Lío judicial

Una víctima de Anna Sorokin demanda a Netflix por su representación en '¿Quién es Anna?'

Protagonista de '¿Quién es Anna?'

Netflix recibe una demanda de una víctima de Anna Sorokin, por motivos de difamación, en relación a su documental basado en hechos reales ¿Quién es Ana?.

'¿A quién le gusta mi follower?', el nuevo dating de Netflix con Luján Argüelles, ya tiene fecha de estreno y protagonistas

'¿A quién le gusta mi follower?', el nuevo dating de Netflix con Luján Argüelles, ya tiene fecha de estreno y protagonistas

La plataforma de streaming estrenó la miniserie en febrero de 2022, y se ha convertido en uno de los documentales de no-ficción más sonados. La historia trata sobre las estafas de la también conocida como Anna Delvey, que dejó tras de sí a una numerosa lista de víctimas, desde amigos hasta altos cargos.

Entre los afectados se encuentra Rachel Williams, que además de ser perjudicada por la estafadora, lo ha sido también por el documental, y por ello ha emprendido acciones legales contra Netflix por difamación.

En la serie, Katie Lowes, es la encargada de interpretar a la exeditora de fotografía de Vanity Fair, que recibe con los brazos abiertos los regalos y viajes caros que le ofrece Sorokin, pero que finalmente acaba traicionando a su amiga ante la policía.

Williams, conocida por su relación con Anna Sorokin, alegó a la demanda la naturaleza de su representación en el docudrama. El motivo de la demanda, presentada este mismo lunes en un tribunal federal de Delaware y obtenida por Deadline Hollywood, menciona que casi todos los detalles de su personaje en la serie fueron fruto de la imaginación y expuestos de forma negativa.

Enfatiza el hecho de usar el nombre completo de una persona real, junto con información personal, como su trayectoria laboral y escolar.

Además, señala detalles exactos de los supuestos errores de la serie. Ella explica que a veces pagaba las bebidas con Delvey y en otras ocasiones compartía la cuenta, sin embargo la serie mostraba cómo Sorokin lo pagaba todo.

“Williams no dejó de ser amiga de Sorokin porque ésta tuviera problemas en Marruecos, sino porque posteriormente descubrió, a su regreso a Nueva York, que Sorokin era una mentirosa y una estafadora cuyas declaraciones y promesas habían inducido a Williams a incurrir en responsabilidades por valor de unos 62.000 dólares en nombre de Sorokin, que eran falsas, y que sólo le reembolsó 5.000 dólares a pesar de las numerosas promesas de reembolsarle 70.000 dólares para dar cuenta de la totalidad de la deuda y de los gastos de demora incurridos”, se puede leer en la demanda.

Netflix lanza balones fuera

El futuro de la demanda no sería prometedor teniendo el cuenta un detalle importante, el cual puede verse en el comienzo de cada uno de los nueve capítulos de la serie. Y es que en ellos se lee: “Esta historia es completamente cierta. Excepto las partes que son totalmente inventadas”, así lanza la plataforma “balones fuera” en su descarga de responsabilidad por el camino elegido para el guion de esta miniserie. Algo que además podrían usar para alegar a su favor.

¿Quién es Anna? está basada en un artículo que se publicó en 2018, en la revista New York, que cuenta cómo Sorokin consiguió estafar millones de dólares y engañar a la élite de Manhattan, haciéndose pasar por una heredera alemana.

Etiquetas
stats