Entrevista Vertele.com

Ángel Martín: "Ya no me divertía en el programa"

Hablamos con el presentador, que se alegra de no volver a hablar de esa "pandilla de buitres y carroña"

Ángel Martín podrá seguir haciendo -como dijo recientemente Pepe Navarro- 'tele de autor' en laSexta. Y ahora más que nunca porque el actor y presentador ha vuelto tras dos meses de vacaciones a Sé lo que hicisteis con aires bastante renovados.

"Tira le tele a la basura y crea su propia realidad humorística", decía la cadena sobre él en la presentación de temporada, y así se ha comprobado en estos tres primeros días de programa. Era algo que "deseaba" hacer el antiguo analista de medios, como confiesa a Vertele.com, porque "llega un momento que, si una cosa no te divierte, ¿para qué lo vas a seguir haciendo?."

En este sentido, reconoce que "si las cadenas te prohíben de manera legal emitir sus imágenes, se convierte en ridículo hacer un programa de 'zapping' sin vídeos." Además, Ángel Martín nos habla también -inevitablemente- del nuevo y duro competidor de Cuatro, Tonterías las justas, "programa 'cojonudo y una maravilla", según lo define.

Deja de ver la televisión esta temporada...

Lo dejo por completo. Dejo de ver las cosas que no me gustan.

¿Tenía ganas de dejar de hablar de tele?

Lo estaba deseando. Llega un momento que, si una cosa no te divierte, ¿para qué lo vas a seguir haciendo? Sobre todo si eres cómico, porque necesitas la motivación de divertirte en tu trabajo.

¿Desde cuándo no se divertía haciendo el programa?

Desde hace tiempo ya. Llega un momento que tu cabeza lo toma como una obligación e intentas hacer la misma broma de otra manera diferente. Pero, si las cadenas te prohíben de manera legal emitir sus imágenes, se convierte en ridículo hacer un programa de 'zapping' sin vídeos. Se intentó y durante una época funcionó, el programa salió bien... pero llega un momento en que si todas las cadenas te lo prohíben, ya no lo puedes hacer.

Un cómico tiene la posibilidad de hacer otra cosa si hay algo que no le gusta. Me puse a hacer monólogos porque, de vez en cuando, me aburría. Y eso fue un subidón. Es verdad que cuando llegas al programa te lo pasas muy bien con la gente, aunque lo que haces no te divierta del todo.

¿Hay algún personaje del que se alegre especialmente no tener que volver a hablar de él?

De todos. La prensa del corazón me parece despreciable, una pandilla de carroña y buitres. Es basura, pero si la gente lo quiere ver... Sé lo que hicisteis tiene que estar orgulloso de algo, y es que mostrábamos lo que hacían los programas de corazón y la barbaridad que era. El que quiera seguir viéndolo, es porque le interesa.

¿Se ha llegado a plantear dejar el programa?

No, la fecha de caducidad es cuando no llegas a divertirte, pero hay un problema: Y es que SLQH es como un hijo, y aunque ves que no es lo que era, no lo puedes dejar porque le tienes mucho cariño.

¿Ha visto Tonterías las justas?

Sí, y me parece un programa 'cojonudo'... una maravilla. Ha pasado algo muy divertido y es que, de repente, hay dos programas de humor en la sobremesa y la gente tiene que elegir entre Flo o Patricia Conde, pero antes no era así. Que nos quiten toda la audiencia que quieran.

¿Ha recibido alguna oferta para dejar SLQH...?

Firme, no. Al principio de SLQH recibí una llamada de Cuarzo, pero no sé para lo que era.

¿Nunca le han puesto un cheque en blanco para dejar el programa y fichar por una cadena?

Si me ponen un cheque en blanco te juro que no estoy aquí mañana (risas).

¿Cree que con SLQH... se ha cerrado puertas?

No, el problema es que la gente se lo lleva a lo personal.

¿Y qué le ha parecido la marcha de Paula Prendes del programa?

Me parece bien porque eso demuestra que te tienes que ir donde quieres estar. Ella lo tiene claro, le ha salido una oportunidad y la ha aprovechado.

¿Nunca se ha encontrado a Paolo Vasile?

Nunca.

¿Qué le diría si se encuentra con él?

Hola.

¿Y después?

Nos saludaríamos y él seguiría hablando con sus amigos y yo, con los míos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba