Crónica Vertele, minuto a minuto

Secretos de Casillas sobre Mourinho, el beso del Mundial y 'Sara lo pasó mal'

Secretos de Casillas sobre Mourinho, el beso del Mundial y 'Sara lo pasó mal'
Secretos de Casillas sobre Mourinho, el beso del Mundial y 'Sara lo pasó mal'

El portero recordó sus inicios y su debut en el Real Madrid, "la noche antes lo pasé muy mal". También explicó su polémica relación con el entrenador, sus conversaciones con jugadores del Barça y su despedida. También confesó sus dos mejores momentos en el fútbol. Según la periodista, él "engañó a toda España con el beso del Mundial"

Por Paula Hergar

Bertín visitaba la casa de Íker Casillas y Sara Carbonero, siendo esta una de las entregas de 'En la tuya o en la mía' que más expectación causaba entre la audiencia. Por lo inusual de escuchar y ver a la pareja en situaciones más íntimas y por lo que pudieran explicar sobre sus experiencias personales y profesionales.

El portero narró desde sus inicios hasta su criticada despedida del Real Madrid. También explicó, por primera vez, el detonante que desencadenó la mala relación con Mourinho y su decisión de no responder a sus críticas. Carbonero dijo que estaba "muy tranquila" con su nueva vida, que Íker no era el yerno perfecto pero que era imposible no quererlo.

La "fama de tacaño" de Iker Casillas

Osborne esperaba a Iker a la salida de la ciudad deportiva Porto F.C. y partían a casa del futbolista. Empezaban ya bromeando, al decir Osborne que le habían dicho que Casillas tenía "un cocodrilo en el bolsillo", por no querer pagar un euro para ir por autopista.

Fernándo Hierro explicaba, entre risas, una historia en la que aseguraba que una vez le dejó a Iker 5000 pesetas para que se fuera en taxi a Móstoles y este se fue en metro y se quedó el dinero. Según Casillas eso no ocurrió así.

Alejandro Sanz también hablaba de la "fama de tacaño" de Íker, según el cantante, si el futbolista "organiza un bautizo, lo acabas pagando tú".

El cambio a Portugal de Íker y Sara: "Esta es la vida del futbolista"

"¿Cómo llevas este cambio?", le preguntaba el presentador a Íker. "Es la vida del futbolista", normalizaba él, "era un privilegiado por quedarme tanto tiempo en mi equipo, pero ahora nos ha tocado". En cuanto a Sara, él aseguraba que "ha cambiado mucho su dinámica de trabajo", pero lo llevaba bien.

En cuanto a sus planes de vacaciones, el futbolista decía que "antes cuando estaba en Madrid me gustaba salir fuera de España, y ahora, tengo claro que me gustaría quedarme por España, porque lo echo de menos".

Bertín le confesaba a Íker que "tenía una ilusión enorme de hacer este programa contigo, porque te mereces el homenaje más grande de la historia del futbol en nuestro país".

"Gracias", le respondía el futbolista, y narraba que para él el levantamiento de copa en Sudáfrica "fue un momento mágico", ya que "es un momento con el que sueña todo futbolista". Aseguraba que "teníamos todos los ingredientes necesarios para ser campeones del mundo".

Íker Casillas: "Éramos 300 chavales haciendo la prueba para el Real Madrid y solo hice carrera yo"

"Mi padre siempre había sido muy futbolero", explicaba Casillas, "él era Guardia Civil y por eso nos mudamos de Madrid al País Vasco. Pero poco después volvimos a la capital".

El portero explicaba cómo empezó en el equipo: "Un día había un anuncio en un periódico deportivo en el Marca y buscaban chavales del 1981, rellenamos la solicitud con mi padre y esperamos a que nos llamaran. Hasta que nos llegó un sobre para hacerme la prueba y allí empecé".

La prueba la hizo con 8 años y medio. "El primer partido que hice fue horrible". "Había una demanda de 300 chavales y de todos, el único que hizo carrera en el equipo fui yo. La realidad es esa, de 300, 299 sueños se quedan por el camino".

Íker, decía que no tenía claro que quería ser futbolista, sino que "siempre tuve claro que quería ser portero. Era consciente de que se me daba bien".

Bertín le preguntaba por la fama de juerguistas de los futbolistas. "Todos hemos tenido nuestro momento, hay tiempo para todo. Pero tienes que ser consecuente contigo mismo y con el resto", indicaba Casillas. "La gente tiene un sentimiento, y tienes que entenderlo".

Los momentos más difíciles de Íker Casillas

Lo que no se cuenta, decía Íker, es que también pasó momentos difíciles: "Antiguamente en el juvenil A, ya te estaban pagando 90 euros al mes. Mis guantes tenían parche sobre parche y sobre parche".

"Yo todos los días me cogía el metro desde Móstoles a Madrid". Y Bertín recordaba la famosa frase del portero en la que dijo: "Yo no soy galáctico, soy de Móstoles", con la que ambos rieron.

Y recordando la enseñanza que le impartieron en el club, Casillas decía que "te enseñan sobre todo disciplina, y agradezco que me hayan formado así como persona. La puntualidad, por ejemplo, me la inculcaron de pequeño".

Íker: "La noche en la que me comunicaron que iba a debutar lo pasé muy mal"

En el año 97 "yo estaba en clase cuando de repente me llamaron y me dijeron que 'se ha lesionado Cañizares y tienes que ir con ellos a Noruega", recordaba narrando cómo fue su debut con el primer equipo.

El día antes de mi debut en San Mamés, "tuve muchos nervios, muchos temblores, he estado jugando en 3ª división hace dos meses... el público, medios de comunicación... lo pasé mal".

Íker denunciaba las condiciones con las que vivieron durante el Mundial Sub-20 en Nigeria, "nos acompañaba el ejército, dormíamos en colchones que eran tablas..."

Luis Aragonés y la labor de capitán

Íker empezó a narrar la efusión del Mundial, desde el principio: "Cuando llegamos a la Eurocopa era una selección muy nueva éramos conscientes de que si pasábamos ese sufrimiento, éramos campeones de Europa".

"Luis Aragónes, fue clave", confesaba Casillas. "Creo que las pitadas con Luis, fueron excesivas. Muy excesivas". "A los anteriores seleccionadores también hay que agradecerles", quería recordar el futbolista.

"Ser capitán no es solo llevar el brazalete", reconocía Íker a Bertín, "también es tomar decisiones que van a estar siempre en el punto de mira. Lo que me ha pasado a mí a lo largo de los últimos años".

Los dos momentos más felices de Íker en el futbol

Iker, sobre el gol de Iniesta: “Junto con la final de Saint Denís, han sido los dos momentos más felices en el fútbol” y aseguraba que "nunca lo voy a olvidar".

"Aunque después nos critiquen por otras cosas, con el tiempo verán la importancia de lo que hicimos", decía Íker, “lo que hemos conseguido no lo ha conseguido nadie en la historia del fútbol y va a ser muy difícil volver a verlo”.

Íker y Mourinho, el detonante de su mala relación

Casillas empezó a relatar cómo fue la época con Mourinho: "Mi relación al principio siempre fue buena con él", aseguraba. Pero "en la segunda temporada el Barcelona empezó fuerte, en el Camp Nou pasaron una serie de cosas... y yo quería calmar la fricción entre los jugadores del Barça y del Madrid. Yo tengo un club del futbol al que me debo y una selección"

Aún así, Casillas decía que "ganamos la liga de los récords pero habíamos tenido un año difícil, aunque mi relación seguía siendo buena, no muy, pero buena" con Mou.

"Nuestra relación empieza a empeorar cuando el equipo no va bien en la temporada 2012 y 2013". Ahí, empeora todo: "Parece que le sentaba mal que yo hablara con los jugadores del Barça para suavizar el tema. Yo lo que le dije a Xavi que como sigamos así nos vamos a cargar el futbol español'. Yo tenía que actuar como capitán del Real Madrid y de la Selección española". Y al entrenador eso no le gustó., decía Íker.

Según el portero: "Lo que se vendía es que yo me había bajado los pantalones, que no miraba por el club..."

La guerra Casillas-Mourinho: "Lo pasé jodido"

"Luego Mourinho apostó por otro", relataba Casillas, "algo en lo que yo no me meto, porque es un crack y después llegó mi lesión. Pero sus gestos en las ruedas de prensa..." algo que también molestaba a Bertín.

Casillas decía que "no quise contestar nunca porque miraba por la tranquilidad de mi club. Y lo volvería a hacer otra vez, no quería empezar una guerra". "El último año era una situación fea, yo también estaría equivocado en muchas cosas, él también, pero preferí dejar pasar el tiempo".

Lo pasó "jodido" en la cuestión personal, confesaba Íker. "Intentaba que no me afectase pero era constante. Sin hablar, había una guerra de Mourinhistas contra casillistas".

"¿Crees que tu salida del Madrid fue culpa de Mourinho?", preguntaba Osborne. "Mi situación en el Madrid ya estaba viciada, y luego llegó Ancelotti que apostó por otro, una buena decisión, pero yo ya no me sentía bien con mi situación personal. Yo quería entrenar, jugar al futbol", respondía el portero.

En cuanto a la criticada despedida que le dieron en el Club, Casillas sentenció: "Yo tuve la despedida del Club que quería tener".

Sara Carbonero

"¿Cómo conociste a Sara Carbonero?", le preguntaba Bertín. "Ella cubría la información del Madrid o de la elección y ahí nos conocimos. Luego empezamos a mandarnos mensajes y un día sin darte cuenta, la historia de amor se ejecuta", explicaba Íker.

Sobre el famoso beso del Mundial, el portero decía que "fue así, sin más, me surgió". Porque según él, "ella también lo pasó bastante mal, se metieron mucho con ella, y el beso fue el broche final para ese momento. Lo curioso es que Felipe y Letizia empezaron a aplaudir".

En ese momento llegaba Sara a acompañarles y Bertín le preguntaba cómo llevaba su nueva vida: "Muy bien, muy diferente a cómo vivíamos antes y muy tranquilos. Echamos mucho de menos a nuestra gente pero vamos y venimos", respondió la tímida periodista.

Ella, quiso aclarar que Íker, "con el beso engañó a toda España porque luego no es tan perfecto", decía. "Él me dijo cuando empezamos que todos los porteros eran un poco especiales", y por eso era imposible no quererle, reía.

En cuanto a las noticias que ella debía dar, durante la época más polémica del jugador en el Madrid, Sara dijo que "él era noticia todos los días pero por eso siempre he pecado de tener más cuidado".

¿Cuál es el mejor jugador del mundo para Casillas?

"¿Alguna noche te despertaste con pesadillas?" preguntaba Bertín, e Íker respondía: "Estaba agotado de salir cada día en la prensa. No podía más".

Casillas le preguntaba a Bertín: "¿te gustaría presidir el Madrid?", "Hombre, esa es la ilusión de cualquier madridista".

Bertín le ponía en un apuro a Casillas al preguntarle "¿Cuál es el mejor jugador del mundo?". "Ahora mismo hay dos jugadores que están por encima del resto. Crstiano me ha ayudado a ser mejor y ganar títulos, a Messi lo he tenido al frente y no he tenido el gusto de conocerle. Pero tengo que tirar para lo mío, así que Cristiano".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba