Veterano periodista

Condenado el rostro de BBC por inventar que mató a su amante

El presentador irá a la cárcel tras "hacer perder el tiempo" a la policía

El veterano presentador de la BBC Ray Gosling, que dijo que había practicado la eutanasia a su pareja, ha sido condenado este martes por un tribunal británico a 90 días de prisión suspendida por hacer perder el tiempo a la Policía, después de que la Fiscalía determinara que la confesión era falsa.

Gosling, de 71 años, explicó que su novio padecía sida y sufría fuertes dolores, por lo que decidió asfixiarlo con la almohada mientras se encontraba ingresado en el hospital.

Aunque en un primer momento fue detenido como sospechoso de asesinato, finalmente fue acusado de hacer perder el tiempo a la Policía, después de que la Fiscalía dijera que existen pruebas suficientes para "ofrecer una posibilidad realista de demostrar que la confesión de Gosling era falsa", según la BBC.

El presentador admitió su culpabilidad por haber hecho perder el tiempo a la Policía. "Digby Johnson, mi abogado, dice que técnicamente soy culpable", declaró en su alegato.

Gosling pidió disculpas a la familia de su pareja "por la angustia" que le haya podido provocar y también se disculpó porque "aparentemente he hecho perder el tiempo a la Policía". Por ello, un tribunal de Nottingham le ha condenado a 90 días de prisión suspendida.

Formaba parte de un documental sobre la eutanasia

La confesión de Gosling formaba parte de un documental de la BBC sobre la eutanasia, que fue retransmitido el 15 de febrero.

"Quizás éste sea el momento de revelar un secreto que he guardado durante mucho tiempo", decía Gosling. "Una vez maté a alguien, era un chico joven, era mi pareja y tenía sida" y añadió: "en el hospital una calurosa tarde el médico me dijo ''no hay nada más que yo pueda hacer'' y él tenía unos fuertes dolores. Entonces le dije al doctor que me dejara un momento a solas con él y se fue".

"Entonces cogí una almohada y lo ahogué con ella hasta que estuvo muerto. El médico regresó y le dije ''se ha ido'' y nadie me dijo nada más", concluyó el presentador su historia.

Al día siguiente a la retransmisión del documental, el presentador fue invitado a un programa de televisión y reiteró su confesión. También mantuvo la misma versión cuando fue interrogado por los investigadores durante las pesquisas, que comenzaron el 16 de febrero.

En el cuarto de cinco interrogatorios que se llevaron a cabo durante dos días admitió que no estuvo presente cuando su pareja murió y que se había inventado que le había asfixiado con la almohada.

"No era una historia, teníamos un pacto"

Sin embargo, este martes antes de la vista declaró: "No era un historia, teníamos un pacto". "Lamento que la Policía crea que he gastado 1.800 horas de su tiempo. Yo no creo que lo haya hecho", añadió.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba