarnado por Jaime Lorente), pero también fuerte y empoderada para salir adelante. En ese proceso, fue vital el apoyo de su amiga Chelo García Cortés (a la que da vida Adriana Torrebejano).

Entre los dos personajes faltaba ver el que es sin duda su momento más recordado: la “noche de amor” que Bárbara Rey reconoció que había tenido con Chelo García Cortés en el Deluxe.

Esa frase, que se ha asentado como meme y broma en el imaginario colectivo y es muy usada y recordada en las redes sociales, no había tenido representación en toda la serie. Hasta llegar el octavo y último capítulo.

(Aviso: Spoilers)

El último episodio se centra, sobre todo, en el durísimo juicio que Bárbara Rey y Ángel Cristo tuvieron por la custodia de sus hijos, después de que el domador pegase una paliza a la vedette y la echase de casa. Cristo “compró” los testimonios de todos los testigos llamados a declarar, al mismo tiempo que filtraba informaciones dañinas a la prensa y concedía entrevistas en televisión, lo que dejó a Bárbara Rey al borde de quedarse sin sus hijos.

La vedette no se quedó quieta, e hizo un último intento de lograr un testimonio favorable visitando a Blasco, el amigo desde la infancia de Ángel Cristo (interpretado por José Milán, al que también veremos en Nacho como amigo de Nacho Vidal). Y al volver a casa de Chelo, en la que está alojada “huyendo” de su marido, se la encuentra llorando porque ha dejado a su novia, Paula.

Sucede en el minuto 27 del capítulo, y Bárbara Rey se sienta a su lado, preguntándole por qué la ha dejado. Chelo no es capaz de decírselo, sólo pudiendo mirarla a los ojos mientras llora. Bárbara comienza a animarla, diciéndole que habrá muchas otras “Paulas”, y que harán cola para estar con ella, y como gesto cariñoso le da un “pico” en la boca. Es entonces cuando Chelo se lanza y besa a Bárbara.

Tras unos segundos con sus labios unidos, Bárbara se aparta ligeramente, mientras Chelo permanece muy afectada. “Chelo...”, dice, y mientras ésta no para de llorar, masculla: “...Ya lo sé”. Pero le hace una petición: “Solo una noche”.

Entonces es Bárbara la que besa a Chelo, la agarra suavemente de la cara, y mientras se besan Chelo se pone encima de Bárbara en el sofá. La acción en la serie no va a más, y la imagen se funde a negro para conectar con la siguiente escena.

De esta forma, en su último capítulo, Cristo y Rey sí ha recogido uno de los momentos más famosos de Bárbara Rey, de los que ella había hablado públicamente. Sin embargo, y aunque sí lo ha apuntado por la amenaza que la vedette hace a la Casa Real, no ha llegado a mostrar que el CNI la pagó con dinero público para que no hablara de su relación con el rey Juan Carlos.

Etiquetas
stats