Conmoción en Hollywood por su repentina muerte

Fallece Philip Seymour Hoffman a los 46 años

Fallece Philip Seymour Hoffman a los 46 años
Fallece Philip Seymour Hoffman a los 46 años

El cuerpo del oscarizado actor ha sido hallado este domingo en su apartamento de Manhattan. Una sobredosis, posible causa. Considerado uno de los mejores actores de su generación, era un rostro fijo en el cine de Paul Thomas Anderson. Recientemente había participado en la saga 'Los Juegos del Hambre' y preparaba su segundo filme como director. Trabajaba, además, en su primer trabajo de relieve en televisión, la comedia negra 'Happyish' para Showtime

Philip Seymour Hoffman, ganador de un Oscar por Truman Capote, ha sido hallado muerto en la mañana de este domingo en su apartamento de Manhattan, según informa The Wall Street Journal. Tenía 46 años.

Ha sido un amigo del intérprete el que ha encontrado el cuerpo, ya sin vida, en su domicilio y quien llamó al 911. La policía está investigando para determinar las causas de la muerte, aunque fuentes como The New York Post apuntan a una sobredosis. Hoffman había sido ingresado en una clínica de desintoxicación para tratar su adicción a la heroína.

Considerado uno de los mejores actores de su generación, si no el mejor, era un rostro fijo en los repartos de Paul Thomas Anderson, para el que trabajó en Hard Eight, Sidney, Boggie Nights, Magnolia, Punch Drunk Love (Embriagado de amor) y The Master (por esta última recibiría una nueva nominación al Oscar en la edición de 2013).

Una de sus últimas apariciones públicas fue en el pasado Festival de Sundance, donde presentó A Most Wanted Man, de Anton Corbin y God's Pocket. Recientemente había participado en la saga Los Juegos del Hambre y ultimaba los preparativos de su segunda película como director, Ezekiel Moss. Además, había rodado el piloto del que iba a ser su primer proyecto televisivo, Happyish.

Un actor todoterreno que dedicó su vida a la interpretación

Nacido un 23 de julio de 1967, Hoffman comenzó a interesarse en la interpretación muy joven. Ya en sus años de instituto se invulocró activamente en la compañía del centro, y luego se matricularía en la Universidad de Nueva York para continuar su formación. De allío salió graduado en arte dramático en 1989.

Aunque su debut en el mundo del cine tendría lugar en 1991, con la inédita en España Triple Bogey on a Par Five Hole, no sería hasta 1997 cuando su trabajo alcanzaría relevancia: fue en Boogie Nights, de su amigo Paul Thomas Anderson. Con él ya había trabajado en su filme de debut como realizador, Hard Eight Sidney (junto a Gwyneth Paltrow o Samuel L. Jackson), y seguiría conectando en siguientes trabajos: Magnolia (1999), Punch-Drunk Love (Embriagado de amor) (2002) y, más recientemente, The Master (2012). Su personificación de Lancaster Dodd, un papel inspirado en el fundador de la cienciología Ron Hubbard, le granjearía su cuarta nominación al Oscar, en 2013.

Merecedor de un premio Oscar y de otras tres nominaciones

Sin embargo, este neoyorquino ya había recibido un primer eunuco dorado siete años antes, tras mimetizarse con el escritor y periodista Truman Capote en la cinta homónima dirigida por Bennett Miller, en la que se narraba el proceso de documentación del libro A sangre fría. Luego, entre Capote y The Master, añadiría otras dos nominaciones como actor de reparto -por La guerra de Charlie Wilson (2008) y La duda (2009)- a un currículo en el que también figuran otros reconocimientos de calado. A saber: un Globo de Oro, tres Independent Spirit Awards, cinco premios Chlortrudis, dos Satellite Awards, un premio de la Screen Actors Guild, y la Copa Volpi del Festival Internacional de Cine de Venecia, ex aqueo con Joaquin Phoenix. Una kilométrica lista de premios no solo imposible de resumir, sino que no podrán plasmar en verdad la trascendencia de su talento y de su inabarcable variedad de registros.


*Philip Seymour Hoffman recoge su Oscar, en la 78ª edición de los Premios

Icono del cine indie, se lució en superproducciones como 'MI:III' o 'En llamas'

Tras el éxito de Boogie Nights no tardó en ser encumbrado como uno de los rostros más representativos del circuito independiente estadounidense. En ese sentido, destacan sobremanera sus actuaciones en Happiness de Todd Solonz o en El gran Lebowski, de los hermanos Coen, en los noventa; La última noche, de Spike Lee; o Con amor, Liza, del también actor Todd Louiso, La familia Savages, de Tamara Jenkins, o Synecdoche, New York, por citar solo algunas.

En cualquier caso, acertó con tino producciones de grado medio con otras de gran escala: suyos fueron, por ejemplo, el periodista de El Dragón Rojo; el zafio pero encantador compadre de Ben Stiller en ...Y entonces llegó ella; o el temible villano de Misión Imposible III, en plena resaca de su Oscar. Eso sin hablar de su participación en la saga iniciada por Los Juegos del Hambre. El actor se enroló, en la segunda entrega de la franquicia, En llamas, y acababa de retomar su rol en las dos últimas, Sinsajo Parte I y Parte II, rodadas en 2013.

A lo largo de sus más de veinte años de carrera fatalmente interrumpidos, Philip Seymour Hoffman trabajó con directores y guionistas como Sidney Lumet (Antes que el diablo sepa que has muerto), David Mamet (State and Main), George Clooney (Los idus de marzo), Richard Curtis (en la contagiosamente alegre Radio encubierta), Walter Hill (La huída) o Aaron Sorkin (suyo era el guion de Moneyball: rompiendo las reglas). Además, había hecho sus pinitos en la dirección: en 2010 firmó Jack Goes Boating, que él mismo protagonizó y que gozó de una buena recepción crítica; y en la actualidad preparaba Ezekiel Ross, otro filme para el que tenía fichados a Jake Gyllenhall y Amy Adams, a partir de un guion de Keith Bunin.


*Trailer de 'Jack Goes Boating', su debut en la dirección

Dos premios Tony avalan su extensa trayectoria en los escenarios teatrales

Aparte del cine, Philip Seymour Hoffman desarrolló un muy activo trabajo paralelo en los escenarios. En 2000 recibió un Tony al Mejor Actor por el montaje de True West de Sam Shepard, y tres años después levantaría de nuevo el mismo galardón por la obra de Eugene O'Neill Long Day's Journey into Night. Sus aspiraciones como director encontraron acomodo también en el teatro: fue responsable de distintos piezas a lo largo de su carrera y ejerció de co-director artístico de la LAByrinth Theater Company de Nueva York.


*Hoffman, junto a Andrew Garfield en la representación de 'Muerte de un viajante' en Broadway (2012)

Preparaba 'Happyish' para Showtime, su primer trabajo de relieve en TV

La televisión era un medio con poca presencia en su trayectoria (una temprana aparición en Ley y orden, a comienzos de los noventa), al menos hasta 2013, cuando grabó y produjo el piloto de Happyish, una comedia negra para Showtime de la que el canal de cable encargó una temporada completa, como recogía The Hollywood Reporter. Rhys Ifans (con quien coincidió en la mentada Radio encubierta) y Kathryn Hann lo acompañaban en el reparto. Sin el actor, el futuro del proyecto es poco menos que incierto.


*Philip Seymour Hoffman en el 69º Festival de Venecia (2012)

Philip Seymour Hoffman deja tres hijos, fruto de su relación con la diseñadora de vestuario Mimi O'Donnell. Eran pareja desde 1999, cuando se conocieron trabajando en In Arabia We'd All Be Kings, una obra que él mismo dirigió en 1999.

Con su pérdida, Philip Seymour Hoffman deja un hueco imborrable en la industria del cine, el de un actor superlativo, una presencia imborrable e irrepetible. El apelativo del mejor de su quinta se queda corto, como irremediablemente truncada su galería de trabajos para el recuerdo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba